sábado 06 de junio de 2020 - Edición Nº2446
Diario Full » SOCIEDAD

La pandemia se lleva puesta a Almendra, sus dueños venden todo y ya hay quienes sueñan con llevarse una mesa

El legendario bar de 8 y 57, uno de los reductos más picantes de la noche platense cierra a causa de la crisis. Este jueves a las 15 empieza la venta de mesas, sillas y todo lo que hay adentro.


TAGS: CIERRE, AMENDRA

Alguna vez Pappo se sentó en una de sus mesas y pidió una coca cola. Fue poco antes de su trágica partida y por entonces se había propuesto destintoxicarse.

Eran las seis de la tarde de un otoño que se iba y uno de sus por entonces propietarios, Gustavo Vázquez, entró al local como todos los días y le llamó la atención que en el salón semi vacío hubiese un solo parroquiano. Desde la barra un empleado le apuntó: "andá que me parece que ese te está esperando a vos".

Rockero de alma, Vázquez casi tiene un infarto. Al rato cayó un conocido abogado platense con el que Pappo había quedado en encontrarse y Vázquez descubrió la broma que le habían jugado. Esa mesa donde Pappo tomó coca cola, rechazó un cigarrillo y terminó con un café y un tostado saldrá a la venta este jueves. Vaya a saber cuál de todas es, vaya a saber si existe.

Lo cierto es que a anécdota es una postal del emblemático boliche que luego pasaría por otros dueños y otros concurrentes. En los últimos tiempos, incluso, se había convertido en un lugar picante a juzgar por algunas crónicas policiales pero nunca dejó de ser el bar por el que pasaron al menos tres generaciones de platenses que gustaban de la noche y que fue punto de encuentro matinal de abogados, jueces e imputados varios.

Fue escenario de amores perros y de los otros; de interminables tertulias. Pasó la vida  por por ahí, vaya si pasó.

En el grupo de Facebook Vendo Todo La Plata, una de las propietarias ofrecíe artículos del bar. Mesas, sillas, aires acondicionados, freidores y espejos, se listan en el mensaje, entre otros objetos. Mañana de 15 a 18 empieza la venta.

Ya han nostálgicos que sueñan con llevarse una mesa y cuatro sillas, aunque no sea la que ocupó Pappo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS