jueves 12 de diciembre de 2019 - Edición Nº2269
Diario Full » POLITICA y POLITICOS

Hay fuerte rosca por el reparto de 1.500 cargos en un futuro gobierno de Kicillof

*Por Jorge Joury.- Axel Kiccillof no quiere que le loteen el gabinete, en caso de que le toque ocupar el 10 de diciembre el sillón de Dardo Rocha. Por eso evita definiciones públicas sobre los 1500 cargos que hay para repartir en la Provincia. No obstante, son muchos los que rosquean por un despacho, cueste lo que cueste


TAGS: JOURY
 
Se trata de lugares clave, que quedarán vacantes de concretarse la retirada Vidalista. De esa torta, La Cámpora pretente una porción de 500 lugares. No obstante, Kicillof escuchará solo la voz de Cristina y de su hijo Máximo, aseguran en su entorno.
Hoy  la poderosa alquimia opositora no es fácil de domar. Está conformada por kirchneristas, peronistas más tradicionales, renovadores, aliados ubicados más a la izquierda que lograron ponerse de acuerdo en una coalición que nadie sabe cómo podrá convivir, en caso de que se confirmen los pronósticos. Pero hay que reconocer que no deja de generar asombro sobre todo en las grandes capitales del mundo, que no pueden comprender la sorprendente vigencia y la regeneración que logra el peronismo cuando se une.
Kicillof está dispuesto a repartir algunos ministerios, pero no lo más estratégicos que se los reservará para gente de su extrema confianza. Además, quiere generar una política de austeridad, porque sabe que el déficit que le deja la administración Vidal, es una caja de malas sorpresas.
Las versiones señalan que a fin de este año la provincia de Buenos Aires tendrá que hacer frente a un agujero de 708.028 millones de pesos. Además, la futura gestión tendrá que hacer frente a un pago de deuda de 600 millones de dólares para las primeras semanas del 2020.  
Kicillof le dice a los suyos, que se enteró que la gestión bonaerense tiene la intención de dejar plata para pagar el aguinaldo y los sueldos de enero. "Eso es lo que dicen, pero habría que ver el número. Si dejan las cuentas bien, pero a costa de tomar plata del Banco Provincia sería como desvestir a un santo para vestir a otro", dispara el candidato. 
LOS ESCUDEROS DE AXEL
Kicillof ya tiene en mente a sus futuros colaboradores. Por ejemplo, se cree que el jefe de campaña, Carlos "Carli" Bianco, ex secretario de Relaciones Económicas de Cancillería, pero más conocido por ser el dueño y chofer del "Kicimóvil", el Renault Clio que traslada al ex ministro de Economía en la gira por todos los distritos de la provincia, suena para ocupar el Ministerio de Gobierno.
Bianco, es considerado mano derecha de Kicillof y encargado de conducir los equipos de campaña desde el búnker de la calle Piedras, en el barrio porteño de San Telmo.
Licenciado en Comercio Exterior, dos posgrados y docente de la Universidad Nacional de Quilmes, lidera la estrategia proselitista, pero tiene dos coordinadores generales en quienes delega la gestión de los equipos técnicos. Se trata de los economistas Cristian Girard (ex director de la Comisión Nacional de Valores) y Juan Cuattromo (ex director del Banco Central).
Por debajo de ellos, aparecen una decena de cuadros técnicos profesionales que se reparten los distintos temas, según la especialidad de cada uno.
Por caso, el ex secretario de Comercio Augusto Costa lidera los temas de producción, y es uno de los que más suena para conducir la cartera económica.
Codo a codo con Costa, trabaja otro ex funcionario del Ministerio de Economía como Matías Ginsberg, y a cargo de los asuntos de finanzas está el ex secretario de Estado en ese área Pablo López, junto a Agustín Simone.
Los temas del campo los aborda Javier Rodríguez, ex secretario de Coordinación Política y Emergencia Agropecuaria durante el paso de Kicillof por el Palacio de Hacienda.   .
Los equipos técnicos no se agotan en lo económico, sino que incorporan especialistas en otros rubros, como los abogados Federico Thea y Santiago Pérez Teruel.  Este último es el que suena con más fuerza para la cartera de Seguridad y ya estaría trabajando en un plan con un grupo de especialistas. También en este rubro Sergio Massa pretende sumar a dos de sus hombres.Uno de ellos es Diego Gorgal.
En tanto, Laura Goldberg, Mara Ruiz y Agustina Vila tienen a su cargo la elaboración de diagnósticos y propuestas en temas de educación, ciencia, juventud, género y discapacidad.
La comunicación está a cargo de Jésica Rey, quien podría pasar a tener un nombramiento oficial de llegar al Gobierno.
Fuentes muy cercanas al candidato a gobernador descartaron que Kicillof va a ser quien concentrará las decisiones sobre el armado del Gabinete, según su propio criterio.
"La única que tiene poder de veto es Cristina", aclararon las fuentes consultadas, para terminar con las especulaciones sobre cómo se configurará el equipo de Gobierno en Buenos Aires. 
No obstante, en  el mar de rumores, se asegura que La Cámpora pretende unos 500 cargos. Los motores más fuertes de ese espacio, argumentan que Kicillof carece de estructura político-territorial y en esa dirección, "hay que darle un fuerte soporte a la futura gestión".
LA FUTURA RELACION CON LOS MEDIOS
También existen versiones que Cristina Kirchner le ha pedido que nombre a una de sus espadas como Secretario de Medios. La ex presidente quiere que la relación con la prensa, la maneje su vocero Hernán Reibel Maier, una de las cabezas pensantes del Instituto Patria. Además, es uno de los más poderosos miembros de La Cámpora y de los menos conocidos. Su ascenso dentro de la agrupación se terminó de oficializar durante el gobierno de Cristina Kirchner, cuando lo designaron subsecretario de Comunicación Pública y pasó a manejar con su firma la gigantesca caja de la publicidad partidaria, que.antes la controlaba en los hechos, pero se mantenía en las sombras.
Reibel Maier arrancó en la función pública en 2010, en Aerolíneas Argentinas, bajo la gestión del también entonces joven K Mariano Recalde. En 2012 pasó a desempeñarse en la estructura de la Jefatura de Gabinete hasta el final del mandato de Cristina.
Fuera del poder, el camporista continuó asesorando a la ex Presidente en cuestiones de medios. Un vocero sin designación -ni sueldo, al menos registrado- que orquestó reuniones de la candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires con periodistas en el Instituto Patria e hiló fino en los detalles de las entrevistas que CFK decidió conceder en campaña. Se comenta, que como asesor de CFK en el Senado, Reibel ostenta la categoría A-2, con un sueldo mínimo de $61.000 mensuales.
UN AMIGO INCONDICIONAL DE MAXIMO
Reibel es amigo y hombre de confianza de Máximo Kirchner. Es más, se dice que juntos compartieron la infancia en Río Gallegos. Muchos lo señalan como el gran cajero de La Cámpora. Cuando contaba con despacho en la Casa Rosada, se encarga de repartir a discreción los 731 millones de pesos que el Gobierno destinaba en pauta oficial. “Todo lo decidía con Máximo, consultaba cualquier movimiento y aún lo hace hoy”, comentan en su círculo cercano.
También ejercía la función de llamar en persona a los canales y radios amigas para marcarles la línea editorial y hasta para retarlos cuando deslizaban una crítica inapropiada.
Con el apoyo de Máximo fue ganando poder. Aseguran, que hasta se involucró en el Fútbol Para Todos (FPT) y fue el encargado de pelearse con Marcelo Tinelli y sacarlo del proyecto para renovar las transmisiones.Uno de sus últimas batallas, fue el duelo con Tinelli, el hombre más poderosos de la televisión. Reibel Maier entonces, participó de todas las reuniones en las que se discutió la fallida renovación del Fútbol Para Todos con los productores del conductor televisivo.
No solo se encargó de objetar el logo que habían presentado los “Tinelli boys”, como los llamaban los camporistas. También se encargó de vetar los videos que habían presentado los productores de Tinelli en los que varios jugadores emblema de los clubes de fútbol hablaban a cámara.
El camporista le informó minuto a minuto todos los detalles de la negociación a Máximo. Y fue el encargado de decirles a los “Tinelli boys” que estaban afuera del Fútbol.  
Fue vocero oficial de La Cámpora y también desempeñó tareas en Aerolíneas. Estudió periodismo, tiene una radiografía pormenorizada de los medios y hasta del Grupo Clarín, para quien escribió en su momento. 
Los que lo conocen cuentan que nació en Río Gallegos y se hizo amigo de Máximo gracias a su hermano mayor Martín, quien iba a la misma escuela que el hijo K, el Colegio Nacional República de Guatemala. 
Reibel Maier tuvo durante el gobierno de Crtistina, despacho en la Casa Rosada. De estilo parco, sus enemigos lo definen como “un soldadito”.
Todo indica que La Cámpora va a tener un rol importante en la provincia de Buenos Aires. Ello surgirá de lo que decidan Kicillof y el hijo de la ex presidenta. Los intendentes también ocuparán su lugar en esa estructura de poder, probablemente Kicillof les entregue el Ministerio de Obras Públicas.Un posible interlocutor de los alcaldes con la gobernación, va a ser Martín Insaurralde, quien viene hablando y negociando con Máximo Kirchner. Pero el escenario por ahora está vestido de especulaciones. La verdad comenzará a apurar el paso después del 27 de octubre. 

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Para consultar su blogs, dirigirse al sitio: Jorge Joury De Tapas.     
 
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS