domingo 18 de febrero de 2018 - Edición Nº1607
Diario Full » CHISMOTECA » 6 feb 2018

Pijama Party para enfriar la interna palaciega: Garro quiere que Negrelli y Barbier compartan habitación

El intendente llevará a todo su equipo de gobierno a un campamento para empezará a trazar los principales ejes de gestión y la estratégia para su reelección en 2019.


Ya no es secreto para nadie que el nuevo hombre fuerte del gabinete municipal, Oscar Negrelli y el titular de Obras Públicas, Luiggi Barbier, son las caras visibles de una interna. Hasta ahora Garro ha tratado de restarle importancia al asunto e incluso ha minimizado el valor de unos audios que circularon hace semanas en los que Negrelli apareciía criticándolo. "Yo no vine a hacer amigos, la política no es para hacer amigos. Quiero el mejor equipo de gobierno, no un grupo de gente que diga cosas lindas de mi", fue el disparo a quemarropas de Garro durante una reciente reunión de gabinete, tal como Diario Full contó en exclsuiva.

Ahora el jefe comunal prepara un retiro espiritual donde espera bajar el tono de la interma que, dijo, "se que existe y se muy bien quién es quién".

Una alta fuente comunal dijo a Diario Full que en las últimas horas Garro habría indicado a los organizadores del encuentro que le gustaría que "les toque la misma pieza a Negrelli y a Luiggi (Barbier)". 

El intendente Julio Garro llevará a todo su equipo de gobierno y los principales armadores políticos de Cambiemos a un campamento en el que empezará a trazar los principales ejes de gestión y las líneas estratégicas pensando en concretar su reelección en 2019. La clave del mensaje a todos los sectores que integran la alianza gobernante será que al momento de diseñar políticas de acción desde la Municipalidad deberán hacerlo pensando en seis años y no sólo en los dos que le quedan del actual mandato. Para ello necesita también que algunos "limen las asperezas" que pueden haberse generado en esta primera etapa de gobierno producto de los recambios que se han producido y de que muchos de ellos -por orígenes políticos diferentes- ni siquiera se conocían.

El encuentro, una especie de "retiro espiritual", será seguramente el último fin de semana de febrero en una casaquinta de Brandsen o Chascomús. Estarán los principales funcionarios de la gestión, pero también espadas de perfil mas político, representantes de las tres fuerzas principales que integran CambiemosCoalición CívicaUnión Cívica Radical y PRO, además de aquellos que tienen un origen peronista.

Así las cosas, los objetivos del intendente para esa cita se trazan en dos caminos paralelos pero relacionados: por un lado las políticas de gobierno y por otro las relaciones interpersonales de quienes las van a ejecutar. Hay una tercera, que no estará ausente, y está relacionada con el modo en el que Cambiemos trabajará políticamente en el territorio para consolidar y buscar aumentar el respaldo de los vecinos que en las elecciones de medio término le otorgaron casi el 50 por ciento de los votos.

En el primero de esos caminos, el equipo que está armando la jornada de reflexión piensa en una primera parte de la reunión en la que los titulares de las distintas secretarías expongan los temas en los que van a trabajar en el futuro cercano, así como el modo en que pretenden cumplir las metas que se propongan.

En un segunda parte del encuentro habrá una exposición del área de Comunicación sobre los principales ejes del Gobierno para unificar criterios y para que todos estén al tanto de cuáles son las prioridades para el intendente. Según trascendió se pondrá énfasis en la obra publica "como principal baluarte", las políticas de inclusión y la seguridad, desde un "punto de vista amplio que incluya una perspectiva desde la salud y el área de Defensa Civil".

Desde el punto de vista político, como se dijo, se pondrá acento en el "proyecto" que tiene el gobierno municipal, el cual en este momento incluye como "lógica" una mirada "reeleccionista". Allegados al jefe comunal indicaron que si bien se avecina un proceso electoral con una dinámica interna propia, "la idea es que en la etapa que viene se lleve a la gestión al punto más alto en lo que respecta a su desarrollo".

Garro analiza, y así lo hace saber a su entorno, que atravesó un primer año de transición complicado y un segundo período (2017) en el que interpreta que logró asentarse y recobrar tranquilidad porque las obras "comenzaron a ser vistas por los vecinos que además dieron un importante respaldo en las urnas cuyo nivel es histórico en los 35 años de democracia". En esa línea de razonamiento lo que se viene es un compromiso asumido por ese "voto de confianza" otorgado por el electorado platense.

El jefe comunal sabe que para lograr un tránsito que facilite su plan necesita un equipo amalgamado. Por eso espera que la cita en un lugar apartado y con tiempo para la reflexión, sirva también para que se salden las diferencias y se limen las asperezas que puedan perdurar en el interior de su equipo. "Hay que unificar teniendo en cuenta que ha habido muchos cambios y que muchos de los funcionarios ni siquiera se conocían", indicaros los voceros consultados. En ese punto, el intendente deposita buena parte de su confianza en el rol que puede ejercer Oscar Negrelli como recién asumido coordinador general del gabinete.

Será este funcionario el encargado de surfear, junto con el propio Garro, en un mar donde existen las diferencias propias de los diversos orígenes de sus integrante."El abanico es amplio", dicen, y mencionan a funcionarios de las distintas fuerzas que integran la coalición gobernante: hay radicales, de la Coalición Cívica, del PRO y de origen peronista, quienes pueden tener distintos modos de ver y encarar el trabajo desde la gestión pública. La capacidad de unificar criterios, integrar a todos los funcionarios y mejorar las relaciones intergabinete será lo que evaluará el intendente cuando, pasado el tiempo, defina si es tiempo o no de lanzar su reelección.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS