sábado 23 de junio de 2018 - Edición Nº1732
Diario Full » SOCIEDAD » 2 jun 2018

Fue primicia de Diario Full

Pelusa se enganchó con los alambres de su hábitat, cayó y ahora rezan para que se levante

El municipio emitió un comunicado "para llevar tranquilidad". La versión oficial dice que después de dos años de estar parada "se recostó a descansar". Pero otras fuentes aseguran que se enganchó en los alambres del nuevo hábitat.


TAGS: PELUSA
  • Fue una jornada con movida donde hubo toda clase de veriones, Personal especializado, efectivos de la policía y una dotación de bomberos del cuartel La Plata que intentaron, entre todos, poner de pie al animal que sin embargo sigue caído.

Desde la comuna dicen que Pelusa duerme y que eso sería un buen síntoma de como evoluciona su enfermedad en las patas.

Pelusa habría caído luego de caminar, meter la cabeza y enredarse en el alambrado de su hábitat, especialmente preparado para que se recupere de sus problemas de salud y poder viajar a Brasil.  Expertos que prefirieron dejar en reserva su nombre señalaron que "es un disparate poner alambres perimetrales a este tipo de animales, no es lo adecuado y ahora eso queda a las claras". 

Los expertos señalan que "por lo general los elefantes no pueden tumbarse mucho tiempo porque eso no los beneficia por su enorme peso. Puede dañar sus órganos internos y la presión afectar su corazón y pulmones, a veces causando un paro respiratorio y cardíaco. La presión originada en caderas y parte posterior es muy fuerte, por eso duermen molestos en posiciones tumbadas. A veces si se sienten muy enfermos pasan más tiempo recostados y esto puede provocar muchas veces su muerte".

Con esta visión de un especialista, cuesta creer que Pelusa se haya acostado y que ese sea, como dijeron al principio, "un buen síntoma" para el animal. Y hay más, lo curioso de los elefantes es que "duermen pocas horas al día, unas cuatro apróximadamente. Y pueden hacerlo de pie y para ayudarse se apoyan en algún árbol cerano o se sostienen de alguna rama fuerte y cuando se recuestan lo hacen durante poco tiempo. No fue este el caso, ya que en la foto no se la ve recostada a Pelusa, sino con su cabeza entre la alambrada.

Desde el Municipio señalaron que "la elefanta Pelusa padece desde hace 5 años una enfermedad (Pododermatitis crónica) en sus patas traseras. Esto es común en elefantes que se encuentran en cautiverio, y se origina por la imposibilidad de poder caminar grandes distancias, como debería hacerlo un animal de su especie en condiciones de libertad". 

Indicaron también que "a raíz de esta afección, Pelusa hacía dos años que no se recostaba a dormir, ya que esta enfermedad -entre otras cosas- le genera la imposibilidad de poder levantarse por sus propios medios. Es por ello que el animal descansaba de pie, lo cual le generó un gran cansancio a lo largo del tiempo". 

Esta mañana circularon versiones acerca de que la elefanta estaba recostada como consecuencia de una caída y que se encontraba lastimada, pero fueron desmentidas por fuente del municipio, quienes sin embargo reconocieron que la salud de Pelusa es delicada.

Según expusieron desde el Municipio, una vez que se logró ver que Pelusa se mantenía recostada para descansar, se dispuso un operativo de reserva para cuidar el sueño de la elefanta. 

En este marco se procedió a cerrar las puertas del predio y evitar que personal del Zoo se encuentre recorriendo las inmediaciones al ambiente de Pelusa para que no se generen ruidos molestos.   

También se resolvió hidratarla y monitorear su temperatura corporal. Le tomaron muestras de sangre y se la aisló térmicamente con mantas y calefacción para exterior, con el fin de que no sufra del frío.  

El personal continuará trabajando con el objetivo de seguir monitoreando a Pelusa y se actualizará información antes del término de la jornada.  

El mes pasado llegaron al país especialistas estadounidenses a La Plata para preparar la mudanza de la emblemática elefanta, cuyo espacio en el Bioparque fue mejorado para que pueda descansar las extremidades, con el suelo tapizado con caucho.

Desde el ex zoo se mostraron también optimistas con este episodio ya que remarcaron que la elefanta mostró en los últimos meses una "buena evolución", por lo que entienden que "es normal que el animal se recueste" y aseguraron que esperarán que duerma unas horas y que se levante para determinar cualquier diagnóstico.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS