lunes 20 de enero de 2020 - Edición Nº2308
Diario Full » SOCIEDAD

Para un veraneo en Pinamar, una familia tipo debe contar con 10 mil pesos diarios

*Por Jorge Joury (Enviado especial).- La estrella de Pinamar recuperó su esplendor con casi plena ocupación turística como no ocurría desde hace 5 años. La Secretaría de Turismo del municipio dio cuenta que durante la primera semana de 2020 los números superan ampliamente los de 2019, con una variación que alcanza hasta a un 28% más de ocupación hotelera y alquileres tanto en Pinamar, Cariló, Valeria del Mar y Ostende.


TAGS: JOURY
Por:
Jorge Joury
 
 
El promedio general de reservas para Año Nuevo fue de 86% sobre todo el partido de Pinamar. Los valores más altos se observan sobre los Apart Hotel y departamentos con servicios, los cuales superaron el 90% de la ocupación, con estadías que oscilaron entre las cinco y las siete noches.
“El último fue un fin de semana récord porque los niveles de ocupación son más elevados que los años anteriores. Cada año en Pinamar se construyen más propiedades y eso aumenta las plazas y las camas para alquilar. Ese nivel de ocupación no es el mismo 90% que el de hace cinco años”, indicó Juan Ibarguren, secretario de Turismo local. 
Los números oficiales dan cuenta que Pinamar subió un 38% su ocupación respecto del año pasado y registró un 85% de reservas para el fin de semana. En Ostende fue del 100% y en Valeria del Mar 87%. En Cariló, un 96% de ocupación total. El promedio de todo el Partido alcanzó el 92%.
“Cuando estén los datos finales creemos que el número será el más alto de 2015 para acá. Intuimos que esta temporada será la mejor de las últimas cinco. Estos datos son espectaculares para nosotros”, manifestó Ibarguren.  
En tren de hacer números, comer, dormir y tener sombra en la playa en Pinamar, tiene un valor de un 40% más que en enero de 2019. Si hacemos una cuenta básica para una familia tipo, que incluye un departamento de dos dormitorios con wifi, una carpa en un balneario y el almuerzo en la playa, más algún consumo vespertino el gasto llega a alrededor de diez mil pesos por día.
Para entender como se llega a esa suma de gastos posibles, en la mayoría de los paradores cada día en carpa en estos sale entre $ 1.800 y $ 2.500. La sombrilla, un poco más modesta en pretensiones de sombra territorial, cuesta cerca de 1.500 pesos.
En esos mismos lugares, cada comensal gasta en un almuerzo, sin postre y sin alcohol, entre $ 700 y $ 900, dado que una hamburguesa alcanza la suma de 400 y 500 pesos, una porción de rabas $500, una gaseosa, $ 100, y un café entre 90 pesos o 100. Algunos de los balnearios consultados sobre los mencionados precios fueron Tortugas al Golf,  El Dorado, Posta sur y Posta norte.
Los paradores vip como CR, donde aún recalan los polìticos  y los empresarios, Terrazas del Alba o Marbella, tienen precios un poco más salados. En CR el día de carpa está 2.900 pesos y una minuta popular y sencilla como la milanesa de ternera con papas fritas, $ 600, más 100 de la bebida y 45 pesos del cubierto. En Terrazas del Alba, la carpa está 3.500 y comprar un licuado en su bar sale $ 220.  
Hoy entre las localidades playeras de Ostende, Valeria del Mar y Cariló, las otras perlas de la denominada "costa verde", se está casi en un 90% de ocupación y esperan una segunda quincena con marcas récord.
Para los comerciantes locales, mucho ha incidido el recargo del 30% a los gastos en el exterior, que reacomodó los planes de muchos argentinos. En esa dirección muchos coinciden en que “quien pensaba en Brasil o en Uruguay y no tenía todo resuelto, la medida ayudó a que vengan a la Costa Atlántica y eso le dio una gran mano a Pinamar y Cariló.
Las inmobiliarias sostienen que “los valores en los alquileres se incrementaron 40% en relación al verano pasado, pero esa marca tal vez se puede superar cuando la demanda sea mayor”.
Sin tener en cuenta las lujosas casas que pueden verse en Pinamar, un departamento de dos dormitorios, con señal de wifi y televisión por cable y otros servicios, en promedio demanda 3.200 pesos por día. 
Una casa para 10 personas, a unas 12 cuadras del centro hacia el norte cuesta toda la segunda quincena 2.300 dólares, que al cambio actual son casi $ 150 mil. El precio figura en dólares porque los propietarios los reclaman para cubrirse de la inflación. 
Otra de las curiosidades de este verano, es que para organizar los gastos de las vacaciones muchas familias comparten el alquiler de casas, resuelven hacer un pozo común de dinero y, para compras esporádicas como churros en la playa y choclos. “Calculamos gastar $ 90 mil por familia”, dicen sobre el número que incluye el alquiler de la casa. Entre sus actividades, el matrimonio comparte los días en la playa y las salidas al centro de la ciudad. “Hay veces que cada pareja sale por su cuenta y lo bueno es que siempre hay quien se haga cargo de los niños”. 
La mayoría de los turistas coinciden en que Pinamar está muy renovada con los flamantes paradores, que han embellecido el paisaje costero y las playas se muestran limpias por las limitaciones para fumar y el cuidado que no se arrojen elementos de plástico.
Para los amantes del juego, solo está abierto el Bingo, ya que desde julio pasado permanece cerrado el Casino que funcionaba en el Hotel del Bosque. Y a pesar del nuevo gobierno, con promesas de apertura, no hay a la vista un cambio de rumbo. El personal, más de 20 trabajadores, deben viajar todos los días al Casino de Mar de Ajó, para cumplir funciones y no perder su fuente laboral.
También las autoridades municipales advirtieron que los turistas deben tomar precauciones para evitar no ser estafados por organizaciones delictivas que manipulan alquileres. Esto tiene que ver con que la mayoría de los veraneantes suelen realizar las reservas de hoteles para sus vacaciones mucho antes de emprender el viaje, como una forma de asegurarse su lugar en el punto turístico elegido. 
Sin embargo, cada vez hay más gente inescrupulosa que se aprovecha de quienes optan por realizar esta operación y los estafan al momento de realizar el depósito del dinero de la reserva.
En lo que va de esta temporada, ya fueron estafadas 240 personas que enviaron dinero por transferencias bancarias creyendo reservar lugares para vacacionar y no tuvieron noticias. Las bandas operan en redes realizando ofertas a costos bajos. Sobre esta modalidad, contaron algunas personas que estuvieron a punto de ser víctimas de una banda de estafadores, que habían recibido fotos de un enorme predio y un pormenorizado resumen del lugar en la Costa. Primero lo vieron por Facebook para luego generarse un chateo privado entre la supuesta propietaria. Se trataba de una sofisticada operación de engaño que se frenó a tiempo. Se sabe que las bandas operan en redes sociales ofreciendo quintas, viviendas o departamentos en espacios turísticos a costos bajos como “gancho”. Estas estafas ocurrieron  en diversos lugares de la Costa Atlántica, fundamentalmente en Pinamar, Villa Gesell, Necochea y Mar del Plata, y en total los estafadores se han alzado con al menos 8 millones de pesos.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Para consultar su blogs, ir al sitio: Jorge Joury De Tapas     
 
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS