martes 15 de octubre de 2019 - Edición Nº2211
Diario Full » POLITICA y POLITICOS

La mesa contra el hambre mira a La Plata donde la mitad de los niños no toman leche

*Por Jorge Joury.- El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, anunció que presentará una “propuesta a los argentinos para ponerle fin al hambre”. Esto incluye a los barrios periféricos de La Plata, donde hay datos que ponen los pelos de punta.


TAGS: JOURY
Por:
Jorge Joury
 
 La dirigente peronista Florencia Saintout lo graficó  en las últimas horas, señalando que "la mitad de los chicos de la ciudad no toman un vaso de leche". Otro dato a tener en cuenta, es que cada vez hay más gente tocando timbre por los domicilios pidiendo algo de comer. Es notorio además, la decadencia de la clase media local, que cada vez se endeuda más con las tarjetas de crédito. Las familias ya registran hasta tres sueldos de deuda y el mayor nivel de mora en los últimos 10 años.  
El anuncio de Alberto Fernández, se hará este lunes a las 10 de la mañana en la Facultad de Agronomía de la UBA. Allí estará acompañado por integrantes de la Iglesia Católica y otros cultos, por dirigentes territoriales y personalidades del mundo de la política, la cultura y los derechos humanos. Si bien las fuentes consultadas no dieron precisiones, Fernández buscaría garantizarle a las familias más pobres el acceso a un plan alimentario que incluya más de diez ítems, poniendo el foco en aquellos hogares que perciben la Asignación Universal por Hijo.  
"Desde hace tiempo venimos trabajando un plan contra el hambre junto a Daniel Arroyo y Santiago Cafiero", dijo el dirigente social Juan Carlos Alderete ( Corriente Clasista y Combativa), quien afirma que la misión de esa mesa deberá lograr que en los comedores populares y en la población afectada, se implemente "una dieta equilibrada que incluya carne, verduras, frutas y otros alimentos, porque los profesionales de la salud vienen . 
CONVOCARAN A FIGURAS DE RENOMBRE 
Para esa gran convocatoria, tendiente a convertirse en una política de Estado, Fernández quiere hacer un llamado amplio y entre los nombres se escuchó el de Marcelo Hugo Tinelli. Fue de boca del candidato el último fin de semana, durante reunión a la que concurrió de la mano del postulante peronista porteño Matías Lammens, amigo y compañero sanlorencista del conductor y empresario televisivo. 
También se piensa en más dirigentes de referencia social, como Juan Carr o Facundo Manes. Si bien no han sido convocados aún,  se cree que no escaparán a una iniciativa de ese tenor. Se comenta además que se llamará a participar a líderes empresarios y sindicales y a las organizaciones sociales. Entre estas, figura el denominado "Tridente de San Cayetano", donde se nuclean la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie (línea Daniel Menéndez) y la CTEP, que orienta Juan Grabois. 
En cuanto a las medidas, en el albertismo hablan de un esquema de entre 11 y 12 rubros alimentarios para garantizar el acceso de los sectores más castigados.
La movida, con eje en la cuestión nutricional, pondrá especial foco en quienes acceden a la AUH (Asignación Universal por Hijo) y al día de hoy, cayeron en el escalón más bajo.
LAS DIAGONALES DE LAS CARENCIAS
Si miramos al Gran La Plata, por ejemplo, las cifras alimentarias son alarmantes. Basta decir que durante la gestión de Cambiemos los comedores, merenderos y copas de leche aumentaron en un 67%. Son datos  oficiales del Relevamiento de sitios de distribución de alimentos (SDA), del Consejo Social de la Universidad Nacional de La Plata. En este aspecto, los especialistas sostienen que en el último año estos establecimientos incrementaron la población atendida mientras se disminuyó la distribución de carnes, huevos, verduras, frutas y lácteos desde agosto del 2018.
Los resultados preliminares del estudio no hacen otra cosa que desnudar la crisis alimentaria que azota a la región y que impide a las familias garantizar los alimentos necesarios. De las conclusiones del estudio surge que el aumento de la demanda sobrepasa a los sitios de contención alimentaria, lo cual redunda en la imposibilidad de acoger a toda la gente en un lugar físico y de realizar otro tipo de actividades. Además, están superados en cantidad y calidad de alimentos.Por otro lado, la mayor cantidad de comedores se concentran en las localidades de Melchor Romero (15%), Villa Elvira, Olmos y San Carlos (7,5%), Altos de San Lorenzo y Los Hornos (5%), y Ringuelet.
Hay que señalar, que el relevamiento es llevado adelante sobre comedores y merenderos vinculados a las 14 organizaciones sociales que integran el Consejo Social de la UNLP, a centros comunitarios de extensión y a proyectos de extensión de distintas facultades.
Estos son datos determinantes de un estudio del que participaron la facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación y el Instituto de Investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (Conicet), con aportes de las facultades de Medicina y Ciencias Exactas  
UNA HERENCIA QUE ESPANTA
El deterioro social, la mayoría de los jubilados en la indigencia y la infancia postergada, es la pesada herencia que deja Cambiemos, además del endeudamiento histórico que compromete seriamente el futuro de la Nación. El salto en los niveles de pobreza, que alcanzó el 35,4%, en la infancia supera más del 50% y seguramente hacia fin de año comprenda a 6 de cada 10 niños o niñas hasta 17 años. 
Mauricio Macri se irá en diciembre, si se ratifican los números de las PASO, dejando también a 8 de cada 10 jubilados por debajo de la línea de la pobreza. El 80% de ellos cobrarán muchísimo menos que la canasta básica, la que se calcula que para esa fecha estará en torno a los 40 mil pesos.
La malnutrición en todo el país está por encima del 40% en el sector más bajo dela población (ISEPCi, 2019). Según la UCA 6 millones de personas pasan hambre. Más de 8 millones de niños/as sufren algún tipo de vulneración en sus derechos. De ese total, más de 5 millones pasan hambre o no acceden a los nutrientes necesarios para desarrollarse. El 20% de los chicos/as que habitan suelo nacional sufren desnutrición crónica.
También hay que dar cuenta, que más de 22 millones de personas  no tienen cobertura de salud. Por otro lado, el desempleo en Argentina superó este año los dos dígitos por primera vez desde 2006. Creció en el segundo trimestre alcanzando el 10,6% y se calcula que será mayor en el tercero. Un 18,3% de las personas ocupadas está buscando un segundo empleo porque no le alcanza para vivir. La situación de las mujeres y de los jóvenes es la más grave, llegando la desocupación en el caso de las mujeres jóvenes a superar el 20%.
LA MAYORIA CON INGRESOS POR EL PISO
La mitad de la población en la Argentina tiene ingresos mensuales inferiores a los 10.000 pesos (según Indec) y el 66% de la población gana menos que la Canasta Básica.
Al brindar por las fiestas, la gran parte de la clase pasiva habrán tenido un 8,7% como último aumento del año. La jubilación mínima, que la perciben unos 3,7 millones de trabajadores pasivos, estará en 14 mil pesos; es decir que ni con dos haberes en un mismo hogar podrán alcanzar el mínimo de subsistencia para poder vivir.
El próximo gobierno cuando asuma  no sólo deberá asignar el aumento prometido en campaña del 20% para todos los jubilados, sino que además tendrá que modificar la fórmula de movilidad previsional para devolverle a nuestros abuelos la dignidad que se merecen. También los medicamentos gratis es otra de las promesas que AF deberá cumplir para que no le pasen la factura en el corto plazo.
UN ESTADO AUSENTE PARA CONTROLAR
Hoy la Argentina, considerada en el pasado "El Granero del Mundo",  es un país de alimentos caros, con precios similares a los de Europa o los Estados Unidos. Esto hay que sumarle que el acompañamiento del aumento con la recomposición salarial que se tuvo por un periodo en los últimos años ya no es tal. La crisis actual, como todas, combina múltiples factores, pero la responsabilidad del Gobierno para llegar a esta situación es indudable.
El rol regulador del Estado hoy no funciona. Las gigantes variaciones de precios de un barrio a otro, entre supermercados grandes, los chinos, las verdulerías de barrio, etc. y los llamativos descuentos que se promocionan en un lugar y otro hacen acordar al regateo más tradicionalmente asociado al sudeste asiático o a países como India.
Y como si fuera poco y en medio de este descalabro, el senador Miguel Angel Pichetto sigue vomitando fuego. Por ejemplo dice: "hay que dinamitar las villas". Ante el asombro del auditorio de editorial Perfil al repasar  los índices de pobreza, "estratificados", según él, en el 30% ó 35% de la población, agregó que "a mucha gente le gusta que haya pobres, porque lucran con la pobreza. La Iglesia reza con los pobres, está todo bárbaro. Los evangélicos reparten esperanza futura... La verdad, me parece que el tema es que hay que salir a buscar trabajo, hay que salir a buscar trabajo...". 
Lo que no dice el candidato de Cambiemos, es que el gobierno de Mauricio Macri destruyó el trabajo. Las estadísticas son irrebatibles: cerraron 21.644 pymes y se esfumaron 146.855 empleos. Como se observa, los desafíos del próximo gobierno serán muy grandes por el deterioro de la economía, pero las urgencias sociales, como el hambre, ya no pueden esperar al 11 de diciembre.
 
*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Para consultar su blogs, dirigirse al sitio: Jorge Joury De Tapas.   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS