miércoles 14 de noviembre de 2018 - Edición Nº1876
Diario Full В» SOCIEDAD В» 1 sep 2018

No hagan olas

MACRI EN SU HORA MÁS DIFÍCIL

*Por Jorge Joury.- Ya es un secreto a voces que los banqueros de Wall Street le pidieron a Macri que oxigene la Casa Rosada e inicie otra etapa política hasta las elecciones. En esa dirección se amasa un paquete de medidas que probablemente se anuncien en las próximas horas. Hay quienes aseguran que los nuevos términos del acuerdo que se está negociando con el Fondo Monetario aceleran el ajuste a cambio de una disponibilidad de fondos que despejen el peligro de default.


TAGS: JOURY
Por:
Jorge Joury
  •  
    Pero las condiciones son estrictas: el año próximo el déficit no debe ser de 1,3 % sino cero. En esa dirección se planea un ahorro de 400 mil millones de pesos.  Esto le eriza la piel a las primeras espadas de Balcarce 50. No hay que olvidar que en 2019 habrá elecciones. El shock puede ser posible en la calculadora económica, pero en la política sería como firmar la propia sentencia de muerte.
    A pesar del estricto hermetismo, más allá de los recortes de gastos tradicionales, se analiza subir retenciones a las exportaciones. Por esta razón, a los productores agropecuarios se les caen las lágrimas porque se les pincha el sueño de quedarse con toda la torta: los que sembraron trigo con un dólar de 28 se llevan la cosecha con uno de 40 pesos en dos meses. La posible vuelta de las retenciones a la minería, también está en carpeta, además de la reducción de ministerios y un mayor freno a la obra pública.
    Entre los posibles cambios hay que agregar un impuesto al turismo, que significaría el cobro de una tasa a la compra realizada por turistas argentinos en el exterior. Se trata de otra medida propuesta por el economista Carlos Melconian. "El dólar del que quiere viajar no puede valer lo mismo que el 'dólar fideo'", dijo un par de meses atrás."En dos años y medio, entre atesoramiento y turismo, se fueron 80.000 millones de dólares. De los cuales, el último tiempo el Banco Central vendió 20.000 millones", aseguró Melconián en los últimos días.
     
    LA HORA DE LA VERDAD
     
    El Gobierno hace agua. No tiene otra salida que decir la verdad, aunque duela. Macri está solo en el medio del río, como lo refleja la foto y con el agua arriba de la cintura. No tiene otra salida que cruzar hacia la otra orilla para demostrar su fortaleza. Depende de su esfuerzo personal. Si no lo hace y se queda sin brazos, todos pensarán que se va a ahogar. Con las nuevas medidas, el Presidente debe demostrar que tiene condiciones de nadador para emerger de la crisis. A esta altura, es difícil ocultar que el problema es hoy político y no económico. Y, en consecuencia, imposible de solucionar solo con medidas fiscales y financieras, por más acertadas que pudieran estar. De hecho, la propuesta de acelerar 12 meses los desembolsos del FMI no es una decisión alocada, incluyendo las nuevas imposiciones de ajustes que haga el organismo. El problema es que ninguna medida genera ya un mínimo de confianza en que el programa de Macri pueda sobrevivir; en principio, porque ya no sólo se duda de la idoneidad de los mecanismos y sus creadores, sino de la capacidad política de ejecutarlas. Esta verdad, otra más, no sólo fue reflejada públicamente por los principales economistas y analistas del país; además de, obviamente, la oposición. La agencia Bloomberg publicó un informe al mundo donde sin eufemismos dijo que "los mercados perdieron la confianza en Macri". Y, como se sabe, sin confianza fracasa el mejor plan económico. 
     
    EL MIEDO A QUE VAYAN POR EL
     
    Macri  está acorralado por el clamor generalizado de realizar un movimiento político fuerte dentro de su Gabinete, si quiere que los mercados y la sociedad vuelvan a creer en que lo que viene es mejor que lo que se está viviendo. Necesita de hombres con mayor cintura política para construír consensos con la oposición y lograr llevar a buen puerto la aprobación del Presupuesto 2019. El Presidente a partir de ahora está obligado a dejar de lado sus pronósticos esperanzadores, manejar la verdad, y actuar en consecuencia, aunque probablemente deba perder a varios de sus hombres de confianza, incluyendo alguno en los que puso mucho de su esperanza de cambio y éxito en su gestión. Estos cambios son pedidos casi a gritos por los operadores, empresarios y un sector del propio oficialismo, entre los que se hallan María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Emilio Monzó.
    Hay que decir que el Presidente es reticente a aceptar esas presiones. Considera que sería una pérdida de autoridad en momentos complicados. Algunos colaboradores incluso explicaban en voz baja que la razón verdadera de no aceptar esta verdad, era la convicción que si pierde a los alfiles cuestionados "después vendrán por mí". 
     
    OTRO TARIFAZO EN PUERTA
     
    Mientras tanto, desde otros ministerios y reparticiones la agenda económica del ajuste parece tener vida paralela. La cartera de Energía por ejemplo, elabora el porcentaje final de incremento tarifario, tomando la nueva realidad devaluadora como referente. El primer latigazo vendrá con el gas. No hay que olvidar que las tarifas están dolarizadas. Las petroleras, comenzando por la estatal YPF, también subieron las naftas este mismo fin de semana. Algunos hablan que el litro para fin de año está calculado en 50 pesos. En consecuencia,  hay que hacerse a la idea  de medidas inflacionarias y recesivas, que convertirán la vida del ciudadano en un verdadero  vía crucis. Lo contrario de lo que Peña y Dujovne prometieron. 
    Algun diagnóstico de la crítica situación lo dio amargamente el antecesor de Dujovne, Alfonso Prat Gay. El miércoles por la noche, en una entrevista mano a mano ante Alejando Fantino, describió parte de su paso por el Palacio de Hacienda como "un quilombo". Argumentaba que mientras él tenía la orden presidencial de hacer un ajuste y bajar la inflación; en otro ministerio se decidía dar vía libre a una suba de tarifas de más del 80%, en otro se liberaban los precios de los combustibles y desde el Banco Central se le imponían metas inflacionarias restrictivas.
    Resulta paradójico, pero la  situación se mantiene casi inalterable hasta hoy.
     
    PEÑA EN EL OJO DE LA TORMENTA
     
    Otro de los items que el Presidente debe tomar nota, es que los mercados le están reclamando previsibilidad. Se requiere de manera urgente un jugador de peso que se haga cargo de un plan creíble y que le permita a los actores económicos recuperar el optimismo perdido. Para un político de las características de Macri, que considera inviable la idea de empoderar a un funcionario por debajo de él, manejar esta nueva hipótesis debe ser difícil de digerir.
    Algunos dicen que Macri se niega a mandar a Siberia a Dujovne. Menos aún, cuando el martes se debe entrevistar en Washington con Cristine Lagarde, la titular del Fondo. Sería una muy mala señal que empantanaría la nueva negociación, ya de por sí compleja.
    En los pasillos de la Casa Rosada el rumor que gana estridencia, es que Marcos Peña perdió las riendas del gobierno y  finalmente rodaría su cabeza, junto a las de sus lugartenientes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. No obstante, por ahora el Presidente desea mantenerlos en sus puestos.
    La proyección de inflación, según consultoras privadas, quedaría desmadrada por encima del 40% anual. Otro dato a tener en cuenta es que la  corrida, nuevamente licuó las negociaciones paritarias que llevó adelante el Ministerio de Trabajo de Jorge Triaca justo cuando la CGT anuncia el cuarto paro general contra Macri. El efecto cascada además termina de complicar también a María Eugenia Vidal en su pelea con los gremios docentes que mantiene paralizada la educación en la provincia de Buenos Aires. Lo mismo le ocurre a Dante Sica en el Ministerio de la Producción, quien carece ahora más que nunca de recursos para reactivar la actividad en las pymes.
    El debate por la continuidad, o no, de Peña se volvió así abstracto. La dimensión de la corrida afectó no sólo su conducción política dentro y fuera de Cambiemos, sino que también licuó el trabajo de todos los ministerios. 
     
    UN MINISTRO DE CINTURA PARA LA TORMENTA
     
    El hombre señalado para reemplazar a Peña, sería Rogelio Frigerio, el ministro del Interior, que integra el ala más dialoguista del oficialismo. Tiene buena llegada con los gobernadores de la oposición y cuenta con el valor agregado de ser un economista probado en la gestión, cuando se desempeñó con éxito al frente del Banco Ciudad. 
    El Macri eufórico que hace meses ganó una legislativa, que tenía "el mejor equipo de los últimos 50 años" y soñaba con una reelección casi segura, nunca imaginó que en abril se iba a dar vuelta la taba y que sería el comienzo de una crisis terminal como la que estamos viviendo. 
    Esta es una de las verdades más graves que debe asumir el Jefe de Estado. No es la peor. La más dura será que mientras no cambie su suerte económica, es muy probable que sus números macroeconómicos finales terminen siendo peores a la mayoría de los que heredó de Cristina Kirchner. Internamente, este es fantasma más temido del Presidente, que además puede terminar poniendo en peligro la gobernabilidad. 
     
    LOS DELIRANTES VIENTOS GOLPISTAS
     
    Algunos de los aliados presidenciales ponen palos en la rueda. Caen en la excusa de siempre para estas instancias. Argumentan que las corridas cambiarias son fruto de los golpistas de turno que no están dispuestos a aceptar los cambios "venturosos" que se vienen. En esta dirección, la siempre estridente Elisa Carrió decidió sembrar el miedo vía Twitter con su particular estilo denunciante. Identificó a los aparentes golpistas dentro del mercado financiero local y extranjero. Habló también de "manos negras". Habrá que notificarla mediante telegrama urgente que muchos de los bancos apuntados tuvieron entre sus filas hasta hace sólo meses a varios de los funcionarios que hoy están combatiendo el alza del dólar.
    Macri está convencido de que si logra timonear con éxito esta crisis, le habrá hecho al país un servicio inestimable en la lucha por desterrar la cultura dolarizadora e inflacionaria. Dujovne para conformar al FMI les dirá que se achicarán del gasto 100 mil millones de pesos más de lo previsto. Mientras tanto, el escenario es desolador. La inflación de este mes podría superar el 4%. Esto significa más pobres y conflictividad en las calles. Y como si fuera poco, en el cierre de la semana el riesgo país salto a 802 puntos, el mayor nivel desde octubre de 2014. A contrapelo de Macri, Vidal salió a reconocer la crisis y reforzó la asistencia social en mil millones de pesos, para que no falte comida en las zonas más pobres del conurbano.
    Frente a este cuadro de situación, no  es casual la frase que eligió Frigerio para cerrar su discurso al exponer en el Council de las Américas: "Estamos atravesando un río embravecido, pero tenemos un capitán fuerte y convencido. Los marineros, es decir el equipo, son totalmente prescindibles".  Con este clima muchos se preguntan: ¿Podrá Macri cruzar el río?. Por las dudas, no hagan olas.
     
    *Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Su correo electrónico esjorgejoury@gmail.com. Si querés consultar su blogs, podés dirigirte al sitio: Jorge Joury De Tapas.
     

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS