domingo 21 de abril de 2019 - Edición Nº2034
Diario Full » SOCIEDAD

La imagen que estremece sobre la prohibición a los repartidores de Glovo en la ciudad de Buenos Aires

La subió Cristian Godoy, un usuario de Facebook junto con un texto crítico a la medida y al sistema.


"La justicia de la Ciudad falló en contra de las empresas como Rappi, Glovo y PedidosYa. Eso dice el titular, pero al entrar a leer la nota resulta ser un fallo que va más en contra de los empleados que de sus explotadores. No pueden salir a repartir en bicicleta o moto hasta tanto cumplan con la legislación vigente en materia de transporte. Usar casco. Tener las mochilas agarradas del rodado y noen la espalda. Tener libreta sanitaria. Todo responsabilidad individual de cada trabajador que, a partir de hoy mismo, no puede salir a ganarse el mango y en cambio debe poner plata en adecuarse a las normas. No hay multas a las empresas. No hay reconocimiento de la relación laboral. No hay exigencia de que sean Rappi, Glovo y PedidosYa quienes estén obligados a suministrar los cascos e instalar las mochilas de la manera adecuada. Un albañil u obrero de fábrica no tiene que salir a comprar de su bolsillo el casco, el calzado con puntera, los protectores auditivos ni los delantales o guantes. Rappi respondió públicamente que es un fallo inédito en el mundo y que la justicia está atentando contra el desarrollo de las economías digitales. ¿Economías digitales? Tienen gente laburando en negro, en su mayoría migrantes en situación de vulnerabilidad, sin acceso a los derechos más básicos de cualquier trabajador. Tracción a sangre en su más pura expresión. Estamos mucho más cerca de la esclavitud y del feudalismo que de la era digital. El fallo se basa en estadísticas como la cantidad de accidentes de tránsito que debieron atenderse en los últimos meses en hospitales públicos, a causa de estos servicios de delivery".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS