lunes 30 de enero de 2023 - Edición Nº3414
Diario Full » POLITICA y POLITICOS

La huella del facismo detrás del atentado explosivo contra la sede de La Cámpora

*Por Jorge Joury.- Ningún atentado en democracia debe quedar sin ser investigado hasta el hueso.El misterioso explosivo contra un local de La Cámpora en Bahía Blanca que fue accionado por control remoto y provocó graves daños, no solo disparó las alarmas en la gobernación , sino que agitó los peores fantasmas de la violencia política que castigó al país durante la década del 70.


TAGS: JOURY

 

Ningún atentado en democracia debe quedar sin ser investigado hasta el hueso.El misterioso explosivo contra un local de La Cámpora en Bahía Blanca que fue accionado por control remoto y provocó graves daños, no solo disparó las alarmas en la gobernación , sino que agitó los peores fantasmas de la violencia política que castigó al país durante la década del 70. Por el momento no es posible delinear la silueta de los responsables, ya que las cámaras del lugar no funcionaban, pero es evidente que no se trata de improvisados. Es más, las causas y las consecuencias le dan la coloratura de episodio que trasciende los límites del hecho policial y busca sembrar intranquilidad social, por lo que fue repudiado por todo el arco político. Se trata de un hecho inédito a nivel local tras la vuelta de la democracia. La detonación de la bomba arrancó una ventana de la vieja casona (FOTO) y no provocó muertes porque fue de madrugada, ya que en el lugar tienen sus oficinas dos concejales.
Los autores del hecho dejaron panfletos y la huella clásica de la retórica de la extrema derecha más dura, un muy amplio espectro que creció en los últimos años en la Argentina. Se anuncia temerariamente el comienzo de una nueva era facista en el país, con "una purga contra periodistas militantes y cómplices, políticos cínicos y corruptos, sindicalistas millonarios y ladrones. Ahora a cuidarse, traidores, sabemos dónde viven”, advierten.
“La política del odio y la mentira genera violencia. Repudiamos el espantoso atentado al local del Frente de Todos en Bahía Blanca. Estamos trabajando para que los responsables no queden impunes”, advirtió inmediatamente el gobernador bonaerense Axel Kicillof.
Después de las pericias realizadas entre los escombros en el local ubicado en la esquina de Berutti y Donado, todo indica que hubo premeditación y conocimiento suficiente para generar destrucción y miedo. Los investigadores creen que la bomba de composición casera fue preparada por profesionales.
Marcos Tejerina, Jefe de la División Investigaciones, Instrucción y Post Explosivos con base operativa en La Plata, tras tomar intervención en el hecho reveló que "se utilizó un artefacto de fabricación casera, que contaba con un sistema de inyección eléctrica con pilas, similar a un matafuegos, con un explosivo que aún no podemos precisar en detalle. La persona que lo armó o colocó tenía conocimiento de lo que estaba haciendo, por el daño que causó y por los restos que quedaron en el lugar".
El experto además añadió que "por su tamaño, el elemento entraba en un bolso, fácil de transportar, sin necesidad de un vehículo para su traslado", destacando que estaba puesto entre la reja y la persiana: "Por su poder, el explosivo era mortal si había una persona entre cinco y diez metros a la redonda. Los materiales, salvo la parte del explosivo, se pueden conseguir en cualquier lado, incluso en ferreterías".
Por estas horas, esperan el análisis clínico para saber si el explosivo era pólvora, aunque creen que se trataba de ese material, el cual estaba contenido en el ya mencionado tubo cilíndrico: "Trabajo hace mucho tiempo en esto y ya he visto este tipo de artefactos, aunque nunca en un local partidario", recalcó.
"Teniendo en cuenta que la onda expansiva del artefacto rompió vidrios y ventanas en la vereda de enfrente, estamos en presencia de un explosivo muy potente cuyas esquirlas también se convertían en un potencial peligro para cualquier persona que transitara por el sector", teorizó Tejerina.
Por último, manifestó: "Creemos que se trató de un matafuegos que habría sido rellenado con pólvora. Una vez que tengamos más resultados de las pericias, podremos comparar si lo secuestrado en algún allanamiento se corresponde con lo utilizado para el atentado".
Luego de la detonación, que ocurrió minutos antes de las 3 de la madrugada del martes, quedaron tirados por el piso del local del kirchnerismo panfletos con graves descalificaciones contra políticos, sindicalistas, periodistas y jueces, a quienes se los culpaba por la pobreza, la desocupación y la inflación, el aborto, la subversión de los valores naturales o la “hipersexualización”, entre otros extravíos. Amenazaron con “empezar la purga” y advirtieron: “Ahora a cuidarse traidores sabemos donde viven”, “Hartos!!! de todos ustedes”.
No hay que olvidar que durante los años negros de la dictadura militar, Bahía Blanca fue sede de numerosos organismos de inteligencia y grupos de tareas que se dedicaban al saqueo y la muerte. No sería de extrañar que aún queden resabios de aquella mano de obra desocupada.
Por lo menos el texto que mete miedo y que los autores dejaron en el lugar, tiene semejanzas con los que se escribían en el pasado.“Ahora a cuidarse traidores, sabemos donde viven. HARTOS!!! DE TODOS USTEDES”, decía uno de los panfletos encontrados. Las líneas de investigación no descartan una conexión con sectores violentos, ya que los vecinos habían recibido ese tipo de folletos por parte de un supuesto “grupo anticuarentena” en las últimas horas.
La onda expansiva involucró la rotura de una ventana del recinto, la persiana metálica del local partidario y la reja que la cubría. Los daños más importantes fueron a los vidrios y cristales de una zona de unos 15 metros de radio, mayormente en inmuebles que están sobre esa calle, así como algunos departamentos.
Fuentes de la investigación señalaron que las primeras pericias revelaron que el dispositivo se accionó a control remoto y que fue construido con un tubo de aluminio.
Según un parte de la policía, “en la inspección se encontraron restos metálicos y por el olor de estos restos se trataría de pólvora”. La investigación, caratulada como “atentado con artefacto explosivo no reglamentario”, por el momento indicaría que “se utilizó un sistema eléctrico (con pilas Energizer)”. También se encontró un “capacitor adherido a un fragmento plástico”.
Los antecedentes más cercanos de amenazas en Bahía son las recientes pintadas antisemitas en la Escuela Hebrea, así como mensajes antiperonistas y también antisemitas en un local del Frente de Todos el año pasado. Parece haber un hilo conductor, aunque hay que esperar los resultados de las investigaciones.
En el caso bahiense, La Cámpora cuenta con un líder de bajo perfil, el diputado provincial Gabriel Godoy, figura respetada dentro y fuera de su espacio. En los primeros planos, hoy, también se ubican la senadora bonaerense Ayelén Durán, el director asociado de Región Sanitaria I, Laureano Alimenti, y la funcionaria del Ministerio de Justicia, Maite Alvado.
Según se comenta a nivel local, la relación de los diferentes actores sociales de la ciudad con La Cámpora es buena y la agrupación responde a la conducción de Máximo Kirchner, a quien apuntalan para conducir espacios cada vez más amplios del Frente de Todos.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS