lunes 24 de septiembre de 2018 - Edición Nº1825
Diario Full В» LA GRAN PROVINCIA В» 11 abr 2018

Denuncian una operación política detrás del reclamo por los adoquines de una calle de Ensenada

La administración del ultrakirchnerista Mario Secco quiere rehacer la traza porque ya no resiste el paso de vehículos de gran porte. Y anuncian que los adoquines históricos serán utilizados para embellecer otras zonas del distrito. Pero denuncian que un grupo vecinal con vinculaciones con la oposición quiere frenar la obra.


Durante las últimas horas, un gran revuelo se armó en las redes sociales a partir de los trabajos de pavimentación que comenzó a encarar el Municipio de Ensenada en calle 50 de 126 a 122, en la localidad de El Dique.

Por un lado, un grupo minoritario de supuestos vecinos sostuvieron que estas tareas representan un avasallamiento al patrimonio el haber extraído adoquines históricos; por el otro, desde la Comuna, aseguraron que es una obra necesaria para rehacer la traza con hormigón porque la calle “no da para más” y los adoquines perdieron la capacidad que tuvieron cuando fueron colocados.

Asimismo, hay que tener en cuenta que los adoquines, desde hace añares, están tapados por asfalto. En ese sentido, desde la Municipalidad, reconocieron que los adoquines serán reutilizados para embellecer distintos lugares de la Ciudad.

Según indicaron, se utilizará hormigón H30 de alta resistencia y gran durabilidad para soportar el peso de los vehículos de gran porte que circulan por esta zona del Polo Industrial.

Pero fuentes comunales y vecinales aseguran que detrás del reclamo hay una operación "pagada" que además se encargó de panfletear el barrio El Dique N° 1 con críticas a Secco. A su vez, difundieron que las obras se realizan junto al Gobierno Nacional, cuando los fondos son genuinos del Municipio. Esto deja entrever que hay una marcada intencionalidad política detrás de esta maniobra.

Un antecedente ejemplificador

Años atrás, una operación política buscó trabar los trabajos que el Municipio realizaba en el Parque del Bicentenario, por lo que solo se terminó llevando a cabo la puesta en valor de este espacio natural en el sector del Barrio San José, no pudiendo encararse la obra en la Cabecera de El Dique.

Enceguecidos por el rédito político, militantes disfrazados de vecinos independientes perjudicaron a cientos de familias de la zona: al ver los trabajos realizados del otro lado del Camino Vergara, la gran mayoría de los ciudadanos de El Dique le pidieron al intendente que se lleve a cabo la obra que algunos “politiqueros” se encargaron de paralizar. Sin rencores, la gestión puso manos a la obra y avanza la segunda etapa del Parque.

Para que no vuelva a suceder en relación al pavimento de la 50, un grupo importante de vecinos autoconvocados e instituciones barriales juntan firmas para ponerle un freno a esta operación foránea. 

Fuente: Agencia de Noticias Nova 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS