viernes 24 de noviembre de 2017 - Edición Nº1521
Diario Full » SOCIEDAD » 13 nov 2017

Nilda Eloy

Sentido adiós a una luchadora por la justicia y la verdad

Fue secuestrada en octubre de 1976 y su testimonio fue clave para desnudar el plan sistemático de desaparición de personas que planificó y ejecutó la dictadura cívico militar. Dio uno de los testimonios más contundentes contra el genocida Miguel Etchecolatz.


TAGS: LòPEZ, NILDA, ELOY

Murió a los 60 años de edad por una enfermedad terminal, según informaron sus allegados y familiares. Fue secuestrada en octubre de 1976 y su testimonio fue clave para desnudar el plan sistemático de desaparición de personas que planificó y ejecutó la dictadura cívico militar. Dio uno de los testimonios más contundentes contra el genocida Miguel Etchecolatz.

Nilda eloy Nilda pasó por numerosos centros clandestinos de detención y tortura, o también llamados campos de concentración. Tras la reapertura democrática fue una activa luchadora para que se hiciera justicia con los responsables del gobierno militar que posibilitaron el terrorismo de estado en la Argentina.

“Desde APDH lamentamos la partida de nuestra compañera Nilda Eloy, sobreviviente de los centros clandestinos de El Pozo de Arana, La Cacha y El Vesubio. Figura mayor y crucial en los juicios por la verdad y posteriormente en los juicios de lesa humanidad. Sus militancias y testimonios lograron la condena a los genocidas Etchecolatz y Osvaldo Lara. Logró dar cuenta de la presencia de sacerdotes y del nefasto Francés”, expresaron desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

“Querida Nilda: Estuviste y estarás. Estuviste con la misma garganta que usaron solo para que se escucharan gritos de mujer que engañaran a otros detenidos. Torturándote para torturarlos diciéndoles que eran gritos de sus madres, esposas, hermanas, hijas. Con la misma garganta supiste clamar verdad, justicia, castigo. Estuviste y estarás. Tu compromiso llevó a que fueras una de las primeras en denunciar la segunda desaparición de Jorge Julio López. No te alcanzó y denunciaste la complicidad de los medios masivos. Estuviste y estarás. Tu militancia y compromiso nos acompañarán hasta que vaya preso el último de los impunes, hasta recuperar al último de los hijos apropiados. Nilda Eloy presente, ¡ahora y siempre!”, concluyeron desde la APDH Argentina.

“Desde su cautiverio hasta el último de sus días siguió luchando para que los responsables del genocidio paguen sus crímenes en la cárcel”, destacaron desde ATE.

“Nilda Eloy es platense y pasó por seis campos de concentración del Circuito Camps. Estudiaba Medicina y no tenía militancia previa a su secuestro. La secuestraron el 1º de octubre de 1976. La patota había ido a buscar a un ex novio, con quien creían que se había casado. Se la llevaron tabicada de la casa de sus padres. Tenía 19 años. Llegó al Pozo de Quilmes después de estar tres días en La Cacha, el Centro Clandestino de Detención contiguo al Penal de Olmos”, detallaron en un comunicado esta tarde.

“Ingresar al Circuito Camps era como ir cayendo en pozos. La sensación que intentaban darte era esa. Perdías el nombre, la identidad, la conexión con el afuera, la relación con el calor, no sabías si era de día o de noche, o si habían pasado dos horas o veinticuatro, ni si estabas dónde. Por eso llamaban pozos a esos CCD. Quedabas en el limbo”, declaró Nilda en uno de los tantos juicios de lesa humanidad que se realizaron en La Plata.

Por último, desde ATE recordaron: “Entre el 8 y el 9 de octubre de 1976, la llevaron al Pozo de Arana. Nilda también pasó por El Vesubio y después estuvo en El Infierno, como llamaban a la Brigada de Avellaneda, hasta el 31 de octubre. El 22 de agosto de 1977 la llevaron a la cárcel de Devoto, donde estuvo hasta fines de noviembre de 1979, cuando fue liberada”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS