miércoles 14 de noviembre de 2018 - Edición Nº1876

Que la puerta giratoria de empresarios  no termine siendo el jarrón de Cóppola

Que la puerta giratoria de empresarios no termine siendo el jarrón de Cóppola

*Por Jorge Joury.- Todos se preguntan por estas horas si el escándalo de los cuadernos llegará al buen puerto de los castigos y los escarmientos.¿Tendremos al final del camino a los peces gordos del club de la obra pública detrás de las rejas?. Por ahora es una gran duda. Más aún observando como funciona la puerta giratoria del juzgado a cargo de Claudio Bonadío, con los empresarios arrepentidos que brindaron su testimonio sobre una supuesta extorsión relativa a aportes de campaña para el kirchnerismo.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias