lunes 06 de febrero de 2023 - Edición Nº3421
Diario Full » SOCIEDAD

"Que se los pague el gobierno": una trama de mentiras miserables encierra a los trabadores de la Confitería París

Los dueños de la tradicional confitería, Alana, Axel y Francisco Pérez Muñoz, nietos del fundador no quieren pagar las indeminaciones y los empleados denunciaron que les dieron 20 mil pesos "y el resto pidanseló al gobierno".


Emblemática, tradicional, parte de los platenses, icónica y una serie interminable y obvia de elogios se han escrito por estos días sobre la confitería París, un emprendimiento que de la noche a la mañana cerró sus puertas argumentando que la cuarentena no les permite a sus dueños bancarse unas semanas cerrada, como el año pasado lo hicieron cuando encararon remodelaciones en el local. 

Una trama de mentiras encierra su treinena de trabajadores que este lunes se movilizarán a las 8 de la mañana en la esquina de 7 y 49.
“El reclamo es porque nos despidieron sin previo aviso y porque todavía nos deben los sueldos de marzo y abril” explicó Lucas Jauregui, trabajador de La París. Pero la problemática no termina ahí, Jauregui aseguró que los dueños de la empresa notificaron de los despidos vía mensaje de Whatsapp: “ningún trabajador recibió algún telegrama de despido y eso impide que podamos ser beneficiarios del IFE”.
Por estos motivos se concentrarán el próximo lunes a las 8 de la mañana en la puerta del local. “Queremos que intervenga el Ministerio de Trabajo, somos 33 familias las que nos quedamos en la calle” señaló Jauregui. Y agregó: “Necesitamos que se nos pague por el trabajo que ya realizamos y que se indemnice a cada trabajador y trabajadora de La París como corresponde”. 

En tanto, la agencia de noticias InfoBlancoSobreNegro reveló que "lLo único que hicieron fue pagar 20 mil pesos en una cuenta y nos dijeron que no van a poner más plata, que el resto se lo pidamos al gobierno”, contó a ese medio Lucas Jauregui, uno de los 33 trabajadores despedidos luego del cierre de la Confitería París.

“Nosotros cobramos marzo y abril nada a pesar de que trabajamos hasta el día 30. Nos dijeron que nos veíamos el sábado pero nos llegó un mensaje que estábamos todos despedidos”, agregó.

Los dueños de esta confitería son Alana, Axel y Francisco Pérez Muñoz, nietos de Roberto, el fundador de la confitería que funcionaba desde hacía más de 50 años en Avenida 7 y 48. Días atrás mantuvieron una reunión con el gobernador y a pesar de recibir propuestas de asistencia financiera confirmaron que el local sería cerrado.

“Se manejaron en forma muy desleal. El jueves estuvieron Alana y Axel, cuando terminó nuestro horario cambiaron la cerradura. Ellos siempre manejaban todo metiendo miedo a ser despedidos”, señaló el trabajador.

Los empleados tienen todos más de 10 años a la antigüedad y algunos más de 20. Por un decreto presidencial emitido en diciembre pasado, los propietarios deberían pagar doble indemnización.

“Todos tenemos familia y cosas que pagar. Todavía no pudimos sacar la plata porque nosotros no estábamos bancarizados y esos 20 mil pesos los pusieron en una cuenta que nos hicieron hace unos días. Ahora estamos esperando la tarjeta de débito”, detalló Jauregui.

Sobre la reunión de los propietarios con Kicillof, el trabajador aseguró: “Ellos dijeron que no van a seguir. Querían que armemos una cooperativa y sigamos trabajando la confitería. Para nosotros es imposible porque sólo el alquiler cuesta 23 mil dólares y el fuerte de la actividad es en el salón”.

“Ellos nunca intentaron sacarlo a flote, estaban recortando en la calidad de la mercadería y desde hace un tiempo se veía que iban para atrás. Creo que ya estaban pensando en el cierre y la pandemia les vino bien”, advirtió.

Y concluyó: “La confitería no va a reabrir. Ahora pelamos porque se pague el resto del sueldo y luego las indemnizaciones”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS