viernes 21 de septiembre de 2018 - Edición Nº1822
Diario Full В» SOCIEDAD В» 1 mar 2018

Destapan la olla en la Universidad Tecnológica de La Plata: misteriosa desaparición de $18 millones

Un verdadero escándalo se va a conocer en las próximas horas. Tiene que ver con maniobras ilícitas perpetradas en la Universidad Tecnológica de La Plata. La maniobra superaría los 18 millones de pesos en partidas que le había asignado el Estado Nacional a la casa de altos estudios. Esos dineros al parecer se esfumaron y fueron a parar a bolsillos de algunos de los funcionarios, a través del manejo oscuro de una fundación que está bajo la lupa de la justicia.


 
En el programa Animales Sueltos que conduce el periodista Alejandro Fantino, el panelista Tato Young prometió contar todos los detalles. Young señaló que además que en la UTN los autores de la maniobra hasta cobraban los sueldos de personas fallecidas. 
El tema no es nuevo, viene desde el 2007 . En ese marco, la Justicia federal investiga al menos cuatro causas penales relacionadas con la Universidad Tecnológica Nacional de La Plata, atravesadas por un factor común: el presunto lavado de dinero público.
Algunos de los denunciantes, dieron cuenta que las actividades delictivas se formalizarían con acuerdos firmados entre la Fundación de la entidad académica y terceros, en los que se comprometen a realizar obras con profesionales del área con contratos millonarios, pero en realidad todo es una pantalla, en la que los “retornos” serían del 90 por ciento.
Además, la comunidad educativa está atemorizada al tomar conocimiento de que un docente, hijo de un alto directivo de la entidad, se desempeñó como agente de inteligencia K.
Los profesores sospechan que durante mucho tiempo se instalaron espías en la UTN y que tenían sus teléfonos “pinchados” y que además les capturaban y leían correos electrónicos, en el marco de seguimientos que violan su intimidad. 
Respecto a las presuntas estafas, uno de los denunciantes afirmó: “En casi todos los negociados participaba en forma indirecta pero fundamental el ministro de Planificación, Julio De Vido. En una maquinaria de lavado de dinero ingresaban millonarios fondos por servicios a terceros y se pagan retornos muchos más alevosos de los que dicen que abonaba el técnico Lagomarsino al fiscal Alberto Nisman”.  
Un ex empleado de la UTN La Plata reveló que “es una asociación ilícita que comenzó a funcionar en el año 2007 y que en estos ocho años se quedó con más de 18 millones de pesos”.
En la Oficina Anticorrupción (OA) existe desde 2011 un expediente iniciado por una denuncia anónima contra las autoridades de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Regional La Plata por supuesta asociación ilícita y enriquecimiento ilícito. 
En la denuncia consta que una empresa utilizó a unos 200 alumnos de esa universidad para hacer un negocio redondo. Se trata de Dinatech, la empresa de Eduardo Wassi, el empresario que hizo fortunas gracias a los contratos que le cedieron el ministro Florencio Randazzo y otros funcionarios como Amado Boudou y Diego Bossio.
En junio de 2009, de acuerdo a la denuncia, la empresa de informática Dinatech firmó un acuerdo de “Cooperación y Asistencia Técnica Recíproca” con la UTN La Plata para digitalizar  las fotomultas. 
Por ese servicio tercerizado al Estado, Wassi facturó al menos $9 millones sólo en 2010. Pero lo hizo con una ventaja: se instaló en cuatro aulas de la UTN en la calle 125 y avenida 60, y utilizó como mano de obra a unos 200 alumnos. Los alumnos, divididos en tres turnos, recibían entre $500 y $1.100 mensuales en concepto de beca por trabajar seis horas diarias, y habrían cobrado el cheque a través de la universidad.
Pero en abril de 2011, un grupo de alumnos realizó una denuncia al Ministerio de Trabajo bonaerense. La cartera envió inspectores a la Facultad y Dinatech decidió mudar el negocio a otras instalaciones. La mayoría de los alumnos fueron despedidos. Para los denunciantes hubo defraudación con pagos de “retornos” a funcionarios nacionales y de la UTN. 
Otras irregularidades se habrían dado en la construcción de una planta de tratamiento de residuos en la localidad tucumana de Concepción, y por una obra hidráulica en las ciudades Tafí Viejo y Villa Carmela, de esa provincia.
Además se presentarían informes por trabajos técnicos jamás realizados o parcialmente concretados, por los cuales los profesionales que “entran en el juego” presentan facturas, cobran unos 8000 pesos quincenales y depositan el “retorno”.
En noviembre de 2007 la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires y UTN La Plata firmaron un convenio de cooperación recíproca. En la cláusula tercera se mencionan a docentes que debían tomar un rol activo, pero al parecer ni siquiera fueron informados de la rúbrica del acuerdo.
A través de la Fundación de Ingeniería de  la Facultad Regional La Plata, se habrían adquirido autos 0 km los que estarían a disposición de familiares del decano Carlos Fantini. Además, fondos recaudados por la Facultad Regional habrían sido negociados en mesas de dinero.
También es poco claro el manejo de la playa de estacionamiento del predio de la UTN, en la que se recauda unos 20 mil pesos mensuales y no hay manera de controlar el destino de ese dinero. “El alquiler de espacios públicos está prohibido”, aclaró uno de los denunciantes.
Uno de los empleados de la UTN que según él renunció al observar tantas irregularidades, manifestó que el decano de la UTN La Plata, Carlos Fantini, a pesar de estar en la mira de la Justicia, viajó al Vaticano y logró sacarse una foto con el papa Francisco.“Se la muestra a todos con el objetivo de lavar su imagen”, aseguró el informante.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS