miércoles 12 de diciembre de 2018 - Edición Nº1904
Diario Full В» POLITICA y POLITICOS В» 8 oct 2018

El futuro de Massa: ¿Cuánto queda de la "ancha avenida del medio"?

Por Enrique de la Calle (Agencia Paco Urondo).- ¿Qué posibilidades electorales tiene un tercer espacio político en Argentina? Un repaso de la breve historia del Frente Renovador.


El lanzamiento del espacio político que integran Sergio Massa, Juan Urtubey, Juan Schiaretti y Miguel Pichetto, vuelve a traer la discusión sobre las posibilidades de un tercer espacio en la política argentina. ¿Existe la ancha avenida del medio? Los resultados electorales recientes no parecen acordar con esa hipótesis. Un repaso por la breve historia del Frente Renovador.  

El FR nació en 2013 en la provincia de Buenos Aires, cuando Massa encabezó un frente que reunió a intendentes (mayoritariamente peronistas) y dirigentes del justicialismo distanciados del kirchnerismo (Felipe Solá, Graciela Camaño, Héctor Daer, entre otros). El arranque fue esperanzador para el massismo: 44% en PBA. Por el peso bonaerense, se quedó con el 17% de los votos nacionales. Un gran comienzo. 

Esa elección se leyó como el primer paso de un camino que tenía destino seguro para los renovadores: Casa Rosada. Sin embargo, se pasaban por alto por lo menos dos elementos importantes. Por un lado, que más allá del prometedor arranque, el nuevo espacio había sacado menos del 20% nacional, por debajo del Frente Progresista Cívico y Social (25%). Por otro, que en Buenos Aires habían tenido la ayuda del macrismo, que desistió de presentar candidato propio para apoyar al massismo en su objetivo de golpear al kirchnerismo. 

En 2015, los que dudaba de las posibilidades del FR confirmaron las sospechas. El Frente para la Victoria le obstaculizó las posibilidades de crecimiento entre los votantes peronistas y el massismo debió conformarse, a nivel nacional, con un 21%, solo 4 puntos arriba de 2013. A ese número llegó mejorando su performance en muchas provincias (se alió con el peronismo cordobés, por ejemplo) pero cediendo votos en Buenos Aires. En PBA, esta vez, el macrismo sí mandó fórmula propia que no solo participó sino que se quedó con la gobernación, aprovechando la fractura del voto peronista entre kirchneristas y massistas (los renovadores bajaron de 43% a 19% en dos años). El desempeño a nivel nacional de kirchneristas/peronistas y macristas/radicales dio cuenta de que las dos avenidas históricas siguen en pie, gozando de buena salud.   
 
En 2017, Massa volvió a replegarse sobre Buenos Aires. Fue el peor resultado de todo el trayecto que comenzó 4 años antes: obtuvo el 11,32%, a más de 25 puntos del kirchnerismo y del macrismo. A sus nuevos aliados (Schiaretti, de Córdoba, y Urtubey, de Salta) tampoco les fue muy bien: Schiaretti perdió por 18 puntos y Urtubey, por 6. En una reciente entrevista televisiva le preguntaron a Massa por qué no había hablado desde las elecciones del año pasado: "Porque las urnas me dieron un mensaje". ¿Hasta dónde creerá Massa que llega ese mensaje?.

Agencia Paco Urondo

www.agenciapacourondo.com.ar

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS