Diario Full
Tel. (221) 15 356 3905
domingo 25 de junio de 2017
POLITICA y POLITICOS

El revés de los gatos: la Izquierda se pelea para dividirse más

Los partido que conformaron la coalición entre Nuevo Mas de Manuela Castañeira y el MST de Vilma Ripoll, denunciaron que "los apoderados del FIT han acudido a los tribunales electorales de la provincia de Buenos Aires y otros distritos para impugnar a Izquierda al Frente por el Socialismo".

El origen del conflicto entre ambos frentes electorales, según aclaró la vocera de prensa del Nuevo Mas, Lara Urbaitel, tiene que ver con el nombre con el que inscribió su lista el sector que componen ese partido y el MST. “Izquierda al Frente por el Socialismo” tiene dos palabras (“izquierda” y “frente”) que también son parte del nombre del otro sector: Frente de Izquierday de los Trabajadores (PO, PTS e Izquierda Socialista).

El FIT (Pitrola, Del Caño) consideró que los sellos electorales tienen palabras en común y que ello generaría confusión en el electorado, entonces interpuso un recurso en el juzgado de María Servini de Cubría.

“Se trata de una acción sin precedentes en el seno de la izquierda que rompe con todos los principios de la misma. Las peleas por la representación de los trabajadores y demás sectores populares son habituales entre los diferentes partidos de la izquierda. Tiene que ver con la democracia política y socialista el hecho que existan varias tendencias políticas de la izquierda y que dichas tendencias se ganen legítimamente su representación en las luchas cotidianas y también en las elecciones”, señaló “Izquierda al Frente por el Socialismo” esta mañana.

Y agregaron: “Esto es completamente distinto a ir a la justicia del régimen a pedir la impugnación de otra fuerza de la izquierda. Es algo que no tiene antecedentes y atenta contra los principios elementales de la clase obrera”.

Luego tiraron munición más pesada: “Desde el 2011 señalamos que el FIT se había constituido amparándose en la justicia patronal para dejar afuera a otros partidos de la izquierda como el Nuevo MAS. Señalamos que era ilegítimo y antidemocrático que se apropiara de toda la representación de la izquierda acogiéndose en la cláusula proscriptiva del 1.5% (que en las PASO deja afuera de la elección general a aquella fuerzas que no logran superar dicho piso)”.

“Denunciamos también que en el programa de constitución del FIT el enfrenamiento a la ley proscriptiva del régimen avalada por todas las fuerzas políticas patronales no estaba presente como uno de sus puntos”, señalaron .

“Hoy se confirma que esta carencia no era casual: tiene que ver con el hecho que el FIT se ha amparado en la cláusula proscriptiva para hacerse de representaciones que no le corresponden; representaciones que en caso de ser superados los obstáculos de la ley electoral por otras fuerzas de la izquierda, podrán expresarse de otra manera”, añadió el frente entre el Nuevo Mas y el MST.

También recordaron que “por seis años el Nuevo MAS le hizo llamados públicos unitarios al FIT que jamás fueron respondidos”, y expresaron que “es una realidad, un hecho categórico: existen dos frentes de la izquierda en la Argentina y deberán dirimir su representación en la lucha política: de cara a los trabajadores, las mujeres y la juventud”.

Además, opinaron que “el FIT lo que pretende es proscribir: impedir la constitución y actuación del otro frente de la izquierda, que sean los trabajadores los que hagan la experiencia con estas dos expresiones y digan su palabra. Y lo hace apelando a la justicia patronal, y no como debería hacerse legítimamente en la izquierda: logrando el apoyo de los trabajadores en la acción política cotidiana”.

“La representación de la izquierda se debe dirimir entre los trabajadores y no con los tribunales de los patrones. Llamamos a todos los sectores democráticos a repudiar esta actitud y a acompañar nuestro rechazo a este aberrante intento proscriptivo”, conslcuyeron.

 

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias