martes 25 de septiembre de 2018 - Edición Nº1826
Diario Full В» SOCIEDAD В» 10 abr 2018

Incluye alquiler

La canasta familiar ya está en $42.000 según un estudio del Congreso

El diputado Marco Lavagna, que encabezaba el interrumpido IPC Congreso, presentó su nuevo Informe sobre el Indice de Precios al Consumidor


El diputado Marco Lavagna, que encabezaba el interrumpido IPC Congreso, presentó su nuevo Informe sobre el Indice de Precios al Consumidor, junto al Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (CESyAC), que relevó una canasta de gastos de consumo del hogar y dio un número impactante: un hogar de 4 integrantes necesitó $ 42.000 para vivir.

Eso implicó una suba de 2% contra febrero. El número se diferencia de las canastas básicas que publica mes a mes el Indec en un detalle: no da por hecho que los hogares son propietarios sino que incluye los gastos de alquiler y servicios para la vivienda.

Además, el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) publicó ayer la “inflación de los trabajadores” de marzo, que registró una suba de 2,4%, número que, aunque es muy alto, está en torno a lo que se espera para la variación del IPC Nacional, que publicará este jueves el Indec. Con esto, la inflación medida por el IET llegó a acumular 7,1% en el primer trimestre del año (en sólo tres meses casi la mitad de la meta inflacionaria 2018), mientras que la interanual llegó a 25,5%.

La dinámica inflacionaria no viene dando tregua. En la previa, marzo era un mes al que se lo podía imaginar como uno en el que podrían aflojar las presiones, ya que los únicos incrementos de regulados venían por el lado de los cigarrillos y la educación, por el comienzo de las clases. Los difíciles en materia de regulados eran febrero y abril, con subas en combustibles, electricidad (en febrero), gas (en abril), colectivos, trenes y subtes.

 

Pero el dólar metió la cola otra vez. Ya los incrementos que mostraron los precios mayoristas en los últimos IPIM publicados por el Indec dieron pistas de que los transables iban a tener presiones en los meses siguientes. Ahí la pregunta es qué deparará abril, porque marzo vino fuerte. La categoría Alimentos y bebidas del índice del IET mostró un incremento de 2,2%. El informe publicado ayer explicó que son precios “sensibles a la cotización del dólar e influidos por el traspaso a precios de la depreciación del peso de los meses previos”.

 

Además, “el aumento estuvo motorizado por las categorías otros bienes y servicios, que dio 8,7%, debido a subas del 16% en cigarrillos y por educación, que trepó 5,8%, debido a la entrada en vigor de nuevas cuotas en colegios privados con el inicio del año, mientras que Indumentaria y calzado trepó 3,6% y mantenimiento del hogar 2,7%”.

 

Son varios los analistas que coinciden en que la inflación de 2018 será al menos relativamente, si no del todo, parecida a la de 2017. Pero que habrá modificaciones en los anclas que protagonizarán la dinámica. Mientras que durante el año pasado fue el dólar (y durante el segundo semestre, con las elecciones como contexto, las tarifas, que interrumpieron su reacomodamiento), durante este año sería el salario.

 

Lo remarcó un muy comentado informe de Ecolatina publicado durante el fin de semana: “Cabe destacar que los drivers de la inflación cambiarán respecto a 2017. Mientras que en gran parte del año pasado el dólar funcionó como ancla contra la suba de precios, en 2018 este rol lo ocuparían los incrementos salariales. En consecuencia, mientras que el año pasado los sectores transables fueron los más perjudicados por la evolución de los precios relativos, este año dicho lugar quedaría para los ingresos reales”.

 

En ese sentido, desde el IET mostraron que en 2017 el poder adquisitivo del salario real arrancó negativo, tras un 2016 que fue de fuerte caída y un 2017 que de punta a punta mostró recuperación. El informe publicado ayer sostuvo: “El poder adquisitivo de los trabajadores formales cayó 5% en 2016 y se recuperó parcialmente (3%) en 2017. En 2018 la comparación interanual dio una caída de 1,7% en el primer trimestre del año. El poder adquisitivo del salario real de los trabajadores formales cayó 3,4% desde septiembre pasado y 6% desde noviembre de 2015”.

Fuente: El Economista Diario

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS