miércoles 12 de diciembre de 2018 - Edición Nº1904
Diario Full В» CHISMOTECA В» 30 jun 2018

Vampiros de la especulación y el negocio inmobiliario sobrevuelan el Hipódromo de La Plata y su tradicional barrio

Cuentan que hace unos meses, en una de las tantas cenas entre "influyentes" en una fundación, se habló largo y tendido sobre "el valor estratégico" del tradicional Barrio Hipódromo de La Plata. Ya estarían comprando casas viejas a precio vil para transformarlas en millonarias torres de departamentos.


Cuentan que hace unos meses, en una de las tantas cenas entre "influyentes" en una fundación, se habló largo y tendido sobre "el valor estratégico" del tradicional Barrio Hipódromo de La Plata, un barrio de casas bajas, mayoritariamente sencillas, con muchos studs que en algunos casos fueron reciclados para convertirse en casas chorizo. Un barrio que, para algunos entendidos en la materia, zafó de la tragedia de Abril de 2013 gracias a que el por entonces Código de Ordenamiento Urbano no lo incluyó entre las zonas donde se permitó la desmedida construcción de edificios en altura.
Por eso, sostienen algunos especialistas, Barrio Hipódromo no tuvo muertos durante la Gran Inundación. Pero, al mismo tiempo, tampoco fue posible desarrollar en esa zona el fenomenal negocio inmobiliario que en otros barrios de la ciudad hicieron los denominados "emprendedores". Esto es: comprar una casa vieja por dos pesos y convertirla en una torre de 15 pisos, sin importar si el barrio se va a quedar sin agua, sin luz o se va a inundar.
A salvo de esa voracidad, Barrio Hipódromo llegó a este 2018 sin ver el peligro que ahora se cierne sobre él.
Pero tal parece que por estas horas los planetas se están alineando en favor de los "vampiros" de la especulación inmobiliaria.
Se sabe que muy pronto el poder polìtico de la ciudad tratará un nuevo Código de Ordenamiento Urbano. Y se olfatea que la nueva norma dará luz verde a la construcción en altura en zonas donde hasta ahora está prohibido. Barrio Hipódromo podría ser una de esas nuevas zonas marcadas en el mapa de los negocios.
Cuentan que en una de esas reuniones del poder, se concluyó en que la urgencia es salir a comprar propiedades en Barrio Hipódromo. Otra vez la timba de la casa vieja por dos pesos para transformarla en una torre de departamentos de varios millones.
Cuentan que alguien arrimó a una de esas reuniones un dato clave: "muy pronto dejarán de varear caballos por la calle".
El dato venía a despejar una de las objeciones que algunos de esos inversores tienen respecto del Barrio Hipódromo: "todo muy lindo, ahi nomás de la Autopista pero hay que andar esquivando caballos".
El informante los tranquilizó con un dato que pocas semanas después se confirmaría: el plan de reducción presupuestaria del gobierno provincial que pone contra las cuerdas a la actividad hípica. Sin hipódromo no habrá caballos en las calles del barrio.
Esta semana, dos concejales del peronismo platense, Lorena Riesgo y Pedro Borgini, hicieron una advertencia pública: pueden llegar a construir edificios en el predio del Hipòdromo de La Plata y emprendieron una pelea legislativa para impedirlo.
Ni Riesgo -que ya se declaró candidata a intendente en 2019- ni Borgini que podría integrar la lista de candidatos a senadores por la Octava Sección, han estado soñando ni dicen lo que dicen producto de una fiebre.
Por el contrario, dos artículos entre la "letra chica" de la nueva Ley de Hipódromos les da la razón.
La gobernadora Vidal envió al Senado el proyecto para eliminar el Fondo del Turf, lo que prácticamente dejaría a la actividad hípica en quiebra. Dos artículos de la iniciativa parlamentaria incluye la posibilidad de que los predios sean utilizados para emprendimientos inmobiliarios. El Hipódromo de La Plata cuenta con 64 hectáreas y su valor resulta incalculable. En el Concejo Deliberante presentaron un proyecto para resguardar el predio como patrimonio e impedir cualquier modificación futura.
“Claramente en una parte de la propuesta se está diciendo que en nuestro Hipódromo quedará la puerta abierta para la construcción de edificios en torre u otros desarrollos inmobiliarios que aun cuando no afecten la actividad hípica, tendrán un impacto altamente negativo sobre el lugar y su entorno”, han señalado.
Fuertes trascendidos que indican que ya hay "emprendores", como se llama en La Plata a empresarios del rubro inmobiliario que influyen con fuerza en el poder polìtico local, que en la intimidad muestran planos de 15 torres de 20 pisos cada una.
Estiman que cada departamento, a metros de la autopista, cerca del centro y en un lugar con vista privilegida podrìa comercializarse en más de 3.500 dólares el metro cuadrado.
"A los inundadores de 2013 se les hace agua la boca", señaló a Diario Full un vecino intrante de una de las Asambleas Vecinales que todavía reclaman justicia por lo ocurrido y se cuentan entre quienes responsabilizan a la construcción desmedida de edificios lo ocurrido aquella tarde trágica de abril.
Con la posibilidad de que se extinga la actividad hípica, con vampiros saliendo a comprar a precio vil viviendas antiguas difíciles de vender en un barrio de gente humilde y con una letra chica de una ley que abre las puertas a las hormigoneras, es evidente que algo huele a podrido. En Dinamarca y en el Barrio Hipódromo también.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS