lunes 15 de octubre de 2018 - Edición Nº1846
Diario Full В» CHISMOTECA В» 10 may 2018

Sale a la luz el Pacto Grand Bell, un acuerdo entre el PRO y el Cristinismo para fingir oposición

En los últimos tiempos en el Concejo Deliberante solo se discuten cuestiones "de reglamento" y son cada vez más frecuentes los cruces "tipo show" entre el presidente Fernando Ponce, líder de la Juventud PRO y la concejala cristinista Victoria Tolosa Paz.


TAGS: BELL, PACTO, GRAND

En los últimos tiempos en el Concejo Deliberante solo se discuten cuestiones "de reglamento" y son cada vez más frecuentes los cruces entre el presidente Ponce, líder de la Juventud PRO y la concejala cristinista Victoria Tolosa Paz, esposa del procesado empresario K, Pepe Albistur. Hay quienes sospechan que esas discusiones son "puestas en escena" y que forman parte de un pacto entre el intendente Julio Garro y su vecina del country Grand Bell, Tolosa Paz.
"Se eligieron como oposición porque a Cambiemos le conviene que sea el cristinismo más extremo y a ella porque se posiciona dentro de la interna peronista donde seguramente va a tener más de dos ó tres competidores", señaló una fuente muy filosa a Diario Full.
La cuestión habría sido ya advertida por algunos ediles como la radical díscola Florencia Rollié que recientemente dijo públicamente que el Concejo platense "se diluye" en virtud de ese supuesto Pacto.
En los corrillos se asegura que por el lado del peronismo, la concejala Lorena Riesgo también habría advertido la maniobra.

Pero habría algo más. Se asegura que en el marco de ese Pacto de Grand Bell (por el carísimo barrio cerrado donde viven Garro y Tolosa Paz) ultimamente se habrían dado episodios de robo de proyectos e ideas entre ediles.

CONTINUARA...

 

LO QUE DICE ROLLIE

En los últimos tiempos en el Concejo Deliberante solo se discuten cuestiones "de reglamento" y son cada vez más frecuentes los cruces entre el presidente Ponce, líder de la Juventud PRO y la concejala cristinista Victoria Tolosa Paz, esposa del procesado empresario K, Pepe Albistur. La concejal Radical en Cambiemos Florencia Rollié planteó que mientras el Concejo Deliberante estuvo ayer más de una hora disertando sobre el FMI, cuando se debieron tratar los problemas de los vecinos, a esos proyectos se los mandó a Comisión para que nunca sean votados.

La edil Radical explicó en la misma sesión de ayer que resulta realmente vergonzoso que los problemas que padecen los vecinos y que motorizan proyectos de los concejales como pedidos de refugios para usuarios de transporte, árboles que pueden significar riesgos para la población, falta de nomencladores o semáforos peatonales sean remitidos a varias Comisiones con el objeto que en ellas nunca se despachen y sean archivadas, cuando el Reglamento Interno del cuerpo obliga por Artículo 65 a ser tratados y votados en forma inmediata para poder dar una rápida respuesta.

La concejal Radical Florencia Rollié repasó la historia del Concejo Deliberante y recordó que durante las tres primeras gestiones desde 1983 en adelante (Albertí, Pinto y Alak) se respetaba el Reglamento y estos proyectos, como los pedidos de informe al Ejecutivo, se votaban siempre. Esta mala práctica se inició con la gestión del Intendente Pablo Bruera y lamentablemente continua en la actualidad, aun cuando Cambiemos gobierna la ciudad desde hace más de dos años.

“Debemos reparar esta falta de respeto a los vecinos que creen que sus problemas son tratados en la institución que debe ocuparse de ellos y que es el Concejo Deliberante, por cuanto si estas inquietudes se cajonean, si el Ejecutivo casi no remite iniciativas de tipo normativo, si los proyectos de ordenanzas que no son del agrado de la gestión ni se consideran dado que ni siquiera se debaten en las Comisiones, si los pedidos de informes no se votan tampoco y por ende no se responden, está claro que los ciudadanos puedan preguntarse ¿Para qué sirve el Concejo Deliberante? Y que terminen descreyendo a partir de allí  del sistema de la democracia”, afirmó Florencia Rollié.

 

“La falta de argumentos, formación o de capacidad para utilizar el lenguaje, no podrán ser excusas para clausurar uno de los más importantes templos que tiene la comunidad para ser escuchada, porque ese tipo de concepción autoritaria sólo conduce al aislamiento y la destrucción de las instituciones. Si la única palabra que estamos dispuestos a recibir es la de los aduladores significa que hemos renunciado a mejorar, a transformar la realidad y por sobre todas las cosas a construir una sociedad mucho más democrática”, terminó fundamentando la concejal Radica

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS