jueves 19 de octubre de 2017 - Edición Nº1485
Diario Full » PERIODISMO DE PERIODISTAS » 15 sep 2017

Cristina quema las naves: ¿Mintió o dijo la verdad durante la entrevista del año?

*Por Jorge Joury.- Durante casi dos horas, Cristina superó el el rating de un programa de Marcelo Tinelli. Con la entrevista a Luis Novaresio, la ex presidenta comenzó a jugar sus últimas cartas, para una elección a la que considera a cara o cruz.


TAGS: JORGE, JOURY, CRISTINA
 
No solamente rompió su veda periodística que impuso durante tantos años, sino que salió a quemar las naves a la caza de votos. Hizo también una fuerte convocatoria para que toda la oposición la acompañe, "para frenar el ajuste del Gobierno" que vendrá luego de las elecciones.¿Le alcanzará para salir airosa en la gran final?. No lo sabemos. Pero las encuestas hasta ahora no la favorecen. Un hombre de incuestionable fe kirchnerista, como Luis D'Elía, acaba de admitir que su jefa política está perdiendo las elecciones en el inexpugnable bastión bonaerense. Se trata de una confesión sorprendente, en medio de una batalla electoral cada vez más radicalizada. Idéntica desesperación se deja ver en la reciente carta abierta de CFK en la que hace un llamado a la unidad a la "sensibilidad opositora". El Gobierno maneja encuestas que la dan perdedora por un margen de entre tres o cinco puntos. Durán Barba, al que siempre le gusta correr de atrás, cree que apenas hay dos puntos de ventaja para Esteban Bullrich.
No obstante, Cristina es pícara para reciclarse. En su sueño por eternizarse en el poder, accedió a que la entrevista con Novaresio fuera en Infobae, la casa de su antiguo amigo y luego enemigo, Daniel Hadad. La idea original de CFK era que el propio dueño del medio le hiciera la nota en el Instituto Patria, un ámbito más amistoso para ella. Pero no lo consiguió. Frente a la negativa del empresario, que no dio el brazo a torcer, desde el entorno de la ex mandataria decidieron aceptar las condiciones impuestas para llevar adelante el encuentro. 
Hay que decir que la relación con  Daniel Hadad, mantuvo un fuerte vínculo durante los primeros años del kirchnerismo lo que le permitió obtener buenos porcentajes de la publicidad oficial. El vínculo se consolidó, al punto de que fue Hadad quien, por ejemplo, le presentó personalmente al matrimonio Kirchner a Rupert Murdoch, CEO de News Corp, un conglomerado global de medios 50 veces más grande que el Grupo Clarín.
La relación habitual de Hadad con el kirchnerismo transcurrió a través del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Fue este último quien permitió el desembarco de C5N y Vesvi HD, un canal experimental en alta definición también propiedad de Hadad, en la Televisión Digital Argentina (TDA), plataforma estatal de transmisión de la nueva TV abierta digital. Luego de la muerte de Néstor Kirchner la relación se deterioró y Hadad fue presionado a vender a Cristóbal López sus medios, entre ellos C5N y Radio 10 que tenía el nivel más alto de audiencia.
 
EL RETRATO AUSENTE
 
Hay un dato para destacar que no se vio por la tele. Cuando llegó al edificio de Infobae, Cristina recorrió un pasillo donde hay fotos de figuras de la política. Fue el momento en que la ex mandataria elevó una queja: "Tengo algo que decir, lo digo delante de varias mujeres, entre esas imágenes vi que está la de Néstor, pero no está la de la primera presidenta mujer elegida por el voto y además, reelegida con el 54% de los votos". Se la oyó con picardía e irónica a la vez. "Es discriminación", disparó. Entonces caminó hacia la salida y se detuvo frente a la imagen de Néstor Kirchner para sacarse una foto junto a la de él. Tras ello, se movió cinco fotos de personajes hacia adelante y con la diestra señaló: "Está él y no estoy yo". Era la foto de Hugo Moyano, también en blanco y negro.
Podríamos decir que en la entrevista del año fue impecable el nivel de preguntas de Luis Novaresio. Observé toda la nota con detenimiento. Durante casi dos horas, hubo preguntas urticantes que la descolocaron. Sin joyas, ni reloj y vestida de blanco, con un look a lo María Eugenia Vidal, la ex presidenta trató de despegarse de los hechos de corrupción en su gobierno.
Cuando Novaresio le hizo la pregunta que soñamos con formularle todos los periodistas: ¿Cómo hizo para que su patrimonio pasara de 7 millones de pesos en 2003 a 100 millones en 2010?.
Cristina dejó traslucir la primer señal de que había sido coucheada. Sonrió, bebió agua , algo que aconsejan los expertos ante una pregunta complicada y agradeció la consulta.
“Me encanta tu pregunta Luis, me gusta mucho…”, continuó siguiendo con su libreto la ex presidenta.
Los media coachers siempre recomiendan un elogio para el entrevistador y llamarlo por su nombre. 
“Ya fue evaluado y fue juzgado judicialmente”, fue la primer pelota afuera de la ex presidenta sobre la multiplicación exponencial de su patrimonio mientras ejercía la función pública.
Pero lo que Cristina no mencionó, es que el encargado de juzgar judicialmente ese presunto delito fue el ex juez Norberto Oyarbide, uno de los funcionarios judiciales más desprestigiados de la democracia y considerado como un servil al kirchnerismo. 
 
LA FRASE QUE HIZO HISTORIA Y NO RECORDO
 
Cristina sorprendió en otro momento, al decir que "en el país no hay Estado de Derecho". Para ella, el gobierno de Macri es “una democracia, pero cuestionada” y la Corte Suprema de Justicia “está sospechada en su independencia”. Otro dato relevante, es que no pudo recordar aquella frase inolvidable de Aníbal Fernández, que ubicaba la pobreza de la Argentina por debajo de la de Alemania, algo que ella misma había dicho en un foro internacional.
No obstante, su disco rígido se activó para poner sobre la mesa en forma reiterada las cuentas de las empresas offshore de la familia Macri en Panamá y en Bahamas. También, para calcular el monto exacto (35 millones de dólares) que habría blanqueado un hermano del Presidente, según datos subterráneos de la AFIP.
Uno de los momentos más impactantes, fue cuando Novaresio le recordó los bolsos voladores de José López con 9 millones de dólares, garrocheados a través de los muros de un convento en General Rodríguez.
“Tuve mucho enojo, mucha tristeza por los miles de pibes que nosotros incorporamos a la política”, se acongojó Cristina. Estuvo al borde del llanto y pidió servirse agua para hacer una pausa. Luego intentó despegarse del secretario de Obras Públicas y hacer lo propio con su marido, pero se enredó y terminó saltando a otro tema.
En otra parte del reportaje, buscó una tajada del impacto social de la desaparición de Santiago Maldonado. Allí sacó el látigo y golpeó para subrayar un supuesto sesgo represivo y antidemocrático del gobierno de Macri.
“A mí me decían yegua, puta, montonera y persiguen a un pibe por un mensaje de Twitter”, comparó. Y explicó que durante su mandato jamás hubo persecuciones.
 
UN FUERTE MENSAJE AL PERONISMO
 
Lo que olvidó la ex presidenta, fueron aquellos carteles con gigantografías de conocidos periodistas que el programa 678 llevó a Tribunales para que los militantes del kirchnerismo los escupieran durante una multitudinaria manifestación.
Entre las cuestiones relevantes, la ex presidenta le envió un fuerte mensaje político al peronismo. "Si en 2019 yo soy un obstáculo para el peronismo, no voy a ser ningún obstáculo... voy a hacer todo lo necesario para que el peronismo y un frente amplio gane las elecciones" , aseguró. Consultada sobre si pensaba excluirse, Cristina contestó que "si esto impide la unidad y ganar, no tengas dudas".
Tal vez el que le tome la palabra sea el jefe del bloque del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV) en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, que ubicó hace unos días a la ex presidenta fuera de la "vida interna" del Partido Justicialista. El legislador fue contundente al presagiar los vientos rebeldes que se avecinan, al afirmar que, del mismo modo en que la Cristina "decidió formar un partido nuevo" para competir en las PASO, tendrá que armar su "propio bloque" en caso de ingresar al Senado en las elecciones del 22 de octubre. 
Lo ponderable, es que luego de muchos años, Cristina desactivó su veda periodística. Ahora pretende continuar con los reportrajes para ver si pesca más votos. Desde la otra vereda,  María Eugenia Vidal, salió a contestarle al encabezar un foro de intendentes en San Isidro. Allí se mostró confiada en que Cambiemos ganará la elección "por mucho más de 20 mil votos" en la Provincia. La moneda está en el aire.
 
*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS