miércoles 14 de noviembre de 2018 - Edición Nº1876
Diario Full В» LA GRAN PROVINCIA В» 6 mar 2018

Coronel Suárez

Llueven repudios por infortunado "chiste" sobre Baradel y la cláusula gatillo

El diario Nuevo Día utilizó un dibujo "fuerte" sobre el conflicto docente. Se argumenta que se trata de una nota humorística.


La caricatura de un arma apuntando a la cabeza del dirigente gremial de Suteba, Roberto Baradel, causa revuelo en Coronel Suárez y se ha viralizado a todo el país. Apareció en la sección “La vida a través de la imagen” del diario local Nuevo Día firmado por el humorista “Yapita” acompañando la nota del periodista José Luis Dégele. “Las clases comenzarán sólo cuando el gobierno decida implementar la cláusula gatillo. Parece que el ministro de Educación ha tomado nota”, dice el dibujo en un tono que pretende risas. “Es una imagen desacertada en un diario que no tiene tanta pegada pero que repercutió en las redes, trascendió a la provincia, porque es una imagen muy fuerte. Repudiamos lo que paso. Cayó muy mal”, dijo Ana Scheweitzer, secretaria general de Suteba a la agencia de noticias Realpolitik.

La foto se viralizó y el repudio no se hizo esperar. Personajes del a política como Aníbal Fernández, el periodista Gustavo “Gato” Silvestre, organizaciones de derechos humanos y gremios hicieron llegar su adhesión al episodio. “Hemos recibido adhesiones de todos lados menos del intendente (Roberto “Pachi” Palacios) que es de Cambiemos y obviamente no hizo ninguna nota de repudio. Ninguno de los políticos que tiene mayoría en el Concejo dijeron nada sobre esto”, dijo la docente.

Suteba emitió un comunicado. Uno de sus párrafos dice: “No pretendemos que el señor José Luis Dégele comprenda lo que significa democracia y a libertad sindical, ni la lucha por los derechos de los trabajadores. Sí esperamos que reconozca que cuando alguien tiene un posicionamiento diferente nosotros, los sindicalistas, los dirimimos con argumentos, jamás con pistola”, señala la nota que cierra diciendo: “Hoy los docentes somos Roberto Baradel. Le decimos no las balas de un humor que encubre violencia”.

Scheweitzer dijo que fueron los propios vecinos los que alertaron sobre la nota. Es que en el pueblo el “diarito” tiene poca tirada. “Lo leen gente grande que todavía le gusta leer en papel, pero acá la radio y las redes son las que llegan más a la gente”, dice. “Fue impresionante la repercusión que tuvo y la imagen es humillante. La metáfora que relaciona una cláusula gatillo del gobierno con esto es terrible. Acá hay grupos que nosotros llamamos ‘fachos’ que adhieren a este tipo de publicación contra Baradel porque es un sector que lo detesta. Cuando llegan las paritarias pasan estas cosas y vienen las amenazas. Ya se sabe de quién es el correo electrónico desde donde salieron las amenazas a la familia de Baradel el año pasado pero la Justicia no investigó”, denunció. 

“Esta gente se ha empoderado en sentido negativo para publicar este tipo de cosas que es una imagen desagradable humillante y poco acertada”, insistió Scheweitzer

La noticia de Baradel apuntado con un arma llevó a este medio hasta Coronel Suárez y permitió conocer algo más sobre la realidad del distrito donde viven apenas 40 mil personas. Allí, la semana pasada, 180 personas fueron despedidas de la empresa textil Dass. Y desde el 2000 hasta la fecha el distrito, reconocido por su alto crecimiento en talleres vinculados a la indumentaria, viene en franca caída. Los propios vecinos armaron una mesa social para tratar la embestida contra el trabajo de los lugareños. “Nosotros hemos tenidos fábricas modelos que llegaron a tener cuatro mil empleados que venían de otras ciudades” cuenta con orgullo Scheweitzer. “La importación hizo estragos y los talleres se fueron cerrando”, lamenta.

Según la docente en Suárez: “Hay mucho enojo, mucha decepción. Fijate que si llegaron a ganar por más del 60 por ciento quiere decir que ganaron con el voto docente. Esta es una gestión conservadora, con la política del ‘salvese quien pueda’. Es terrible. En educación hubo achique en talleres de artística y cursos. En primaria y secundaria se bajaron o fusionaron cursos  pero también hubo un silencio cómplice de los directivos. Solo los que resistimos pudimos sostenerlos”, concluyó. 

Fuente: Realpolitik

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS