viernes 21 de septiembre de 2018 - Edición Nº1822
Diario Full В» LA GRAN PROVINCIA В» 8 sep 2018

Un intendente se puso en modo detective y enganchó a empleados que robaban nafta

El intendente de Campana, Sebastián Abella (Cambiemos) los siguió hasta descubrirlos. Y de paso encontró que una máquina vial era usada para trabajos particulares.


TAGS: CAMPANA, ABELLA

El intendente de Campana, Sebastián Abella (Cambiemos), se vistió de investigador y salió a desenmascarar a un grupo de empleados municipales que vendían a una empresa privada parte del combustible que paga la comuna para los camiones del corralón. Además denunció el uso de maquinaria municipal en trabajos de suelo en predios privados.

Según cuenta la revisa La Tecla, el caso, que podría terminar con empleados echados y varios empresarios denunciados, arrancó la mañana del miércoles, cuando el intendente se subió a su auto oficial y fue hasta la estación de servicio Axión donde la flota de camiones del municipio carga diariamente combustible antes de salir a realizar sus trabajos.

 Abella, que tenía el dato sobre supuestas irregularidades con el combustible, esperó semioculto en el vehículo oficial que los camiones cargaran el fluido y luego los siguió, a una distancia prudencial para no ser advertido.

 Camino al casco urbano, uno de los camiones se desvió y se dirigió hacia un predio abandonado en el barrio Las Praderas. Allí el intendente pudo observar como dos empleados descargaban en bidones de 25 litros el combustible que habían cargado minutos antes.

 Una fuente del Ejecutivo local contó a La Tecla que en ese momento el jefe comunal llamó a la policía, concretamente a DDI local, y a la fiscal de turno, Marcela Amoretti, quienes llegaron hasta el lugar y tomaron la denuncia.

 Pero Abella guardaba otro dato. El GPS de la motoniveladora del corralón la había ubicado durante varios días fuera de su rango de trabajo, en un descampado cerca del cementerio municipal.

 Hasta ese lugar, donde funciona una empresa de transporte, llegó el intendente, donde pudo corroborar, tras hablar con los propietarios, el uso de maquinaria municipal, y otras también del corralón, para trabajos privados.

 

Por el caso están imputados varios empleados municipales, cinco de los cuales ya fueron sumariados, y los empresarios dueños de las compañías que adquirían el combustible y contrataron la motoniveladora.

 

“Vamos a seguir investigando hasta las ultimas consecuencias, porque entendemos que hay mas personas involucradas”, sostuvo el intendente Abella en declaraciones a La Tecla.

 

Y advirtió que hará lo que esté a su alcance para que “los empresarios inescrupulosos que compraban combustible y utilizaban las maquinarias respondan en la justicia”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS