miércoles 28 de octubre de 2020 - Edición Nº2590
Diario Full » CHISMOTECA

Ladrillo a la vista, más berreta que canapé de polenta: cuestionan el cambio de fachada de un edificio patrimonial

Desde Defendamos La Plata exigieron al Municipio datos sobre quién aprobó la obra de 13 y 48 donde están cambiando la histórica Piedra París por revestimiento "emprobrecido".


Bajo el títuo "auténticamente falso; ladrillito a la vista, intervención emobrecedora, innecesaria y costosa", la organización  objetó la obra que se realiza en el edificio de 48 y  13, donde funcionó el bar Drac. En una de las imágenes que posteó Defendamos La Plata se ve un cartel con el nombre de la arquitecta que sería responsable de la obra: María Stefanía Silva.
A través de las redes sociales señalaron:
"¿Resulta posible que la
Dirección General de Preservación del Patrimonio - Municipalidad La Plata
apruebe esta obra?
Se trata de un edificio catalogado con categoría Contextual y ubicado en Zona de Protección Patrimonial.
Ex confitería Drac, situado en 48 esquina 13, fue intervenido hace unos años respetuosamente, destacando su fachada. Entonces se hizo lo correcto: no era necesario modificar sus muros exteriores, sólo bastaba limpiar el revestimiento en Piedra París.
Hoy pierde su autenticidad -y valor- en manos de un revestimiento inadecuado, anacrónico e ilegal.
• Inadecuado porque lo correcto es mantener el almohadillado en Piedra París que se encontraba en excelente estado.
• Anacrónico porque es injustificable -y costoso- tapar la fachada protegida con esos patéticos ladrillitos que eran moda hace décadas y hoy resultan menos frescos y actuales que el edificio original.
• Ilegal porque incumple el Decreto Patrimonial 1579/ 2006 que la Suprema Corte de Justicia Bonaerense obligó al municipio a respetar.
En dicho Decreto se exige que en los bienes catalogados con protección contextual no se puede alterar su aspecto exterior ni eliminar su ornamentación.
Tampoco permite tratamientos de fachada que pongan en riesgo la autenticidad de diseño, sus materiales y la mano de obra utilizada durante su construcción original.
Por lo que reclamamos a la Dirección de Patrimonio (si es que todavía funciona), que pase a verificar la aprobación de esta obra y evite cometer otro distorsión en el malogrado Patrimonio arquitectónico platense.
• Con esta increíble intervención se empobrece el inmueble, se empobrece el emprendimiento que allí se instalará, y se empobrece -aún más- toda la ciudad.
¿Y el director de patrimonio?
¿Y el intendente Garro?".
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS