martes 12 de noviembre de 2019 - Edición Nº2239
Diario Full » POLITICA y POLITICOS

Las finanzas rojas del Banco Provincia y el último tarifazo borraron las sonrisas de la transición

*Por Jorge Joury.- El rojo generado por las promociones y descuentos de los miércoles, entre otros temas financieros, puso tensa la reunión.


TAGS: JOURY
Tal vez se convierta en el encuentro más relevante de la semana a nivel provincial. Fundamentalmente, por las implicancias que puede arrastrar a futuro. Lo cierto es, que durante más de dos horas, (arrancó a las 10.45) María Eugenia Vidal y el gobernador electo Axel Kicillof repasaron a grandes rasgos las finanzas bonaerenses. Para las cámaras hubo sonrisas, y ambos se preocuparon de calificar de "muy cordial el clima de la reunión". Pero la charla tuvo pasajes con caras serias, según se supo a través de fuentes confiables. Uno ellos fue cuando hablaron de los números crudos de los compromisos de la deuda. Fue a la luz de un informe de la consultora Ficonomics que se conoció en las últimas horas que preocupó a los mosqueteros de Kicillof. Allí se señala, la provincia de Buenos Aires posee una deuda de $505.418 millones, casi la mitad de la suma de todas las provincias.Otra de las cuestiones, fue el rojo del Banco Provincia, donde se evaporaron más de 17 mil millones de pesos con las promociones en los supermercados.Y finalmente, el clima se puso un poco más tenso, cuando Kicillof  marcó la cancha, al pedirle a Vidal “que retrotraiga” el tarifazo del 12% en la luz oficializado en las últimas horas, que cierra el año con una suba acumulada del 70%. “Hay una situación crítica en la provincia”, advirtió. “Le pedí que analice “cómo está la gente y el nivel de ganancias de las empresas”, dijo el dirigente del Frente de Todos a la salida de la primera reunión de transición que tuvo lugar en la Casa de Gobierno provincial.
Kicillof sostuvo que “las tarifas tal como están son impagables” y aclaró que la respuesta a su pedido de retrotraer ese aumento quedó en manos de Vidal. “La que tendrá que responder es ella”, planteó.
Tras el encuentro, desde la gobernación indicaron que lo de las tarifas de la luz “fue algo que se conversó y no hubo definición”. “Hablaron del aumento. Nosotros deberíamos haber aumentado la luz y no lo hicimos. Eso debemos hacerlo por contrato. Por un contrato que nos dejó Scioli. Pero bueno, no aumentamos en el año pero debemos hacerlo ahora”, agregaron.  
LA CLAUSULA GATILLO DE LOS MAESTROS
Kicillof también le reclamó a Vidal que cuide la situación de la provincia en las áreas críticas” para que “la llegada del próximo gobierno sea lo menos traumática”. “Le pedí que este mes no se tomen decisiones que afecten la gestión que viene”. No obstante, el gobernador electo reclamó que se cumpla con el pago del 10% a los maestros que se fijó en la cláusula gatillo.
Además, el mandatario entrante afirmó que la información presentada por los funcionarios de Juntos por el Cambio se correspondía con el diagnóstico que había hecho su propio equipo. “Es el cuadro de situación que teníamos, dejan una gestión con pocos recursos”, aseveró. El domingo pasado, durante los jestejos en el bunker peronista. Kicillof había calificado a la herencia que le dejan como "tierra arrasada".
En el diagnóstico, el ex ministro de Economía puntualizó que se detectaron algunas “fragilidades” e indicó que las más importantes son “la cuestión de la deuda, el presupuesto de cierre del año, y la situación de emergencia laboral, educativa y sanitaria”.
Es la primera vez que ambos estuvieron frente a frente. Terminado el encuentro, desde el entorno de la mandataria, señalaron que “todo el gabinete estará a disposición para lo que necesiten y para no entregar la provincia como se recibió, se dejó claramente la vara mucho más alta", en relación a la situación de Buenos Aires luego de los ocho años de gestión de Daniel Scioli.
Vidal y Kicillof, que recibió el saludo de numerosos empleados estatales que se concentraron en el lugar, ya tienen armados los equipos que entablarán las negociaciones para llevar adelante un traspaso ordenado y dinámico a partir del próximo lunes. Del lado de Vidal estarán el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai; el ministro de Economía, Damián Bonari; y el subsecretario de Coordinación de la Gestión, Emmanuel Ferrario.
LOS MOSQUETEROS DE LA TRANSICIÓN
Por parte de Kicillof se harán cargo, además del ex secretario de Comercio, Augusto Costa, el ex secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco; el ex presidente de la Comisión Nacional de Valores, Cristian Girard; el ex director del Banco Central, Juan Cuattromo, y el rector de la Universidad Nacional de José C. Paz, Federico Thea. Son los principales colaboradores del economista.
Kicillof llegó a la residencia de la calle 6 junto a su equipo técnico para la transición (Blanco, Costa, Thea y Vila) y Teresa García, pero la reunión fue a solas.
Se dispuso que el eje central de la transición serán las finanzas de la provincia: la deuda, los préstamos internacionales, las reservas del Banco Provincia y el diseño del presupuesto 2020. Más allá de las declaraciones mediáticas de Kicillof, que caracterizó la situación política de la provincia como “tierra arrasada”, ambos coincidieron en que la transición deben ser ordenada en el mes que queda para que culmine el mandato de uno y comience el de otro. 
En las últimas horas se conocieron datos preocupantes sobre el estado de las finanzas bonaerenses. Según un informe de la consultora Ficonomics, la provincia de Buenos Aires posee una deuda de $505.418 millones, casi la mitad de la suma de todas las provincias.
UN BANCO VIRTUALMENTE "DINAMITADO"
Otro tema inquietante es el Banco Provincia. La palabra "dinamitado", es la que utilizan los especialistas para definir el cuadro de situación en esa entidad.
La preocupación mas grande entre los economistas que comandan el traspaso y la transición son los faltantes que hay por las promociones en los supermercados y el déficit para pagar la caja de los jubilados, dos desembolsos que evaporaron de las arcas del banco casi 17.000 millones de pesos.
Lo cierto es que los cuatro referentes elegidos por Kicillof para administrar la transición conocen a la perfección las cuentas del BAPRO. Y saben que uno de los errores que mas daño al banco de la gestión de Vidal fue el uso recurrente de promociones del tipo "Super 50" -con un costo estimado para el Banco de casi 8.000 millones de pesos en 2019- y la reforma previsional que impulsó Vidal (Ley 15.008), donde se transfirió al banco el déficit de la caja de jubilados con un costo de $9.000 millones.
Entre otras cosas, preocupa también el aumento de la mora y los créditos UVA. Y es que el BA PRO hoy tiene cerca de unos 17.000 clientes con créditos UVA otorgados, y aunque la morosidad de los créditos es poca -la mayoria se devengan automaticamente vía cuenta sueldo- muchos de los expertos contables de la entidad ya pasan a perdida esos créditos, que consideran que deberán recibir el salvataje del estado Nacional para que no se conviertan en una carga impagable para los clientes.
Lo que sí preocupa y mucho es el aumento de la cartera en situación irregular del BAPRO, que llegaria casi al 8% a fin de 2019, duplicando casi el total del sistema y de los bancos públicos en general. El "clavo" que más impacta en las cuentas se debe a la situación de crisis Molino Cañuelas y el mayorista de legumbres Las Martinetas.
Para el comando futuro del Banco Provincia, ya empezaron a sonar los nombres los ex ministros Silvina Batakis y Julián Domínguez.  
 
 *Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Para consultar su blogs, dirigirse al sitio: Jorge Joury De Tapas.   

Libre de virus. www.avast.com

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS