jueves 19 de octubre de 2017 - Edición Nº1485
Diario Full » CHISMOTECA » 11 sep 2017

Efedrina: ponen la mira en la gestión de Ocaña cuando era ministra de Salud

Según una investigación realizada por NOVA, la actual candidata a diputada nacional de Cambiemos, Graciela Ocaña, tiene gran parte de responsabilidad al permitir el desvío de grandes cantidades de ese precursor químico cuando era ministra de Salud durante el kirchnerismo.


La nota:

A pesar de haber sido una de las mayores impulsoras para que este tema no pase desapercibido mientras era legisladora, todo habría sido como una maniobra para desviar el foco de atención, apuntando los cañones hacia Aníbal Fernández, quien era Jefe de Gabinete en aquella época. Eso derivó en una serie de cruces entre ambos, con varias acusaciones mutuas, pero sin ninguna confirmación judicial.

Lo que aún no se sabe es si esa responsabilidad por parte de “la hormiguita” es por acción o por omisión al desconocer totalmente la legislación vigente. Es que, tal como reza la Ley de Farmacias, que se sancionó en 1967 y se perfeccionó un año después mediante un decreto reglamentario, establece que las droguerías (que son las que fraccionan y distribuyen las drogas medicinales como la efedrina) “deberán ser habilitadas por la autoridad sanitaria competente quedando sujetas a su fiscalización y control”.

Es decir que, el organismo encargado de controlar el comercio de este compuesto medicinal que sirve para producir determinados estupefacientes y/o medicamentos de consumo masivo, era el Ministerio de Salud nacional y, por lo tanto, la autoridad que estuviera al frente de esa cartera. En este caso, quien debería, entonces, fiscalizar la distribución del compuesto medicinal de la efedrina era Ocaña, quien se desempeñaba como titular desde el año 2007.

En este mismo sentido, el artículo 34 de la misma Ley, expone: “Toda persona que quiera instalar una droguería destinada al fraccionamiento de drogas, distribución y comercio de productos medicinales al por mayor, preparación de material aséptico y preparaciones oficiales, debe obtener la habilitación previa de la autoridad sanitaria, acreditando los requisitos que establezca la reglamentación”.

Asimismo, quien ocupe el lugar principal de dicha cartera, debería ser quien se encargue de determinar cuál debe ser el límite en cantidad de kilos que se importe de los precursores químicos, en este caso la efedrina, y ese modo informarlo a la SEDRONAR (Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas), organismo encargado de coordinar políticas para la lucha contra el narcotráfico y las adicciones.

Por otra parte, no hay que olvidarse, además que, por disposición del decreto 1490/92 que crea que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), bajo el ámbito de la Secretaría de Salud del Ministerio de Salud, establece en algunos de sus artículos que este organismo tiene competencia en todo lo referido al control y fiscalización sobre la sanidad y calidad de las drogas, productos químicos, reactivos y formas farmacéuticas”.

Asimismo, en el artículo 4 dispone que ANMAT “será el órgano de aplicación de las normas legales que rigen las materias sujetas a su competencia, las que en el futuro se sancionen y las que en uso de sus atribuciones dicten el Ministerio de Salud y Acción Social y la Secretaría de Salud, en referencia al ámbito de acción de la Administración”.  

No está de más recordar que Graciela “la hormiguita” Ocaña era parte del Ari de Elisa Carrió, espacio al que abandonó para hacerse kirchnerista, asumiendo en el PAMI primero y luego el Ministerio de Salud de la Nación. Ahora se camufla de macrista, compitiendo por Cambiemos para ocupar una banca en el Congreso. ¿En qué espacio la encontraremos en las elecciones presidenciales?

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS