domingo 15 de diciembre de 2019 - Edición Nº2272
Diario Full » POLITICA y POLITICOS

Kicillof sufre, Vidal no encuentra $5200 millones y se está a un paso del default

*Por Jorge Joury.- El flamante gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof ruega no tener que arrancar con una provincia en default. A María Eugenia Vidal le quedan tres días para encontrar $ 5.200 millones de un bono de la provincia que vence el viernes


TAGS: JOURY
  •  
    Pero, en tiempo de descuento, la gobernadora no parece encontrar salida. Por ahora Macri mira hacia otro lado y Vidal intenta que el directorio del Banco Provincia vote un canje voluntario del bono, es decir, diferirle el pago por un año a la provincia. No obstante, encuentra tenaz resistencia de no sólo los cuatro directores por la oposición, sino también la pata política de la UCR, Diego Rodrigo, y hasta el vicepresidente de la institución, Carlos Pérez, un hombre del ministro Hernán Lacunza. El viernes pasado por la tarde, el presidente del banco, Juan Curutchet, no consiguió el quórum para levantar el cuarto intermedio y aprobar el canje en la reunión de directorio que había quedado en suspenso el jueves. Fue después de que fracasara la estrategia anterior: tomar un préstamo a nombre de la provincia en el Banco Nación para, triangulación mediante, cubrir los $ 4.200 millones de capital y los $ 1.000 millones de intereses del bono. Pero por ahora todos los caminos terminan en un callejón sin salida. Ningún director del Banco quiere poner la firma en un canje que no está amparado ni por una ley ni por un decreto y que además no aconsejan ni la subgerencia de Finanzas ni la de Asuntos Legales. 
    Tanto el gobierno bonaerense como la oposición presienten días de alta tensión. Coinciden en que si Macri no la rescata, Vidal dejará el Banco en default.
    En el equipo de transición de Axel Kicillof revelan que. "Lo que a nosotros se nos dijo es que tenían los recursos para pagar el bono. Y en la programación de caja que nos pasaron era así. No es un tema que hayan planteado en el marco de la transición, porque nos dijeron que estaba cubierto. Así que esperamos que este todo en línea con lo que venimos hablando".
    Kicillof ya ha expresado públicamente su recomendación de que, si la provincia va a entrar en default, sea Vidal la responsable de declararlo. Ella no parece dispuesta a llevarse del gobierno el mismo estigma que Macri. Aunque tampoco le sobran las opciones.
    LAS CUATRO BOMBAS A DESACTIVAR
    En un suspiro, Axel Kicillof estará sentado en el sillón de Dardo Rocha. Allí le tocará bailar con la más fea, la pesada herencia que le deja María Eugenia Vidal, a la que él calificó como "tierra arrasada". Lo espera sobre su escritorio una carpeta con 4 bombas de tiempo a las que tendrá que desactivar de manera urgente para arrancar su gestión con el pie derecho. Son el vencimiento de la deuda por un monto aproximado de 570 millones de pesos; un agujero negro en el IOMA con los proveedores que lleva seis meses de atraso; la paritaria de los docentes para que las clases empiecen en tiempo y forma y el tratamiento del presupuesto para el 2020. Según datos oficiales, el IOMA tiene más de 2.6 millones de afiliados, incluyendo a trabajadores de la administración pública provincial, municipios, jubilados y pensionados de la Provincia, además de afiliados “voluntarios”, que abonan una cuota a partir de los 2.982 pesos de manera individual. El presupuesto para todo 2019 superó los 53 mil millones y es equivalente al de todo el Ministerio de Salud, que sostiene el funcionamiento de la red de hospitales provinciales.  
    En el IOMA existen nichos oscuros donde Kicxillof deberá meter el bisturí. Hay sospechas de que se multiplicaron por 8 la cantidad de contratados del Instituto, llevándola a unos 900 en la actualidad. Un informe de ATE constató la existencia de unos 380 bajo la modalidad “contrato autónomo”; el resto serían monotributistas.
    Para poder llevar a cabo discretamente las contrataciones, en el IOMA se habría hecho uso y abuso de la partida 3.4.9 del Presupuesto, donde se consignan “gastos no especificados”. Se trata, literalmente, de una caja sin control. La Ley de Presupuesto le asignó 2 millones de pesos, que fueron ampliados a 130 millones con el correr del año, pero que en los hechos lleva comprometidos gastos por 170 millones.  
    Los primero que hay que decir, es que el flamante gobernador ya tiene decidido pedir sesiones extraordinarias para tratar el presupuesto. No quiere llegar a marzo sin la denominada Ley de Leyes. 
    SEMBRAR SOBRE "TIERRA ARRASADA"  
    Hace pocos días, Kicillof puso primera y comenzó a descorrer el velo de lo que será su plan de gobierno. De cara a los participantes de la cena anual de empresarios de La Matanza, en la cuna del peronismo bonaerense,  Kicillof señaló que “vamos a convertir a la Provincia en el corazón productivo del país. Nuestro gobierno, aún con las dificultades que tenga, tiene un objetivo y un rumbo definido: es crear trabajo, porque gobernar es garantizar trabajo para tener una Provincia productiva”.
    Kicillof insiste en que Vidal le dejó "tierra arrasada". Lo confirman los datos de cada área que relevaron sus primeras espadas. De ello va a dar cuenta detalladamente durante el discurso que pronunciará ante la Asamblea Legislativa el día de su asunción como gobernador. Para Kicillof  "Vidal es Macri y deja un país devastado.Lo que pasa es que contó con blindaje mediático y ahora le vamos a sacar la careta", insisten desde su entorno.
    Kicillof también hablará de la historia de la Provincia y de la coyuntura bonaerense y nacional en que asume. En este punto no sólo revelará cuál es la herencia de Cambiemos y sus costos sino que explicará cómo perjudicó a los bonaerenses que Vidal no se revelara ante las imposiciones del gobierno de Mauricio Macri.  
    UN AMBICIOSO PLAN DE VIVIENDAS
    Lo primero que proyecta, es una suerte de Plan Procrear para construir viviendas y un Ahora 12 para estimular el consumo a tasa baja, a través del Banco Provincia, además de descuentos de hasta el 40% para las compras de Navidad.También le saca punta a una linea de créditos para poner en marcha las pymes, que en su gran mayoría tienen un 40% de su capacidad ociosa.
    Después de consensuar su gabinete con Cristina Kirchner, el gobernador electo ya puso a trabajar a su círculo de especialistas en su proyecto de gobierno y en los ejes de gestión que anunciará apenas asuma.
    Bajo la consigna "Buenos Aires Productiva", Kicillof presentará ese día los lineamientos centrales del proyecto integral y de desarrollo que quiere llevar adelante. Los soportes principales son: el empleo, la producción, la educación y la salud. "La generación de empleo es una de sus grandes obsesiones", explicaron desde su entorno.
    Otro de los temas que preocupan es activar un plan de infraestructura para reparar los problemas edilicios de las escuelas, que se llevaría adelante junto a los municipios, y otro para atender los problemas edilicios de los 77 hospitales bonaerenses que se encuentran en estado calamitoso. "Lo único que hizo Vidal fue cambiarle la cara a las guardias, pero no fue hasta el hueso con las reformas edilicias que hay que atender de manera urgente", señalan sus voceros.
    “Axel ya está armando el punteo de los temas centrales sobre los que basará su discurso”, refiere un vocero del economista, quien advierte que la letra de ese texto saldrá de la pluma del propio gobernador electo y de su esposa, Soledad Quereilhac, doctora en letras y, quién tendría muy en claro el trazo fino del extenso documento que leerá el mandatario provincial electo durante la asamblea legislativa.
    “El discurso tendrá una parte histórica, otra coyuntural acerca de cómo están la provincia y el país, y una final vinculada a los lineamientos del gobierno de lo que él propone y lo que quiere hacer con la provincia: de su proyecto integral productivo y de desarrollo para los próximos años, y sobre aquellas metas y propuestas que tiene para gobernar”, destacaron.
    LA DEUDA Y LOS DAÑOS COLATEREALES
    Los equipos técnicos del Frente de Todos evalúan que la deuda provincial superaria los 11 mil millones de dólares, advierten que han ido a la quiebra más de 3.300 pymes y 9 unos mil comercios.Pero además, afirman que se perdieron 87 mil puestos de trabajo y que más de 1,7 millones de personas cayeron por debajo de la línea de la pobreza.
    La deuda, la emergencia alimentaria, la falta de mantenimiento en infraestructura educativa -tema que abordarán a partir del verano-, la falta de medicamentos para los jubilados y la seguridad, un tema que afirman que Vidal no ha logrado solucionar.
    Kicillof mantiene en estricto hermetismo los nombres de quiénes integrarán su equipo de gobierno. La incógnita se revelará una vez que Fernández formalice la presentación de su Gabinete, el próximo 6 de diciembre. "Lo más cerca posible del 10", dicen en su entorno.
    No obstante, hay nombres que suenan como una fija y son los de quienes integran el equipo que coordina la transición con el Gabinete de Vidal. Al frente está Carlos Bianco, mano derecha y jefe de campaña de Kicillof. El también dueño del famoso Clio a bordo del que el gobernador electo recorrió la Provincia sería el jefe de Gabinete.
    El economista y ex secretario de Comercio, Augusto Costa, es quien coordina la transición en Producción y Trabajo y podría asumir al frente de un megaministerio que unifique ambas carteras. Pablo López, quien fue secretario de Finanzas durante el mandato de Kicillof en Nación, está al frente del análisis de los números y suena para ministro de Economía.
    Agustina Vila, politóloga y especialista en Educación, es quien estudia lo que deja Vidal en Educación y en Desarrollo Social. Podría ser la directora general de Cultura y Educación, un cargo clave para uno de los primeros desafíos de gestión de Kicillof: encarar la paritaria docente. En tanto, al frente de la cartera social suena la diputada nacional y ex candidata a intendenta de Mar del Plata, Fernada Raverta.
    Juan Cuatrommo, economista y también integrante de la mesa chica, que analiza el estado de situación del Ministerio de Salud y del Banco Provincia, tiene todas las fichas para estar al frente de esa entidad bancaria, que será una pieza clave en el plan de gobierno del Frente de Todos. En el caso de Salud, suenan el ex ministro Daniel Gollán y el ex viceministro Nicolás Kreplak, quienes formaron parte del gobierno de Cristina Kirchner.
    El ministerio de Seguridad, el área más caliente del Gabinete bonaerense, es el que más especulaciones genera y también mayor hermetismo, ya que lo primero que debrá hacer el nuevo gobierno es activar el Operativo Sol, con la movilización de miles de efectivos y móviles hacia la Costa Atlántica.
    Los intendentes pretenden las carteras de Seguridad y Obras Públicas, pero aún nadie sabe si Kicillof les entregará esas sillas.
    El Presupuesto 2020 es otra de las urgencias. Kicillof lo quiere aprobado cuanto antes. No obstante, eso depende la
    la configuración del nuevo mapa parlamentario, que será clave luego para la búsqueda de consensos. El sillón que mayores tensiones internas genera, es la presidencia de la Cámara de Diputados. Kicillof puja por ese lugar para su espada legislativa, Carlos "Cuto" Moreno. Pero otros sectores que conviven en el Frente de Todos postulan a Federico Otermín, integrante del bloque de los intendentes que lidera Martín Insaurralde. Del resultado de esa pulseada también dependerá la elección del presidente de la bancada.
    La negociación se acelerará esta semana. Kicillof necesitará un importante soporte legislativo, para empujar las leyes para la transformación del Estado con que sueña.
      
    *Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información y analista político. Para consultar su blogs, dirigirse al sitio: Jorge Joury De Tapas.    

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS