miércoles 20 de junio de 2018 - Edición Nº1729
Diario Full » SOCIEDAD » 12 mar 2018

No se detiene el robo de costosos equipos a grupos de ciclistas que hacen travesías

Ahora le tocó a "Quiero Pedal, Haciendo Amigos" en 178 y 425 de Colonia Urquiza. A uno le quitaron una bicicleta que recién había traído de Estados Unidos. Mercado negro.


La actividad de los ciclo-turistas sigue amenazada por los robos. Los ladrones saben que se hacen de rodados y equipos de alto costo que van rápidamente al mercado negro. , quienes por lo general buscan zonas alejadas para poder hacer lo que más le gusta: andar en bicicleta en grupos numerosos, pero sin provocar molestias a nadie.

Ahora le tocó a cuatro integrantes de “Quiero Pedal, Haciendo amigos”, por las calles 178 y 425 de la lo calidad de Colonia Urquiza, cuando los sorprendieron tres delincuentes armados.

Pareció una emboscada. “Salieron de una curva, de atrás de unas plantas”, recordó Carlos Ávila (54), una de las víctimas.

“Es una zona liberada. No hay nada de nada, menos policías”, agregó en diálogo con este diario y con evidente enojo.

Según Ávila, “hemos tenido varios comentarios sobre episodios así. Sería el modus operandi”.

En este caso, cuando pasaron los ciclistas, los ladrones salieron a correrlos de atrás y se escuchó cómo accionaban la corredera del arma.

“Creemos que tuvieron la complicidad de uno que andaba en moto y que les avisó por dónde íbamos. Nosotros cruzamos a uno en el camino”, conjeturó Ávila, que contó que también les robaron los celulares, los relojes y todo lo de valor que teníamos encima.

“Quedamos incomunicados. No sabíamos qué hacer. Por suerte pasó una persona en una EcoSport que nos llevó a la comisaría de Abasto para radicar la denuncia”, recordó.

Ávila mencionó que una de las bicicletas que se robaron había sido traída de Estados Unidos y que justo ese día su dueño la estaba estrenando.

“El muchacho está a la miseria. Muy angustiado. Hizo un gran esfuerzo y lo perdió todo en un segundo”, añadió.

Por suerte, siempre siguiendo el relato de Ávila, los asaltantes no los golpearon.

“Nosotros colaboramos en todo momento con ellos. No ofrecimos resistencia. Nos tiramos al piso y dejamos que se fueran”, recordó.

Las bicicletas que se robaron tendrían un valor que oscila entre los 13 mil y los 53 mil pesos.

Si bien desde el grupo “Quiero Pedal” nunca publican los recorridos, precisamente como forma de protegerse de los robos, en este caso no alcanzó la prevención.

“LAS ESTÁN ENFRIANDO”

Una de las posibilidades que barajan las víctimas del asalto es que las bicicletas robadas sean ofrecidas a la venta por las redes sociales.

El mercado negro siempre es una opción de canje muy rentable.

Sin embargo, por ahora no encontraron rastros de ellas.

“Seguro que las están aguantando. Como se dice siempre, enfriando un poco. El hecho es muy reciente. Nosotros estuvimos mirando, pero no vimos nada”, explicó Ávila.

Según el sitio de Facebook de “Quiero Pedal, Haciendo Amigos”, se trata de “un grupo inclusivo y solidario con ganas de compartir buenos momentos con gente linda, aprendiendo cada día a ser tolerantes en la adversidad, ayudar a otros cuando lo necesita ”.

Lamentablemente, esta vez la delincuencia les jugó un trago amargo, por lo que aprovecharon la ocasión para visibilizar sus reclamos de seguridad.

Como se recordará, en marzo de 2016 un centenar de ciclistas realizó una marcha a plaza Moreno exigiendo protección y bicisendas en lugares alejados del casco urbano, “lo que no implica gastos excesivos ni una planificación que demande de meses de estudios”, expresó en aquel momento uno de los participantes de la protesta.

Precisamente, otro de los graves problemas que tienen los amantes de esta disciplina es la inseguridad vial, porque lamentablemente se han registrado episodios de tránsito que terminaron con la vida de deportistas.

Por eso, el pedido de medidas es un reclamo que se mantiene en el tiempo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS