jueves 29 de octubre de 2020 - Edición Nº2591
Diario Full » SOCIEDAD

Hasta que no maten a alguien no van a parar: otro pibe molido a palos por patovicas de la noche platense

Esta vez ocurrió en un pool de la zona de 7 y 42 según denunció la madre del joven. Tuvieron que darle 15 puntos de sutura en la cabeza.


Un joven de 22 años debió ser hospitalizado luego de sufrir una salvaje golpiza por parte de patovicas en un pool cercano a Plaza Italia. La víctima fue gravemente herida en la cabeza, por lo que tuvo que recibir 15 puntos de sutura,según informa el diario Hoy luego de recibir la denuncia de la madre del pibe.

El hecho ocurrió en la noche del viernes, cuando el damnificado, identificado como Lautaro Menéndez (22), concurrió al local junto a un grupo de amigos. Norma, la madre del joven, se comunicó con el diario Hoy y dio detalles sobre lo sucedido.

“Él había salido con unos amigos y fueron a jugar al pool. Una vez dentro del lugar, otros chicos se empezaron a pelear y mi hijo, que se encontraba cerca, estaba observando la situación. De golpe, uno de los patovicas se le fue encima”, relató a Trama Urbana la madre del muchacho que sufrió la paliza, y agregó: “Se le acercó y, sin mediar palabra, le metió una trompada en la cara. Fue tan fuerte que lo tiró al piso y ahí siguió pegándole”. 

De acuerdo al relato de su madre, los agresores eran tres, aunque solo uno golpeó a Lautaro, mientras que los otros dos se abalanzaron sobre los amigos del joven. “Ellos salieron corriendo porque vieron que se les venían encima”, aseguró la mujer.

Al parecer, cuando la víctima se encontraba en el suelo, luego de recibir el golpe inicial, el patovica siguió atacándolo con un objeto punzante, con el que le provocó un gran corte en el cuero cabelludo. Cuando su agresor lo soltó, el joven aprovechó para escapar del lugar y se subió a un taxi que pasaba por allí. 

Una vez dentro del vehículo, pidió ser trasladado hasta el Hospital San Martín y, durante el viaje, la herida recibida empezó a sangrar. “Tuvo que envolverse la cabeza con el buzo porque no paraba de salir sangre de la lesión. Casi se desvanece en el viaje, pero logró llegar”, relató Norma. Por su parte, el taxista que llevó al joven hasta el nosocomio no solo no le cobró el viaje, sino que se comunicó con la familia del herido para darle aviso sobre lo ocurrido, aproximadamente a las 3 de la mañana.

“Imaginate lo que es estar durmiendo y que te llamen para decir que tu hijo está en el hospital. Se encuentra vivo de milagro. ¿Qué hacía si me decían que estaba muerto?”, comentó afligida la mujer. Los médicos que atendieron al joven en el San Martín determinaron que había sufrido un corte profundo en su cuero cabelludo y debieron darle 15 puntos de sutura. Asimismo, debió permanecer la noche internado.

“Mi hijo es un chico trabajador, va del trabajo a casa y de casa al trabajo. Sale de vez en cuando, pero nunca tuvo problemas. Ahora está en casa, pero todavía tiene muy inflamada la cabeza y no se puede levantar por los mareos”, agregó Norma, quien también expresó que hará la denuncia correspondiente y que quiere una respuesta por parte de las autoridades del lugar donde ocurrió el ataque. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, su familia no había recibido respuesta alguna.

Fuente: diario Hoy

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS