lunes 01 de junio de 2020 - Edición Nº2441
Diario Full » PERIODISMO DE PERIODISTAS

El Gato Sylvestre dejó tercero a TN y se desató la guerra entre dos bandos del 13

Por Horacio del Campo.- Hay olor a pólvora y la televisión en las últimas horas se convirtió en un campo de batalla. El escenario tiene que ver con la encarnizada lucha por el prime time entre programas informativos.


TAGS: JOURY
  •  
     
    La tormenta se desencadenó cuando se supo que el periodista Gustavo Sylvestre derrotó a Eduardo Feinmann y mandó a TN al tercer puesto, lo cual desató una interna feroz en Canal 13, en un marco de reproches múltiples y dos bandos en disputa. Los cambios realizados por C5N después de perder posiciones en marzo le dieron oxígeno a la audiencia y el rating volvió a su cauce.
    El canal de noticias por cable del Grupo Indalo retomó la iniciativa y obtuvo su objetivo gracias a una marcada fidelidad de los televidentes. El problema que por estas horas tiene su principal competidor, TN, del Grupo Clarín, es un derrumbe estrepitoso de los niveles de audiencia porque su público no se siente representado y se atomizó. Se trata de un sector de la sociedad anti-K que hasta 2015 se concentraba en esa señal. Una explicación el desencanto podría ser el paso de Mauricio Macri por la Casa Rosada con resultados para el olvido y el desgaste que le generó el relato kirchnerista al multimedios. También en TN desde hace tiempo estalló una interna subterránea entre dos grupos de periodistas.
    Básicamente, TN se derrumbó en abril. La señal había logrado muy buen rating en marzo por los rumores de cuarentena, el arribo de los primeros casos de coronavirus y el minuto a minuto sobre lo que ocurría en el mundo con la pandemia.
    Pero esa audiencia fue fugaz y se esfumó paulatinamente. Pasado lo peor del virus, esos televidentes volvieron a otras señales y otros contenidos audiovisuales. Se podría decir que C5N cuenta con un público mucho más fiel y consolidado, alcanzándole para ganar mes a mes de manera sostenida en el tiempo.
    Minuto Uno es uno de los programas que más representa la fidelidad de ese sector anti-M. Allí el Gato Sylvestre le habla solamente al público K y eso le alcanzó y sobró para mandar al segundo puesto a A24, que batalla con Eduardo Feinmann, mientras que dejó a TN en un preocupante tercer puesto.
    Según la cuenta especializada Real Time Rating, existe preocupación en el Grupo Clarín por los bajos números durante todo el día. Sin embargo, el gran malestar de los programadores son los números de Telenoche. En el marco de los rumores circulantes, algunos se preguntan también es si la dupla Adrián Suar/Pablo Codevilla, gerentes de programación, cumplió su ciclo.  
    Y como si fuera poco, los periodistas Jorge Rial y Adrián Pallares, pusieron su cuota de picante y sacaron a la luz en el programa Intrusos en el Espectáculo, la feroz interna que atraviesa el noticiero Telenoche, que se encuentra parcelado entre dos bandos que se tiran con todo. Uno de ellos son los "Lanata boys” que responder al conductor de Periodismo Para Todos (PTT), Jorge Lanata. Y el otro costado del ring aparece los “ Santillán”, más apegados a la conductora del noticiero, María Laura Santillán a quien algunos de sus compañeros llaman por lo bajo "La Hiena", según dijo Jorge Rial.
    Por lo que se comenta, los "Lanata Boys”, están conformados por Nicolás Wiñazki, Luciana Geuna, Maru Duffard, Ignacio Otero, Rodrigo Aguirre, y otros periodistas que ingresaron a partir de la llegada del polémico conductor de PTT al Grupo Clarín. Estos serían los responsables de haber logrado el desplazamiento de Nelson Castro, a quien las autoridades del canal confinaron a realizar notas por todo el continente, aunque ahora lo llamaron poque en su carácter de médico, su criterio suma en el escenario de la pandemia.
    El otro grupo en disputa, responde a los periodistas y conductores que ingresaron antes que Lanata, que cuenta en su staff a Carlos Pagni, Marcelo Bonelli, Edgardo Alfano, y la propia María Laura Santillán, entre otros.  
    Coimentan en los pasillos del canal, que la guerra tendría sus orígenes habría  en 2012 cuando ingresó Lanata al Grupo y, tras una renovación de periodistas históricos como Santo Biasatti, el canal comenzó a levantar el rating.
    Según las palabras de Jorge Rial, el aumento en la audiencia hizo que las autoridades del canal miraran con buenos ojos lo hecho por el ex Página 12 y Diario Crítica, y dio comienzo a una “eliminación sistemática y silenciosa de periodistas veteranos”, que enfureció a una gran parte del canal.
    Esta interna, sumada a la entrevista que las periodistas Luciana Geuna y Maru Duffard – del denominado “Team Lanata” – hicieron al presidente Alberto Fernández, hicieron que la pelea entre figuras estalle en el seno del noticiero. “En la interna armó un quilombo”, dijo al respecto Rial. “Por un lado, celos de muchos, porque entrevistaron a Alberto Fernández. Y los que tenían celos le agregaron una cuota extra de maldad”, en donde les habrían recriminado a las periodistas “Que fue una mala entrevista, donde Alberto las paseó y hasta las mandó a leer más”, relató el conductor de Intrusos.
    Como si esto fuera poco, Pallares agregó que Lanata estaría “furioso” con la negociación con el canal del Grupo Clarín para continuar con su programa, lo que agregó más leña al fuego. Nadie sabe el final de la batalla que promete nuevos capítulos con la vuelta de Lanata. ¡Hagan juego señores!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS