sábado 20 de abril de 2019 - Edición Nº2033
Diario Full » PERIODISMO DE PERIODISTAS

Metáfora poco feliz del editorialista de La Nación: "A Scioli no le creo ni que le falta un brazo"

Lo dijo Carlos Pagni en Neuquén el editorialista de La Nación en el marco de una durísima crítica al peronismo, al kirchnerismo y una encendida defensa del gobierno de Mauricio Macri.


TAGS: PAGNI, SCIIOLI, BRAZO

Pagni inició su alocución calificando a los años del kirchnerismo como “década perdida”, y celebró la sentencia de trece años por asociación ilícita que recayó sobre Milagro Sala. “Va a ir a parar con los huesos a una cárcel de verdad -aseveró-. Yo aplaudo con los pies y con las manos. Milagro Sala ha dejado sin casas a miles y miles de personas que no tienen para comer. Se han cagado en ellos”.

Los insultos, palabras soeces y conceptos descalificatorios caracterizaron al editorial. Así, no quedaron excluidos los economistas de todo el espectro ideológico: “No tenemos paz los argentinos. Si sube el dólar porque sube, si baja porque baja. Los economistas que estudiaron tantos años dicen boludeces. Nos quieren contar cosas que no son así”. Y justificó su autoridad en la materia diciendo que él no era economista, sino “un pelotudo cualquiera”.

Cuando hablamos de aumentar las tarifas, afirmó Pagni, todos se rasgan las vestiduras. “A mí me daba vergüenza por mis hijos pagar lo que pagaba en Buenos Aires por la luz y por el gas. Ahora con todos estos aumentos, con que casi se desangran en Buenos Aires, la gente entendió que las tarifas hay que pagarlas. Que ha tocado el bolsillo, sin ninguna duda. Que había que tocarlo, sin ninguna duda”, dijo.

En otro pasaje, Pagni dijo que "El gran negocio del gobierno anterior era traer el barquito de Bolivia, y después ellos tenían cientos de propiedades en el exterior”. Y allí llegó al punto culminante de su discurso, cuando intentó explicar la naturaleza del cambio que significa Cambiemos: “El cambio es este, que haya empresarios presos, que haya políticos presos, que haya empresarios presos. ¡Esto es maravilloso!”, celebró para luego continuar con la caza de brujas. 

“Este es uno de los cambios que pedíamos, pero deseamos más cambios. Deseamos que vaya preso Boudou, que vaya presa Cristina, que devuelvan lo que se llevaron”, pero omitió toda referencia al primer pedido de extinción de dominio en los términos dispuestos por el DNU inconstitucional del presidente Mauricio Macri, presentado por los diputados Martín Doñate Rodolfo Tailhade, para “tratar de recuperar los 5 millones de dólares que ‘hasta ahora’ se quedó la familia presidencial por un negociado”, según puntualiza la presentación respectiva. 

Entre otros argumentos para defender la gestión de Mauricio MacriPagni recurrió a una metáfora: “No se puede pasar del subsuelo al penthouse, hay que ir piso por piso. Falta un montonazo”. No es esa la impresión prevaleciente en la mayoría de la sociedad, ya que los indicadores económicos y sociales oficiales demuestran que hemos descendido de la superficie hasta el centro de la tierra.

Y se despachó con un contundente respaldo: “No te quepa duda de que en la Argentina va a seguir siendo presiente Macri, con todos los aciertos y desaciertos que tiene, con todos los ida y vuelta, con todos los problemas de comunicación que tiene”. Adjudicar la caída en picada de la imagen presidencial sólo a problemas de comunicación es un infantilismo que sólo podrían creer los beneficiados por este modelo. Y concluyó su alabanza presidencial profetizando: ”No vuelven nunca más, muchachos. No vuelven nunca más en la vida, porque la gente de bien, porque la gente honesta, porque la gente que labura, no los quiere más, no se olvida más”.

Y cuando le llegó el turno al gobernador Daniel Scioli, Pagni usó una metáfora poco feliz: "Y todos estos otros son el hambre y las ganas de comer, son gente que no les podés creer ni siquiera que se llaman así. Yo a Scioli ya ni siquiera le creo que le falta un brazo”, lo que hizo recordar la célebre frase del titular de Carta Abierta en 2015, cuando afirmó que “con Scioli el proyecto nacional se queda manco”. 

Pagni siguió repartiendo palos para todos y todas. “El resto de ese fantasma que los rodea y que se llama el nuevo peronismo son los que nos han gobernado todos estos años y han dejado a la Argentina hecha mierda, como estamos hoy. Le han enseñado a la gente a perder la dignidad. Le han enseñado a la gente a dejarse basurear por un plan. Que si no los vota, se les cae. Que si no laburás para el estado, no laburás para nadie y si laburás para el estado estás obligado a votarme y si estás obligado a votarme, te tengo de rehén toda la vida. Esto es lo que tenemos que cambiar en la Argentina”. 

Fuente: Real Politik

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS