lunes 20 de noviembre de 2017 - Edición Nº1517
Diario Full » PERIODISMO DE PERIODISTAS » 1 nov 2017

La Plata convertida en la ciudad del miedo, con los índices delictivos más altos de la Provincia

*Por Jorge Joury.- Con solo observar las estadísticas, la realidad platense eriza la piel. Zonas liberadas, entraderas violentas, arrebatos, roba ruedas, motoqueros rompe puertas, sustración de vehículos a punta de pistola y asesinatos en robo de diferente caibre, configuran por estas horas la postal más dramática de una ciudad jaqueada por la delincuencia


TAGS: JOURY, JORE
Por:
Jorge Joury
 
La Loma, Tolosa, Barrio Norte, Hipódromo, El Mondongo, Ringuelet, Gonnet, City Bell y Villa Elisa, entre otras, son los barrios más elegidos por los depredadores. Según las estadísticas, los hechos delictivos se incrementaron un 120% más a nivel local, que en todo el territorio bonaerense. Son datos proporcionados por el Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires, que comanda Julio Conte Grand. Indican de manera cruda, que mientras en el total del suelo bonaerense durante 2016 el delito creció un 3,8% en comparación con 2015, en esta ciudad esa cifra llegó al 8,4%, es decir, un 120% más que en toda la geografía provincial.
En lineas generales, los vecinos se quejan por la falta de patrullajes. "Los móviles se ven de tanto en tanto y no hay prevención", coinciden. Los habitantes de La Loma están entre los más enojados. En las últimas horas se manifestaron de manera multitudinaria en la puerta de la comisaría Cuarta, ubicada en diagonal 73 entre 40 y 41, para pedir mayor seguridad frente a la gran cantidad de hechos violentos ocurridos en las últimas semanas. 
 
LA SOSPECHA DE ZONA LIBERADA
 
El caso más reciente y conmocionante, se desencadenó el pasado sábado por la madrugada, cuando una mujer de 62 años fue asesinada durante un asalto en su vivienda, de calle 40 entre 25 y 26. La víctima, quien se encontraba sola en ese momento, fue sorprendida por dos delincuentes que ingresaron en la propiedad a través de la ventana del primer piso, luego de utilizar una escalera para acceder al lugar.
Ya en el interior, los malvivientes maniataron a la propietaria y comenzaron a revisar cada una de las habitaciones, donde finalmente encontraron 900 dólares. Sin embargo, como la mujer comenzó a gritar y pedir auxilio, tomaron un pañuelo y la asfixiaron. Tras perpetrar el crimen, uno de ellos escapó por los techos y el otro en un vehículo, donde lo esperaba un tercer cómplice. De todas formas, los sujetos fueron atrapados momentos después por la Policía. 
“Me fui 45 minutos de casa y cuando volví habían matado a mi mujer” expresó, visiblemente consternado, Horacio, el esposo de la víctima". Otro vecino indicó que  que "el barrio está cada vez más inseguro, ya que al día siguiente del homicidio de la mujer, a otro vecino le entraron en la casa y le robaron 35 mil pesos. Ya no se puede seguir viviendo de esta manera”.
Otro de los frentistas denunció que "es evidente que aquí existe zona liberada. Después de determinado horario no podemos salir a la calle porque nos roban. Lo que nosotros queremos es que nos atienda el comisario, si no vamos a tener que tomar otras medidas”. Según pudo saberse en fuentes confiables, en poco más de dos meses, en el vecindario se produjeron al menos 16 delitos, los cuales van desde hurtos y daño automotor hasta entraderas violentas y robos a mano armada.
 
LOS NUMEROS DEL MIEDO
 
La realidad platense presenta un diagnóstico inquietante. A tal punto, que va a contramano de lo que sucede en la Provincia, donde muchos de los delitos han disminuido en forma considerable. Por poner un ejemplo, en otros departamentos judiciales, como son La Matanza, el año pasado los números de transgresiones disminuyeron un 0,3%; en Mar del Plata, el delito cayó un 6,9%; en San Isidro, hubo una baja del 0,9%; en Mercedes, una merma del 46%; y en San Nicolás, disminuyó un 2,8%.
En cambio en nuestra ciudad, la ola delictiva se incrementó cuatro veces más que en la localidad de San Martín, uno de los lugares más peligrosos considerado territorio donde el narcotráfico hace estragos, como así también tres veces más que en Bahía Blanca y casi el doble que en Lomas de Zamora.
Las últimas estadísticas suministradas por el Ministerio Público, presentan pruebas irrebatibles de qué algo está fallando en la prevención local. Las investigaciones penales iniciadas en 2016 en el Departamento Judicial La Plata (que abarca 14 jurisdicciones) fueron 61.197, lo cual implicó unas 4.765 causas más que en 2015.
Los delitos que más crecieron fueron los cometidos contra el orden público. Tienen que ver con la resistencia o atentado contra la autoridad, desobediencia, tenencia, tráfico y depósito de armas. Este segmento, de un año a otro tuvo un incremento del 122,2%, cuatro veces más de lo que sucedió en todo el mapa provincial.
 
UNA OLA DE ROBOS A MANO ARMADA
 
Otro tema inquietante, son los robos agravados por el uso de arma de fuego, que aumentaron un 81,3%. En este rubro, los números contrastan con lo que ocurre en terreno bonaerense, donde subió solo un 5%, es decir que en la ciudad esta situación delictiva se desarrolló un 1.600% más que a nivel provincial.
A esto último se le suma que los robos agravados por el uso de la fuerza física se acrecentaron un 66%. En la Provincia, estos mismos hechos delictivos tuvieron un marcado descenso del 8,6%, principalmente por una política que privilegió el contacto en las calles de la policía local con los vecinos, algo que no ocurre en La Plata.
La misma situación se repite en el caso de los robos, que crecieron un 225% más en nuestra ciudad que en territorio provincial. En lo que tiene que ver con  los delitos contra la seguridad pública, aquellos ataques que atentan contra la vida, el patrimonio o la integridad física, tuvieron un crecimiento del 18%, un 1.700% más que lo que sucedió en la Provincia.
En cuanto a las amenazas, registraron una baja en tierra bonaerense del 0,9%, mientras que en la capital provincial sufrieron una suba del 5%. Situación similar ocurrió en el caso de los homicidios culposos, que aumentaron un 12%, cuando en el resto del territorio bonaerense cayeron un 10,7%.
Otra de las estadísticas que sorprenden en la sociedad platense, son los hechos contra la integridad sexual.En este rubro, se cuentan los abusos sexuales, la promoción y facilitación de la prostitución, la corrupción de menores, el proxenetismo agravado y rufianería, la difusión de imágenes y espectáculos pornográficos de menores, exhibiciones obscenas y el ciberacoso sexual o grooming. En estos casos, se observa un crecimiento de un 10% más que lo que sucedió en el resto del suelo bonaerense.Estos episodios, tuvieron un incremento del 12,2%, habiéndose dado 1.024 casos de agresión contra las mujeres el año pasado, es decir, 111 hechos más que en 2015. 
 
LOS MOTOQUEROS ROMPE PUERTAS
 
Otro de los nuevas modalidades que conmueven a la ciudad, es la aparición de los motoqueros rompe puertas, que actúan a la manera de un operativo comando. Primero embisten el objetivo con el rodado y logran un gran estrépito que confunde a los propietarios. Si no logran destruír la puerta, por lo menos harán que los dueños abran para ver que pasa. Uno de los casos recientes tuvo lugar un domingo por la noche en una casa ubicada en 47 entre 29 y 30.
En esos momentos, un tremendo estrépito sobresaltó a Norma (64) y a su marido, de 75 años y con dificultades para movilizarse. A cara descubierta y cada uno con un arma, los ladrones sometieron a amenazas a la pareja. Luego de golpearlos violentamente, los obligaron a entregarles todo el dinero. También se llevaron una notebook, una cámara de fotos y otras pertenencias. En la calle, los esperaba un tercer malviviente en un auto nuevo color blanco. A pocas cuadras y hace algunas semanas, también irrumpieron con esa misma modalidad de tumbar la puerta, para después barrer con todo lo que encuentran en la casa, en medio de gritos y amenazas.
Los vecinos de Barrio Norte y Tolosa, tambien denunciaron la existencia de una banda de roba ruedas. Se trataria de sujetos provenientes del Gran Buenos Aires. Entre otros vehículos, se movilizan en una camioneta utilitaria negra con la que perpetraron varios golpes entre el viernes pasado y el domingo. "Primero dan una vuelta a la manzana, para percatarse de no ser sorprendidos, eligen el vehículo y ponen manos a la obra. Uno va al volante, dos se bajan, uno levanta el guarbarros y el otro saca las tuercas. A veces lo hacen en diagonal y se llevan dos cubiertas", señaló uno de los indignados vecinos quien avisó enseguida a la policía, pero no lograron localizar a los delincuentes.
Otro de los temas que inquietan, es el robo de autos con el uso de armas de fuego. En lo que va del año en la Región, sustrajeron unos 1.114 vehículos, lo que representa unos 120 casos mensuales.En Berisso, se registraron en el período actual un total de 39 hechos, en tanto en el distrito de Ensenada se habrían producido 21 casos.
 
 
*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com. Si querés consultar su blogs, podés dirigirte al sitio: Jorge Joury De Tapas.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS