miércoles 28 de octubre de 2020 - Edición Nº2590
Diario Full » SOCIEDAD

Aseguran que el empresario Neuss maltrataba y despreciaba en público a su esposa

Las mucamas de la casa de al lado, que son amigas de las mucamas que tenía Silvia, contaron que Neuss varias veces la tomó del cuello y tuvieron que llamar a uno de los hijos".


TAGS: GOLPES, NEUSS, SARAVIA

Las mucamas de la casa de al lado, que son amigas de las mucamas que tenía Silvia,
contaron que Neuss varias veces la tomó del cuello y tuvieron que llamar a uno de los
hijos". Este y otros testimonios a pocas horas del femicidio del country Martindale, en
Pilar, donde el empresario de las gaseosas Jorge Neuss mató a su esposa, Silva Saravia y
se suicidó, ayudarían a la investigación a correr el velo que parece esnconder detalles
fundamentales de la tragedia. Según describe el portal Infobae, lo que en principio despuntó como un pacto suicida va tomando un giro todavía más
dramático: el de un femicidio entornado en una situación de violencia familiar que la
víctimas, Silvia Saravia, habría soportado durante años.
“Neuss la trataba mal públicamente. La menospreciaba frente a todos, incluso le gritaba
en el club. Pero nadie habla. Las mucamas de al lado, que son amigas de las mucamas de
Silvia, contaron que Neuss varias veces la agarró por el cuello y tuvieron que llamar al
hijo. Es una desgracia", fue uno de los testimonios que han tomado trascendencia
pública en las últimas horas en un marco de indignación por parte de amigas y allegados
a Saravia.
En ese sentido se recuerda que la mujer fue asesinada por su marido en el baño de la
casa. Fue de espaldas, agarrándola del pelo, apoyándole un revólver atrás de la oreja
mientras ella forcejeaba, pegándole un tiro que le atravesó la cabeza. El empresario
homicida se suicidó.
Gabriela Rangel, directora del Museo de Arte Latinoamericano MALBA y amiga de la
víctima, manifestó públicamente su indignación al respecto: “Uno de los aspectos más
ominosos de este asesinato, además de su brutalidad, ha sido el tratamiento informativo
que se ha dado a la noticia: la centralidad ubicua que el asesino ocupa dentro del relato y
el desdén que se ha mostrado por la vida de la víctima, descrita como un apéndice
mudo, adosado a la biografía de un acaudalado marido”,dijo.
La idea del pacto suicida fue rápidamente desechada por el círculo íntimo de la víctima
del femicidio. "Silvia tenía proyectos y amaba la vida", se señaló.
Un dato clave de los días previos al crimen podría echar luz sobre lo ocurrido: el jueves
antes de morir, Silvia Saravia compró una colección de orquídeas y le avisó a un grupo
de amigas que las iba a invitar a tomar el té para que las vieran plantadas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS