sábado 16 de diciembre de 2017 - Edición Nº1543
Diario Full » SOCIEDAD » 4 dic 2017

Garro le dio una banana

El elefantólogo dice que Pelusa se tiene que ir pero no dijo cómo harán para llevarla

Se habla de un costo de más de un millón de pesos para subirla a un Hércules de la Fuerza Aérea. La otra es llevarla en camión pero en el viaje se puede morir.


Como Diario Full había dicho, el médico veterinario indio Rinku Gohain y el intendente Julio Garro  brindaron una conferencia de prensa en los jardines del Zoológico para contar detalles del traslado de la elefanta a un santuario en  Brasil. Es que el elefantólogo no se anduvo con vueltas: dijo que allá tiene posibilidades de sobrevida.

“Es mejor correr el riesgo que mantenerla aislada de los otros elefantes”. El experto indio aseveró que se la ve de “buen ánimo” pero advirtió que “no se puede predecir si sobrevirirá al viaje”. Además, anunciaron que en el santuario “tiene mayores chances de sanarse y de vivir”. Como cierre, el intendente posó junto al ejemplar de 51 años en su nuevo y reacondicionado recinto.

En este marco, el intendente Garro encabezó una rueda de prensa acompañado por el Secretario de Espacios Públicos y Gestión Ambiental, Marcelo Leguizamón, y Germán Larrán, el subsecretario de gestión ambiental. Además, estuvieron presentes el especialista indio Rinku Gohain y la directora de Bienestar Animal del Santuario de Elefantes de Brasil, Kate Blais, acompañados por una traductora que ofició como intermediaria para que los especialistas pudieran responder las inquietudes de los medios locales.

Garro, le dio una banana a Pelusa y dijo que "estamos muy concentrados en la salud de Pelusa. La idea es trasladarla. Como platenses la queremos en liberad y sabemos que hay una manada de elefantes esperándola. Si todo sale bien y la mejora nos acompaña vamos a poder llevarla al lugar donde mucho debería haber estado”, expresó. En ese mismo sentido, dijo que desde que asumió su gestión en diciembre de 2015, el viaje de la elefanta fue una prioridad, por lo que convocaron a un grupo de profesionales y especialistas para poder concretar el traslado. No obstante, asumió que “no es proceso sencillo” y pidió a los funcionarios platenses “no politizar” una cuestión “tan sensible” como la salud del animal.

“Es un proceso difícil, pero asumimos el compromiso de dar la cara y decirle la verdad a la gente. No queremos que esto sea una cárcel para los animales. Nuestro ánimo es que Pelusa se vaya”, resumió el jefe comunal, al tiempo que advirtió que, hasta que pueda concretarse el esperado viaje, se invirtió “como nunca antes” en el recinto del ejemplar de 51 años, colocándole pisos de goma y aire acondicionado para mejorar su calidad de vida.

Pelusa, animal emblemático del Zoo platense, padece pododermatitis en sus patas traseras, una enfermedad que se presenta en la mayoría de los elefantes en cautiverio y que deterioró su salud en los últimos cinco años.

A su turno, el especialista indio Rinku Gohain hizo hincapié en que la elefanta muestra señales de tener “buen ánimo”. No obstante, pidió paciencia hasta conocer el resultado de los análisis de sangre, placas radiográficas y demás evaluaciones, que terminarán de delinear un panorama certero sobre su salud. Asimismo, se mostró entusiasmado con la idea de que Pelusa pueda viajar a Brasil para tener “una vida feliz” y comparó el traslado de la elefanta con el proceso que atraviesa un niño cuando se cambia de una escuela a otra: “No se lo manda de repente y sin avisarle. Es una preparación que toma su tiempo”, ejemplificó.

“Es una preparación que toma su tiempo. No se puede predecir si va a sobrevivir al viaje. Hay elefantes viejos que se mudan y sobrevivien y elefantes jóvenes que se mudan y se mueren. Así que no se basa en la edad”, explicó el experto. En ese sentido, resaltó que, de concretarse el viaje, Pelusa viajará acompañada por sus cuidadores que le brindarán contención durante el traslado y, además, la ayudarán a introducirse en un nuevo hábitat.

Finalmente, tras el diálogo con los medios, el intendente Garro ingresó al recinto de Pelusa acompañado por Gohain y la especialista Kate Blais. Los tres estuvieron acompañados por uno de los cuidadores de la elefanta, interactuaron con ella y la alimentaron. Para concluir, Blais explicó: “En el santuario tiene más chances de sanarse y de vivir. El ánimo es trasladarla. Es mejor correr ese riesgo que mantenerla aislada de otros elefantes”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS