martes 15 de octubre de 2019 - Edición Nº2211
Diario Full » POLITICA y POLITICOS

La angustia de Cristina y el regreso para el 17

La salud de su hija Florencia pega de lleno en el escenario politico con el acto por el 17 de octubre a la vista,


TAGS: JOURY
Por:
Jorge Joury
La salud de Florencia Kirchner vuelve a ocupar el centro de la escena. Hace unas horas, desde Comodoro Py dieron cuenta que el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) acaba de recibir el último informe sobre la salud de la hija de la ex presidenta. Según las fuentes, es de pocas páginas, con la firma de dos médicos, sin información nueva sobre el estado de salud, pero con la reiteración que la joven se encuentra impedida de viajar. Los jueces no solicitarán en el corto plazo una nueva actualización, ya que se presentaron constancias de su cumplimiento ante la orden de comparecer ante la embajada de nuestro país en Cuba. 
Florencia está siendo tratada en el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (Cimeq) de La Habana. A diferencia de la mayoría de los hospitales de Cuba, éste no es de acceso universal y está reservado para los altos mandos del Gobierno de ese país, sus familias e integrantes de las fuerzas armadas. Hay que destacar que en el Cimeq estuvieron Fidel y Raúl Castro, Hugo Chávez y Evo Morales, entre otros.
La candidata a vicepresidenta de la Nación se encuentra en Cuba acompañando a su hija que permanece allí desde marzo. Durante el viaje anterior, el TOF 5 ordenó que la defensa de Florencia Kirchner presente un informe actualizado sobre su estado de salud.
El Tribunal Oral 5 es el responsable de juzgar a la familia Kirchner por lavado de dinero, y había ordenado información actualizada sobre el estado de salud de Florencia. Pese a las especulaciones sobre un agravamiento en la salud de la joven, el nuevo informe reitera que su diagnóstico no ha variado. Florencia Kirchner sufre un "trastorno de estrés postraumático y un linfedema ligero de miembros inferiores", indica la documentación.
En los papeles se señala que Florencia está recibiendo los tratamientos necesarios pero no menciona que se encuentre internada. Quienes la asisten reiteraron que no se encuentra en condiciones de viajar, ya que esto podría agravar su cuadro.  
UN 17 DE OCTUBRE PARA SABOREAR LA VUELTA
Si no hay sobresaltos, todo indica que Cristina Kirchner volverá el próximo martes al país. Será justo 17 días antes del cierre de la campaña de las elecciones generales del domingo 27. Aunque todos admiten en su entorno que sus ojos están más puestos en la salud de su hija que en el 27 de octubre, la ex mandataria conoce en detalle y es informada a diario, de los pasos que va dando Alberto Fernández. También las movidas de Mauricio Macri y las marchas del Si Se puede, forman parte de los informes que recibe, además de las encuestas. " No hay que descuidarse. Hay que asegurar el voto. Los que están nerviosos son ellos", sostiene.
Además, CFK no quiere perderse el mega acto por el 17 de octubre Día de la Lealtad Peronista en Santa Rosa, La Pampa, donde el Frente de Todos pondrá toda la carne al asador con la presencia de todos los candidatos y los gobernadores partidarios.
El candidato a diputado nacional por el Frente de Todos de La Pampa, Hernán Pérez Araujo, declaró que la decisión de Alberto Fernández de encabezar en Santa Rosa el acto por el Día de la Lealtad es "un reconocimiento al gobernador de la Pampa, Carlos Verna, como uno de los dirigentes que inició el camino de unidad de todo el peronismo".
No obstante, por estas horas la salud de Florencia, es la mayor de sus preocupaciones. Eso le genera un estrés amplificado en pleno proceso electoral. Tuvo que viajar sorpresivamente y suspender sus actividades. Este es el sexto viaje que a la isla, preocupada por el cuadro de delgadez extrema y la profunda depresión  que presenta Florencia. El abogado de Cristina, Alberto Beraldi, dijo que el tratamiento de Florencia Kirchner en Cuba "va evolucionando".
EL CAMINO DE LOS ENIGMAS
No obstante, las preguntas y los enigmas son múltiples. ¿Qué tiene? ¿Qué le pasa? ¿Por qué no vuelve? ¿Cómo pasa sus días en La Habana y cuál es el tratamiento que le aplican en una clínica de elite ? . Se asegura que
Florencia tiene un cuadro complejo. Además del linfedema, que le genera una fuerte hinchazón en las piernas, sufre un cuadro de depresión. "Es lo suficientemente importante como para que esté en Cuba alejada de su familia y de su hija", describen quienes conocen de primera mano los detalles de su salud. Además, durante los primeros meses en Cuba sufrió ataques de angustia y tuvo que ser tratada por desórdenes en la alimentación.    
La última vez que CFK hizo referencia a su hija Florencia en un acto público fue en La Plata. En rigor, apenas pudo decir que se sentía responsable por lo que le pasaba y tuvo que dejar de hablar porque se quebró al borde del llanto. Fue ante una pregunta de su entrevistador, el escritor y periodista Marcelo Figueras, sobre cómo la había transformado el dolor. CFK en esa oportunidad afirmó que "el dolor puede convertirte en una bestia herida con ganas de hacer daño a los demás o puede convertirte en alquien que se solidariza con todos aquellos que sufren". Reconoció además,  que fue a partir de la muerte de Néstor Kirchner que empezó a sacar fuerzas de la gente y cuando se disponía a enumerar los cambios que había vivido retomó la pregunta con la historia de su hija: "lo de Florencia también fue una cosa muy dura. Es muy dura. Es muy dura para mí todavía -dijo-, porque además no está él, que era su padre y -tuvo que hacer una pausa- yo me siento responsable". Ya no pudo decir más.
CUADRO DE ESTRES POSTRAUMATICO
Hay que señalar que la salud de Florencia Kirchner ha disparado numerosas historias y también ha levantado el ego entre los detractores de la ex mandataria. Por lo que se sabe, Florencia se encuentra desde febrero en el país caribeño afectada de "trastorno de estrés postraumático", tal como informó la familia ante la justicia. La joven había viajado para hacer un curso de guión de cine y desde entonces permanece en tratamiento por un cuadro de "linfedema, depresión y bajo peso", por lo que no volvió a la Argentina. 
También se menciona que ese cuadro la llevó a tener que dejar a su hija Helena al cuidado de su ex pareja, Camilo Vaca Narvaja y de CFK. De acuerdo con el relato de Vaca Narvaja, la familia lleva con sumo cuidado el tema de cómo le informan a la niña el estado de salud en el que se encuentra Florencia. “Tratamos de no hablarle mucho, pero por supuesto que sabe que su madre está en Cuba por temas de salud. La verdad es que Cristina es una abuelaza y siempre estuvo presente en todo este difícil proceso”, contó Camilo, quien cada vez que es consultado prefiere no dar detalles de la salud de su ex pareja. Con respecto al contacto entre Helena y Florencia, el ex yerno de Cristina aseguró que se comunican a través de internet. “Florencia habla todos los días con su hija por video llamada”, detalló. Sin duda, para Vaca Narvaja el cuidado de Helena es un tema fundamental que supera cualquier cuestión ligada a su rol de ex pareja de Florencia. “Nuestra hija es una prioridad y siempre voy a estar para acompañar a la familia”, expresó.  
SUFRE UNA DEPRESION MUY FUERTE  
En julio, Vaca Narvaja dio detalles del estado de salud de su ex pareja y aseguró que atraviesa “una depresión muy fuerte. Florencia no está bien. Es un cuadro complejo que tiene un tratamiento y un acompañamiento psiquiátrico y psicológico”, reveló.
“Tiene un linfedema que ya lo había tenido durante el embarazo, un cuadro de estrés postraumático y una depresión muy fuerte, que se agravó con toda la persecución judicial y mediática que vivió”, agregó en diálogo con AM 990.
“Lo de Cristina es increíble, ella tuvo que ir a vivir a la casa de Florencia para que Helena no tenga tantos cambios, es una abuela muy presente, muy atenta y es fundamental en todo lo que estamos viviendo”, explicó.
Florencia y Camilo estuvieron en pareja entre 2014 y 2016 y fruto de esa relación en agosto de 2015 nació su hija Helena. 
Según fuentes que no pertenecen al mundo K, sería cierto que el tratamiento de Florencia no estaría dando resultados positivos y que su estado empeora, marcado por una fuerte depresión pero que no sería su problema más grave, como así tampoco los padecimientos incluidos en el diagnóstico que contó en un primer momento Cristina.  
El 14 de marzo pasado, a través de un video publicado en las redes sociales, Cristina confesó: “la salud de mi hija fue devastada, no puede permanecer sentada ni de pie". Y reveló que padecía un "trastorno de estrés postraumático" con un diagnóstico de "síndrome purpúrico en estudio, polineuropatía sensitiva desmielinizantede etiología desconocida, amenorrea en estudio, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada".
El síndrome purpúrico se traduce en manchas en la piel; la polineuropatía sensitiva desmielinizante de la que no se conoce el origen se trata de un trastorno neurológico. Estando en Cuba, se le recomendó un tratamiento ambulatorio que comenzó en el CIMEQ, en centro de referencia de salud en la isla.  
 Según habían afirmado ex funcionarios el gobierno de Cristina, el estrés que padece Florencia se liga tanto a estas causas en su contra como a la "persecusión mediática" que atenta contra su perfil bajo y su voluntad de mantener una vida separada de la política. Lo cierto es que lejos de cualquier especulación, hay algo irrebatible. Que Cristina siendo un animal político esté en Cuba en plena campaña, habla que su hija no está bien.
 
 *Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Para consultar su blogs, dirigirse al sitio: Jorge Joury De Tapas.       
 

Libre de virus. www.avast.com

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS