miércoles 26 de septiembre de 2018 - Edición Nº1827
Diario Full В» SOCIEDAD В» 5 jul 2018

Fue adelanto de Diario Full: separaron del cargo al director que no quiso evacuar la escuela ante una amenaza de bomba

El berissense Roberto Pendenza fue apartado de sus funciones mientras se sustancia el sumario que la Dirección de Escuelas le inició por haber hecho una "particular interpretacion del reglamento".


“El reglamento dice que las autoridades escolares pueden suspender las clases ‘cuando lo exijan factores climáticos, sanitarios, edilicios u otros que impliquen riesgos para el alumnado, personal docente y no docente o configuren una emergencia’” explicó Roberto Pendenza, quien conduce la Secundaria Perito Francisco Pascasio Moreno”: “y en esta ocasión no estaba afectada la integridad de nadie”.

“Entré a la escuela a las 7.15 y la encontré en perfectas condiciones” aclaró el docente: “no había aparatos ni cajas raras. Con los porteros revisamos planta alta y baja, y nada. Y considerando que el cien por ciento de las inspecciones por amenazas dio negativo, decidí no evacuar el edificio cuando a las 7.35 la policía notificó la amenaza”.

El operativo se hizo, de todos modos, pero a las 9.15, cuando arribó al lugar la Brigada de Explosivos. “Nos fuimos a cien metros; los especialistas tardaron quince minutos en recorrer la escuela, y todos siguieron dando clases. Por lo menos no perdimos el día”, advirtió Pendenza, quien lleva tres décadas como profesor en el colegio de Villa Zula y seis como directivo, y llegó a contabilizar 16 amenazas solamente en los últimos 20 días.

“Los padres están de acuerdo” (con el curso de acción tomado) “los comerciantes, los profesores y los auxiliares también, incluso la gran mayoría de los pibes que están perdiendo muchas horas de clases” sintetizó el berissense.

Quienes no mostraron ninguna conformidad fueron las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCYE). Desde la dependencia de 13 entre 56 y 57 subrayaron que “los protocolos vigentes no están para interpretarlos sino para ejecutarlos”, y se preguntaron “por qué el director no actuó esta vez ajustándose a las normas tal como lo hizo en todas las amenazas de bomba anteriores”.

Las fuentes ratificaron que “apenas se recibe el llamado intimidatorio o la notificación policial, el edificio en cuestión debe ser evacuado. El reglamento no indica interpretación sino acción, porque ya fue pensado y por algo es como es”. Y adelantaron que “con la mayor celeridad posibles vamos a sustanciar una inspección corroborando todo lo que ocurrió, cómo y quiénes son los responsables”

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS