viernes 16 de noviembre de 2018 - Edición Nº1878
Diario Full В» SOCIEDAD В» 3 nov 2018

El Arbobispo platense les volvió a cantar las 40: "el pensamiento neoliberal no quiere que la Iglesia hable de cuestiones sociales"

Dijo que el poder político y mediático prefería verlo encerrado en la sacristía.


El arzbispo Víctor Manuel Tucho Fernández, volvió a dar una muestra de su compromiso social, tras la repercusión que tuvo su encuentro con cartoneros platenses amenazados por el Código de Convivencia que se discute a nivel municipal.

En una entrevista dejó varias frases picantes. Y evitó hablar de su antecesor, Héctor Aguer.

 

 

"Me siento feliz porque en La Plata la gente me recibió muy bien, en todas las parroquias que visito encuentro mucho afecto, tengo buen diálogo con los sacerdotes y hay mucho para hacer.

"Prefiero no hacer planteos dialécticos con respecto a los obispos anteriores. Soy muy diferente a ellos, sencillamente porque soy de otra época, porque cada uno tiene sus propias inquietudes, pero es bueno porque cada uno hace su aporte a la historia del lugar. Yo me siento muy interpretado por los planteos espirituales, pastorales y sociales del papa Francisco, por su testimonio y sus consejos.

 

 “No creo que alguien se haga cura para defender la macroeconomía liberal”.

"Algunos episodios vinieron marcando una declinación moral en algunos sectores de la Iglesia, por los casos de pedofilia y de corrupción financiera. -En realidad el número total de católicos en el mundo ha crecido debido sobre todo al crecimiento que se produjo en África. Ha disminuido sobre todo en algunos países de Europa. Los casos de pedofilia ciertamente provocan horror en muchos católicos, y es sano que así ocurra. No obstante, mucha gente sabe separar las razones de su fe del testimonio que puedan dar algunos jerarcas".

"Lo propio de la Iglesia católica ha sido siempre unir una propuesta espiritual con un planteo social. La unión de las dos cosas, como en el caso de la Madre Teresa de Calcuta, en definitiva la vuelve más atractiva. Por otra parte, del mal y del diablo el papa Francisco habla más que los Papas anteriores. El asunto es que hoy en el poder mundial – político y mediático- tiene un fuerte predominio un pensamiento neoliberal que ciertamente rechaza que la Iglesia hable de cuestiones sociales y la prefiere encerrada en la sacristía. Se ha acentuado en los medios, que parecen responder completamente a ese paradigma, no sé si por algún interés económico, por alianzas de sus dueños o por pasiones políticas. De hecho, conviene hacer memoria.

 “Me siento muy interpretado por los planteos espirituales, pastorales y sociales del papa Francisco”

"Me parece que el problema es leer todo en términos de política partidaria. Algunos no tenemos interés en quedar encasillados y presos de la grieta. Con respecto a las cuestiones sociales, nosotros nos ponemos inevitablemente del lado de los más débiles y perjudicados, pero no por una cuestión de oposición política (muchos opositores cambian sus ideas cuando les conviene). Lo hacemos porque es lo que haría Jesucristo, y porque nos interesa cuidar la dignidad de los más desprotegidos. Yo no creo que alguno se haga cura para defender la macroeconomía liberal o los ajustes. Para eso que se haga economista o político. Es ineludible para la Iglesia ir más allá de las discusiones pseudocientíficas sobre economía, que muchas veces están llenas de dogmas laicos, y ponerse del lado de los más débiles, de los que no tienen las posibilidades de los grandes sistemas económicos y financieros. No me exijan que haga lo que no me interesa, lo que no es parte de mi vocación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS