lunes 22 de julio de 2019 - Edición Nº2126
Diario Full » PERIODISMO DE PERIODISTAS

La columna quilombera

Regimiento 7 de Infantería: el baile de la Tabdite

Por Matías Crowder #.- "Era el primer día de colimba y los soldados debían pasar por una serie de vacunas. Decían que la Tabdite era la más fuerte, que era como si te inyectaran plastilina en la espalda".


Por:
Matías Crowder

 

Hace pocas semanas atrás salía a la luz que soldados en Malvinas sufrieron torturas. Los testimonios me hicieron acordar a una historia que contaba siempre mi padre, que hizo la “colimba” en el glorioso Regimiento 7 de Infantería de La Plata. Es una historia que contó durante años, cada vez que su paso por la el Ejército venía a tema.

Era el primer día de colimba y los soldados debían pasar por una serie de vacunas. Decían que la Tabdite  era la más fuerte, que era como si te inyectaran plastilina en la espalda. Los soldados eran pinchados con la vacuna y acto seguido se les hacía correr en uno de los llamados “bailes”, para gracia de los superiores, que se divertían al ver como éstos caían desmayados. “¡El que queda en pie se va a su casa!”, recordaba mi padre la voz del sargento. Hacía un sol abrasador y mientras los colimbas corrían veían como uno y otro caían desplomados al suelo.

 En la foto, mi padre, cigarro en mano, es el cuarto de la fila de arriba. El escenario es el Regimiento 7 de Infantería, hoy Plaza Islas Malvinas. La foto es del 63, recuerdo el año porque otra de las historias familiares tenía que ver con el día en que mataron a Kennedy, que dieron libre a la tropa. Mi padre llegó a ser dragoniante del 7 de Infantería, de lo que estaba orgulloso, y en casa todavía se conservan las fotografías de él vestido de uniforme, con una radio colgando a su espalda. Pese a ello, a su amor por aquel Regimiento, no olvidaba la historia del “baile” con la Tabdite. Era otra época y este tipo de “jodas”, como hacer bailar a la tropa luego de colocarles una vacuna tan fuerte, solo para que un grupo de milicos se mataran de risa, era considerada una simple novatada.

 Ahora que salen a la luz los casos de tortura en Malvinas, es fácil encontrar el hilo conductor de la “joda” de la Tabdite como la misma encadenación de sometimiento y gastadas que había obtenido el rango de habituales, y que con una dictadura, y luego una guerra de por medio, se volvieron más duras. En Malvinas estaqueaban y semienterraban en la tundra helada a los soldados que se quejaban de las penosas condiciones de hambre y frío en las Islas para “adoctrinar a la tropa”. La tortura no salía de la nada, había toda una larga escuela detrás.

 Otras de las tantas heridas abiertas de una guerra que no se termina.

# Matías Crowder es periodista y escritor platense radicado en Catalunya. Este año Editorial Marea publicará su último trabajo, “Los jueves de redención”, novela que trata sobre “los vuelos de la muerte” de la dictadura militar.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS