lunes 03 de agosto de 2020 - Edición Nº2504
Diario Full » SOCIEDAD

En 36, 60 y hasta 120 cuotas: la moratoria Triple XL que lanza Arba

Alcanza a 1.200.000 bonaerenses que tienen deudas de impuestos, en medio de la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus (Covid-19).


TAGS: ARBA, MORATORIA
 
Las personas que no hayan podido pagar sus impuestos vencidos hasta el 31 de mayo de este año, podrán acogerse a partir del 3 de agosto a esta nueva medida, que fue publicada en el Boletín Oficial provincial.

De esa manera, la iniciativa tiene como objetivo ampliar el alcance del plan general de pago a todos los impuestos vencidos, debido a que con anterioridad sólo se podían cancelar deudas de años anteriores, sin contemplar las vencidas en el período en curso.

En tanto, el director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, explicó que la ampliación de los planes generales “posibilitará que más de 1.200.000 contribuyentes puedan acceder a facilidades de pago para regularizar sus deudas”.

En esa misma línea, el funcionario destacó que esta medida fue impulsada por el propio gobernador bonaerense, Axel Kicillof y afirmó que en los últimos meses en ARBA avanzaron "con la digitalización de trámites, por lo que la adhesión se podrá realizar por internet”.

“La medida forma parte del programa de asistencia para acompañar y sostener a todos los sectores afectados por la pandemia, el cual abarca a 206 actividades que fueron definidas por el Ministerio de Producción”, detalló Girard.

En simultáneo, el programa permanente de regularización comprende a los impuestos Inmobiliario (Básico y Complementario), Automotores, Embarcaciones Deportivas, Ingresos Brutos y Sellos. "En este caso, otorgamos beneficios para permitir la cancelación de deudas recientes o pasadas”, explicó el titular de ARBA.

En rigor, abarcará a deudas con el fisco de la provincia vencidas al 31 de mayo de 2020, ya sea en situación prejudicial o judicial, y también comprenderá a todos los planes de pago que se encuentren caducos a esa fecha.

Bajo ese aspecto, las deudas prejudiciales cuentan con opciones de pago en hasta 60 cuotas, en tanto que las que están en instancia judicial tienen un financiamiento que, dependiendo las condiciones, llega a los 24 o 36 meses. Para conocer detalles o suscribir un plan, los contribuyentes pueden hacerlo directamente desde la web del organismo, ingresando a www.arba.gob.ar.

Por otro lado, junto con este programa permanente, continúa vigente uno especial orientado a pymes y microempresas, que pueden financiar deudas en plazos de hasta 10 años (120 cuotas) con un interés fijo, o bien en 3 cuotas sin intereses.

Incluso, como parte del paquete de medidas de asistencia tributaria por la pandemia, en las próximas semanas ARBA instrumentará dos nuevos planes: uno para empresas que actúan como agentes de recaudación y otro destinado a contribuyentes con actividad económica de cualquier rubro, que en los últimos meses hayan visto afectados sus ingresos por la crisis sanitaria.

"La cantidad de agentes de recaudación había crecido mucho en los años anteriores, no sólo en los últimos cuatro, en que se habían incrementado aceleradamente, sino que es una tendencia que venimos observando en la provincia hace 10 años”, dijo Girard.

Por ese motivo, el funcionario argumentó que “una de las primeras medidas que adoptamos fue elevar el límite de facturación para ser agente, de $40 millones a $110 millones”, y anticipó que se continuará actualizándolo “para reducir la cantidad de agentes al mínimo posible”.

Esos dos nuevos planes para regularizar deudas se suman a las bonificaciones de hasta 50% en Ingresos Brutos, la reducción de alícuotas en regímenes de recaudación y la elevación a $300.000 del monto que posibilita acceder al trámite de devolución y compensación automática de saldos a favor, entre otros beneficios.

“Estimamos que con estas medidas, unas 100 mil pymes que operan esas 206 actividades van a pagar la mitad de Ingresos Brutos de acá a fin de año”, añadió Girard, quien también subrayó que este último punto en especial busca atender el reclamo de los sectores medios y de pymes.

Por último, el titular de ARBA dijo que dentro del esquema impositivo provincial “deben ganar peso los impuestos patrimoniales en detrimento de los impuestos a la actividad, para que haya mayor margen de maniobra, más allá del ciclo económico, porque si no cuando la economía viene a la baja cae la recaudación porque caen esos sectores, y cuando más recursos se necesita para hacer alguna política contracíclica menos recursos tiene”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS