jueves 02 de abril de 2020 - Edición Nº2381
Diario Full » SOCIEDAD

Destapan una olla podrida con la construcción de dúplex en City Bell: hay tres empresarios y un contador investigados

La investigación se inició con la denuncia de un inversor y está caratulada como estafa. Dos de los imputados son dueños de un colegio privado elegido por la alta sociedad platense.


 

"Al menos dos empresarios y un contador público se encuentran en la mira de la justicia Penal de La Plata imputados por el delito de “estafa”, causa iniciada por la presunta víctima quien destinó una fuerte suma de dinero en dólares para la construcción de un complejo de 12 dúplex en City Bell y se quedó con las manos casi vacías", señala el diario digital platense 0221.com.ar.

Según informa ese medio, los empresarios Luciano Andrés CarreónSebastián Galli (ex jugador de rugby en el Club San Luis) y el contador Hernán Mercado deben rendir cuentas por el destino de alrededor de medio millón de dólares que les entregó el empresario Matías Ávila.

De acuerdo a lo consignado por 0221.com.ar, "según consta en el expediente judicial, durante el año 2016 el denunciante participó cuotas de dinero en moneda estadounidense para invertir en la compra de unas seis propiedades a construir mediante un fideicomiso. Los pagos de capital eran mediante cheques que se entregaban en una oficina ubicada en Plaza Paso 159 quinto piso, departamento B".

Luego de un tiempo prudencial (un año aproximadamente) el inversor comenzó a pedir resultados que nunca llegaron y fue excluido de los fideicomisos 458 y 459. Primero inició un reclamo por la vía civil. Los acusados devolvieron parte de la inversión pero la dejaron consignada en un expediente judicial, pesificada y con descuentos por gastos. Ante este panorama el empresario Ávila presentó una denuncia penal que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de La Plata.

Los tres acusados, Carreón, Galli y Mercado son los propietarios del colegio de gestión privada Esseri, que tiene dos sedes, la de educación inicial en Gonnet y la primaria en City Bell. Esta institución tiene convenio con el club Estudiantes de La Plata. Entre ambas instituciones realizan actividades deportivas y académicas en conjunto. Además por las aulas de esos establecimientos pedagógicos asisten a diario hijos de magistrados, empresarios, profesionales y grandes comerciantes de la capital bonaerense.

La empresa Isica S.A edificó los departamentos en calle 458 y 29, detrás del Country Club de Estudiantes de La Plata. Los dueños de esa firma son los acusados. Una de las sospechas es que utilizaron el dinero del fideicomiso para la construcción del colegio privado. Es decir, desviaron fondos de un emprendimiento hacia otro proyecto, se cortó el flujo de fondos y la cadena de inversión, lo que generó el pleito judicial. Ninguna de las unidades funcionales fue entregada al denunciante. En la web de la empresa se puede leer: “En ISICA unimos profesionales, emprendedores, empresas y organizaciones de distintas áreas para crear un ecosistema donde agentes de cambio facilitan el conocimiento y la cooperación en red”.

Uno de los aspectos llamativos de este expediente es que dos de los sospechados (Carreón y Galli) “consignaron domicilios falsos en la causa y cuando se aprobaron las órdenes de allanamientos los investigadores no encontraron nada” detallaron fuentes del caso. La pregunta que surge de inmediato es: ¿Por qué mienten si se consideran inocentes? Ambos fueron empleados de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) donde prescindieron de sus servicios.

La consignación de un domicilio falso derivó en un procedimiento judicial más grande que llevó unas 48 horas de ejecución en las que se allanó el estudio del contador Mercado y la escribanía del ex concejal de La Plata, Pablo Sarlo, entre otras oficinas de profesionales de La Plata.

La fiscal Virginia Bravo envió oficios a la AFIP, al Registro de la Propiedad Inmueble y a la Municipalidad de La Plata (entre otras reparticiones) en las que solicita una puntillosa y precisa información sobre fideicomisos y estados impositivos-tributarios de los acusados y las empresas mencionadas.

El expediente avanza sin pausa. Fuentes judiciales adelantaron que tras la feria judicial de enero 2020 los investigadores volverán a analizar todas las actuaciones sumadas al legajo penal preparatorio del juicio oral para terminar de certificar el rumbo de la investigación.

 
 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS