sábado 23 de octubre de 2021 - Edición Nº2950
Diario Full » PERIODISMO DE PERIODISTAS

La gran estafa al Estado bonaerense con el juego ilegal que recauda $50.000 millones

*Por Jorge Joury.- Después del narcotráfico, es la caja más voluminosa donde históricamente pasa la gorra la mafia policial. El juego clandestino recauda por año en la provincia de Buenos Aires más de 50 mil millones de pesos a través de 90 "banqueros" que operan como una gran empresa. Es dinero que podría ser destinado a obras de bien público, pero que termina confluyendo en las arcas de la corrupción.


En la mesa de Mirtha Legrand el ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo reveló que una de las prioridades de la gobernadora María Eugenia Vidal, es cortar de raíz este flagelo. Lo más grave, es que  como en el caso del denominado “Rey del Juego”, Adrián Almaraz, los responsables del negocio tienen asociadas agencias legales que las usan como fachada. 
Para garantizar el éxito de la banca paralela, las apuestas “fuertes” se vuelcan en los sistemas oficiales. En este caso, el capitalista debe tener algún vínculo con un local habilitado. Puede ser el dueño o estar a nombre de un familiar o socio. Con esta metodología, los premios grandes, los paga el Estado. Hay 12 titulares de licencias que hoy están sometidos a auditorías por esta sospecha. Y seis fueron clausuradas en los últimos meses. Paradójicamente, tres estaban a nombres de familiares de Almaraz. Calculan que Almaraz recaudaba por año 500 millones de pesos y que le quedaban limpios 200, después de pagar gastos operativos y protección.
 
UN EJERCITO DE PASADORES
 
En los últimos seis meses de 2015 se otorgaron 160 licencias desde el Instituto de Loterías de la Provincia. Esos permisos se concedían  –según reconocen fuentes actuales del organismo– mediante el pago ilegal de hasta 50 mil dólares. Ahora, para evitar desmanes, suspendieron el otorgamiento de habilitaciones. “No se abrirá ni una agencia más en toda la Provincia”, es el criterio del actual presidente del Instituto, Eugenio Melitón López. 
El mecanismo es tan viejo como el juego mismo: un mini ejército de “pasadores” . En Ingeniero Maschwitz, por ejemplo, se encontraron registros de 643 personas que se dedicaban a “levantar quiniela”. Se trata de individuos que pululan por los barrios en bicicleta, caminando o mediante contactos telefónicos para convocar a los jugadores. ¿Por qué el cliente no lo hace por la via legal? , es la pregunta que cae de maduro.
Desde Loterías explican que “se maneja mucho el fiado; está la comodidad del ‘delivery’ y también es relevante el hábito o la costumbre arraigada en muchos barrios o pueblos del interior”. La “clandestina” y la oficial pagan lo mismo: 690 veces lo apostado por acertar las “dos cifras” de la quiniela. Pero el ganador de la paralela elude –si tiene mucha suerte– el 30% de impuesto a las Ganancias que debe tributar a partir de los 15 mil pesos de premio, tal como estipula la ley. 
El sistema no podría funcionar sino contara además con la complicidad de autoridades policiales y punteros políticos que encubren el mecanismo y de paso se enriquecen. Se trata de una labor artesanal, pero que multiplicada por miles representa un botín casi incalculable. “Después de derrumbar el imperio de Almaraz, las agencias de la zona donde operaba aumentaron su recaudación un 170%”, admitió a Melitón López. 
 
EL AUGE DE LOS CASINOS SECRETOS
 
Las nuevas tecnologías también se aplican al juego clandestino. Así es como en los últimos tiempos se detectaron verdaderos “casinos secretos” instalados con terminales de PC y softwares que simulan el funcionamiento de tragamonedas, de ruleta y hasta de carreras de caballos. Esa modalidad funcionaba en Bolívar hace dos meses. El lugar era regenteado por un comisario de esa ciudad que ejercía su cargo en otro distrito. Lo curioso es, que cuando llegaron los inspectores de Lotería y los agentes de Asuntos Internos había un oficial entre los apostadores. En el Gobierno aseguran que por lo menos habría 40 satélites que funcionarían en domicilios particulares del Gran Buenos Aires. Se esconden tras las fachadas clubes de barrio o viviendas que no dan al frente. 
El juego legal está compuesto por 4.200 agencias oficiales para apuestas de quiniela y los juegos de Buenos Aires y otras provincias, Loto y Quini 6, entre otros. Además hay 46 bingos, por donde ingresan unos 800 millones de pesos por mes. Además de los cartones, allí operan 600 tragamonedas a toda hora. Y hay 12 casinos donde funcionan a full  5.500 máquinas slots y 5 hipódromos, en línea con las 186 agencias hípicas para hacer apuestas a los caballos mediante conexión satelital con los circos hípicos. En total por estos medios el Estado recauda 150 mil millones de pesos por año. Una fortuna que, luego de descontar premios, sueldos y la logística, deja millones que por ley deben ir a las arcas de Desarrollo Social y Educación. Hace unas semanas en Saladillo allanaron nueve propiedades y secuestraron computadoras, impresoras, faxes, televisores, cuadernos con anotaciones, documentación y casi un millón de pesos. 
Allí quedó detenido el dueño de las viviendas, que operaba como centro de juego. En ese lugar también hacían sus depósitos los pasadores de la recaudación diaria. 
Hace pocos días por las cámaras de TN, uno de los 300 pasadores que trabajaba con Almaraz reveló que "la policía arregla con todos y pasan a cobrar del 1 al 5 de cada mes, para que nos dejen operar sin problemas". El individuo luego fue detenido por pedido expreso del ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, que se encontraba en ese canal en el mismo momento del reportaje. 
 
UN IMPUESTO QUE LEVANTA OLAS
 
Más allá de pedir tolerancia cero con el juego ilegal, la gobernadora busca elevar el porcentaje de lo que se cobra al negocio del juego por ingresos brutos para atenuar el rojo fiscal.La decisión pasaría por elevar del 12 al 19% la alicuota que se cobra a bingos y casinos. La movida, va en dirección con las necesidades fiscales que deberá afrontar la provincia en 2017, un año de elecciones donde se prevé un fuerte incremento en el gasto. Además, está en linea con la decisión política del Gobierno de la Ciudad, quien en junio impulsó el traspaso del control del negocio de las apuestas a su manejo, ya que antes era de Lotería Nacional y aplicó Ingresos Brutos, rubro que hasta entonces no estaba alcanzado por ese tributo. Por estas horas, la suba de siete puntos inquieta a los empresarios bonaerenses. Se quejan de no haber sido consultados. El propio presidente de Loterías, Melitón López, de estrechas relaciones con Daniel Angelici, propietario de varios bingos y amigo de Mauricio Macri, no fue participado de la decisión. 
Por lo que se observa, seguramente habrá olas que impactarán a las puertas de la gobernación. Los empresarios advierten que "un salto de esa magnitud significará un golpe tremendo a la industria, que no sólo paga ingresos brutos, sino que además un canon fijo de sus ingresos a Lotería de la Provincia". En la Cámara del sector advierten que "el incremento en la carga tributaria alimentará el crecimiento del juego clandestino, ya que la cantidad de dinero que se destina a premios o atención, se reducirá y encarecerá la ficha". 
Vidal entró en un terreno cenagoso Los zares del juego son duros de domar..Hay especialistas en seguridad que sostienen que combatiendo el juego clandestino, "lo que logrará Vidal es que los malos policías se muden hacia el mundo del narcotráfico. Allí se  recauda mucho más dinero y se reparte más", sostuvo el vocero. Habrá que ver hasta dónde avanzará la gobernadora frente a sectores tan poderosos y  oscuros en el camino.
 
 
*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com.
 

 

 

 
 
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS