lunes 22 de julio de 2019 - Edición Nº2126
Diario Full » SOCIEDAD

Mientras "La Hot" espera que la llame Tinelli, en las calles de La Plata sus compañeras sufren acoso y faltas de respeto

Entre los trabajadores y trabajadoras de Control Urbano el caso de la llamada Inspectora Hot no cayó nada bien. Algunos automovilistas han encontrado "más letra" para irrespetarlas.


“Había un señor ocupando la ochava de 50 casi diagonal 74 y cuando me acerqué a pedirle que por favor corriese el auto me miró sonriente y me preguntó: ¿Cuánto me cobrás por un videíto?. Casi me pongo a llorar de la bronca. A los problemas que tenemos todos los días en la calle por la falta de respeto que sufrimos, ahora tenemos que agregarle lo de esta chica”. El testimonio pertenece a una agente de Control Urbano que esta semana le contó a Diario Full cómo cayó entre el personal de esa dependencia el caso que los medios llaman alegremente “La Inspectora Hot”.

Lo señalado por la joven cuya identidad mantendremos en reserva, es una postal además de la difícil vida cotidiana que esos trabajadores y trabajadoras enfrentan en una ciudad que por momentos (o en buena parte del día) se muestra impiadosa.

“El automovilista platense es de lo peor. Y acá no hay distinción de sexos. Nos insultan, nos agreden, nos amenazan con sus supuestas “influencias”. Es muy difícil trabajar”, cuenta la inspectora que a simple vista parece una niña.

Es muy joven y ese trabajo le cayó como del cielo para poder mantenerse mientras estudia para lograr algún día una vida mejor. Mientras tanto tiene que soportar a cerdos con plata como el que le preguntó cuánto cobraba por un video hot, a propósito del escandalete sucitado por su ex compañera.

Mientras tanto, algunos están ocupados y preocupados en si Marcelo Tinelli va a llamar al Bailando a la Inspector Hot. La chica dice, además, que la sanción que le impusieron es injusta, que nunca tuvo las inasistencias que se le endilgan y que de su vida tiene derecho a hacer un pito. Más allá de las razones que puedan asistirla, para las trabajadoras de Control Urbano, lo ocurrido es “un garrón”.

“Yo nunca la vi en el trabajo porque ella era franquera. No  importa lo que hace con su vida privada y si tuvo tantas faltas es lógico que la echen. El trabajo, cuando se consigue, hay que cuidarlo”, cerró la inspectora que habló con Diario Full y que seguramente no necesitará ser hot para abrirse camino en la vida.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS