viernes 02 de diciembre de 2022 - Edición Nº3355
Diario Full » SOCIEDAD

Intento de asesinar a CFK: otro revelador informe sobre la trama política y judicial para tapar todo

La sombra de los servicios de inteligencia de la era macrista, la relación de la recusada jueza Capuchetti, medidas que no se toman y una entretela de rarezas forman parte de un informe publicado por el periodista Franco Mizrahi, en el portal El Destape.


TAGS: CFK, ATENTADO

 "La sombra de los servicios de inteligencia apareció en el caso del atentado a Cristina Kirchner. La jueza María Eugenia Capuchetti fue recusada por la querella, entre otras cosas, por sus vínculos con la AFI macrista: se recordaron sus visitas al organismo antes de ser designada magistrada y que su hermana cumplió funciones en “La Casa”. A la par, una de las líneas investigativas que Capuchetti no profundizó apunta al dirigente de derecha Hernán Carrol, quien está relacionado a Manuel Jorge Gorostiaga, un exespía que prestó servicios en la agencia de inteligencia durante el gobierno de Cambiemos. Se suma que una de las asesoras de Gerardo Milman que es señalada por los abogados de CFK también aparece relacionada al submundo de la inteligencia", arranca el informe periodístico que a continuación Diario Full reproduce.

La “línea Carrol” fue una de las pistas mencionadas por la querella para demostrar la falta de ímpetu de la jueza para investigar a fondo el atentado contra CFK. ¿Quién es Hernán Carrol? Es un dirigente del espacio Nuevo Centro Derecha que fue nombrado por Fernando Sabag Montiel en una nota de puño y letra escrita desde la cárcel para que le designe un abogado privado. También compartió un vivo de Instagram con Brenda Uliarte dos semanas antes del atentado y hasta una reunión social con Sabag Montiel y su novia. Por estas razones, Carrol fue citado como testigo en la causa. Según denunció la querella, borró uno de sus celulares un día antes de declarar ante la Justicia. Cristina, a través de sus abogados, había pedido el allanamiento del domicilio de este dirigente y el secuestro de sus celulares antes de que preste testimonio en Comodoro Py. Pero la jueza no avanzó en profundidad por esa línea.


La magistrada tampoco quiso avanzar sobre dos asesoras del diputado PRO Gerardo Milman. Una de ellas, Carolina Gómez Mónaco, aparece relacionada junto a su hermana a la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal, dependiente del ministerio de Seguridad. Esa dependencia informa sus actividades a la AFI, que es la cabeza del sistema de inteligencia. Gómez Mónaco declaró en la causa del atentado como testigo e incurrió en contradicciones y mentiras por lo que la querella reclamó el secuestro de su celular. Capuchetti también rechazó esa medida.
La relación de Carrol con un exespía macrista
Tal como publicaron diversos medios como Pagina 12, Manuel Jorge Gorostiaga integró la AFI que condujeron Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Esta información fue confirmada por un amigo del exagente, Eduardo Prestofelippo, conocido como El Presto.

Gorostiaga fue contratado en noviembre de 2018 por la exSIDE y abandonó “La Casa” en febrero del 2020. Es decir que compartió trabajo en la agencia con la hermana de la jueza Capuchetti, que también revistó en el organismo de inteligencia pero en otra área. Gorostiaga figura como traductor aunque hay versiones que aseguran que se infiltró en el movimiento encabezado por Javier Milei. Revistó en la sección de Eventos Especiales, dependiente de la Dirección Operacional de Terrorismo. Por su parte, la hermana de Capuchetti lo hizo en el área de escuchas de la Dirección de Contrainteligencia.

La particularidad de Gorostiaga es que mientras era espía continuó con el desarrollo de su “carrera” como influencer con el seudónimo de Emanuel Danann. Así se lo conoce en las redes sociales donde se muestra en fotografías con distintos dirigentes políticos de derecha como Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Waldo Wolff. Entre las imágenes y videos de su cuenta de Isntagram, donde tiene 197 mil seguidores, se lo ve en distintas movilizaciones y actos junto a Carrol.

En una de las imágenes, del 7 de junio, ambos posan abrazados y sonrientes. El exagente de la AFI escribió debajo de esa foto: “Acá no se rinde nadie. Siempre firme @[email protected], un guerrero como pocos”. Hay fotografías en que se los ve juntos y que fueron posteadas el 27 de julio. Para esas fechas, por ejemplo, la organización violenta Revolución Federal ya estaba hiperactiva. Había comenzado con sus manifestaciones el 25 de mayo, dos semanas antes de esa foto. Luego realizó otras marchas violentas el 3, el 9, el 14 y el 21 de julio. Para quienes investigan a Revolución Federal, el atentado contra CFK fue el punto culminante de la escalada violenta que se inició el 25 de mayo.

En su declaración testimonial en el caso del atentado contra CFK, a Carrol le preguntaron si tuvo relación con Revolución Federal. Dijo que no, que él había empezado a movilizarse contra el Gobierno con anterioridad. Al menos esto último es cierto. El 3 de abril, por ejemplo, se lo puede ver frente a la Casa Rosada, con Gorostiaga. En esa imagen también está Martín Almeida (otro de los declarantes en la causa del atentado). Los tres, juntos a un grupo más nutrido de personas, posan frente a la Casa Rosada detrás de una bandera del espacio en el que se referencia Carrol: Nueva Centro Derecha (NCD).

La NCD es un espacio que unió a Carrol, al exagente de la AFI y a importantes referentes del PRO. Por ejemplo, el 2 de enero pasado, en otra fotografía subida a las redes, se lo ve a Gorostiaga con Carrol, Almeida, Waldo Wolff y Patricia Bullrich con la bandera de esa agrupación. Danann posteó junto a esa foto: “Estuve presente en la inauguración del primer local halcón en CABA”. Y le agradeció a Bullrich y al espacio Nueva Centro Derecha “por el incansable trabajo que hacen por la unidad de la verdadera oposición”.

Atento a la difusión de su relación con el espía macrista, Carrol posteó el 7 de noviembre pasado una foto frente a la Casa Rosada en la que se lo ve junto a Gorostiaga y Almeida con el texto: “El eje del Mal! Todo cierra…” y arrobó a C5N y a quienes aparecen en la imagen.


Carrol se solía manifestar en contra del gobierno. El 22 de agosto, cuando el fiscal Diego Luciani cerró su alegato en la causa Vialidad, había posteado su visita a Comodoro Py: “Bancando al fiscal Luciani”, escribió en su Instagram. Y agregó: “Condenen a la chorra”. Aquellas jornadas, en las que Luciani pidió 12 años de cárcel para CFK y su inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, fueron muy movilizantes para la ultra derecha. El 23 de agosto, por ejemplo, desde Revolución Federal se movilizaron hacia lo de Cristina.

El exespía Gorostiaga también aparece vinculado a otro referente de la ultra derecha que mantuvo una relación sentimental con Brenda Uliarte meses antes del atentado: Eduardo Prestofelippo, el influencer conocido en las redes sociales como “El Presto”, quien le deseó la muerte a CFK y tiene fotografías con Patricia Bullrich y el dictador Rafael Videla. En el Instagram de Danann se pueden ver fotografías del exespía junto al Presto. Una de las tantas imágenes en las que se los puede ver juntos fue posteada el 8 de septiembre pasado, una semana después del atentado a CFK.
El Presto, contó en un vivo por las redes sociales cómo fue su relación con Ulairte. En su narración dijo que tras anoticiarse que la persona con la que había estado era la detenida por el atentado a Cristina se contactó con Gorostiaga. “La cagué”, le dijo al relatarle que en abril había intimado con Uliarte. Según el youtuber, les dijo a los influencers de ultraderecha con los que se contactó: “Nos van a operar con esto”. También aseguró que le comentó a Danann que “seguramente a vos te salte lo de la AFI”. En la búsqueda por defenderse, Prestofelippo terminó confirmando el paso de Gorostiaga por la exSIDE.

Los vínculos de Capuchetti con la AFI cambiemita
En la recusación de Capuchetti, la querella recordó que la jueza visitaba “regularmente” la AFI macrista. Y destacaron que la agencia entonces “estaba dirigida por Gustavo Arribas y Silvina Majdalani, quienes tienen un procesamiento firme por espionaje ilegal al Instituto Patria”. Las visitas a la exSIDE, que reveló El Destape, se dieron antes de que fuera nombrada jueza por Macri y exponen su relación con un sector del macrismo.
Tal como publicó Ari Lijalad en este medio, Capuchetti estuvo al menos 6 veces en la exSIDE. Esos 6 ingresos quedaron registrados en el libro de acceso a la casa de los espías y ocurrieron entre el 19 de marzo y el 3 de diciembre de 2018. En las primeras cinco oportunidades fue a ver a Majdalani, la entonces subdirectora de la agencia. En la última, se encontró con Arribas. Pocos días antes, el 15 de noviembre, Macri había enviado su pliego al Senado para designarla al frente del juzgado federal Nº 5 de Comodoro Py.
“La causalidad parece ser visitar la AFI y luego ser nombrada jueza federal”, señalaron los abogados de CFK en la recusación. Y agregaron: “Como si esto fuera poco, el trabajo de la Comisión Bicameral de Inteligencia mostró que la hermana de Capuchetti trabajó en escuchas en la dirección de Contrainteligencia durante el espionaje ilegal al kirchnerismo. Específicamente, se habría desempeñado en la Base Pilar, uno de los focos del llamado ‘Proyecto AMBA’. En esa base, por ejemplo, se realizaron trabajos de inteligencia ilegal sobre personas que se sacaron una foto con Cristina Kirchner”.

Para los abogados esta es una clara manifestación de parcialidad: “A esta parte ya no le queda de dónde agarrarse para confiar en la imparcialidad de la jueza”.

Al rechazar apartarse del caso del atentado, la magistrada no se refirió a sus visitas a la AFI.
Carrol quedó involucrado en caso del atentado a CFK porque Sabag Montiel escribió una carta desde la cárcel en la que pidió que el dirigente de derecha le contrate un abogado privado. El dirigente de NCD dice no saber por qué el joven que gatilló a centímetros de la cabeza de la vicepresidenta lo nombró.

La querella recordó que “Carrol había dado una charla con Brenda Uliarte en Instagram pocos días antes del atentado (18 de agosto) y, en sus redes, constaba una serie de publicaciones de extrema violencia hacia Cristina Fernández”. El 18 de agosto, Brenda había concurrido a una manifestación violenta frente a la Casa Rosada con la organización Revolución Federal.
En la causa del atentado también consta un informe de la PSA que identificó que existieron comunicaciones entre Carrol y Uliarte, y que Uliarte y Sabag Montiel habían ido al cumpleaños de Martín Almeida, un amigo de Carrol. Según afirmó Carrol en su testimonial, la invitación al cumpleaños se dio en el vivo de Instagram, que fue en los días previos a la fiesta. Y que tras ese encuentro no volvió a tener contacto con Brenda hasta el atentado cuando intentó contactarla porque un abogado conocida quería ofrecerse como defensor. Almeida también es parte del espacio Nueva Centro Derecha y el día del atentado, el 1 de septiembre, le había mandado un mensaje a Uliarte, que decía: “¿Se pudrió?’”. También fue citado como testigo.

En el pedido de apartamiento a la jueza, la querella criticó que solo se haya convocado a Carrol y Almeida como testigos. Habían reclamado una ampliación de las medidas, que incluían el allanamiento y el secuestro de los celulares de ambos. “Para nuestra perplejidad, cuando las pruebas empezaban a dar resultados, la magistrada decidió frenar esta línea. Nunca allanó a Carrol ni a Almeida y este tramo de la causa terminó por filtrarse a la prensa, lo que hirió de muerte toda posibilidad de éxito”, afirmaron Aldazábal y Ubeira.

Fue por insistencia de la querella que Capuchetti terminó por secuestrar el celular de Carrol “pero lo dejó irse con otro (él mismo dijo que tenía dos) para ‘no interferir con su trabajo’ y porque el segundo teléfono ‘era el que usaba para la política’. Naturalmente, tampoco secuestró el celular de Almeida”, se quejaron los letrados de Cristina. “La jueza les dio total crédito a sus testimonios y cerró esta línea de investigación”, cuestionaron los abogados.

La “línea Carrol” tiene puntos de contacto con la pista que apunta a Gerardo Milman, también obstaculizada por Capuchetti. Se trata de una conexión “que la jueza se negó explícitamente a investigar, aunque esta parte se la solicitó en reiteradas ocasiones”, destacaron los abogados. Y añadieron: “Había más de un indicio que permitía unir a estas personas. Uno eran todas las fotos de la Nueva Centro Derecha con el entorno de Patricia Bullrich, de quien Milman fue viceministro durante el macrismo. Otro, mucho más concreto, era que, según una información que llegó a oídos de esta parte, Carrol habría realizado varios viajes al exterior con el jefe de gabinete de la Dirección de Inteligencia Criminal a cargo de Milman en el Ministerio de Seguridad, Fernando Ángel Villares”.

Miss Argentina en el submundo de la inteligencia
Una de las asesoras de Milman que prestó testimonio en la causa y fue apuntada por la querella estaba relacionada junto a su hermana a la mentada Dirección de Inteligencia Criminal. Se trata de Carolina y Daniel Gómez Mónaco. Carolina declaró como testigo en la causa del atentado. Su testimonio derivó en un choque entre la querella y la jueza. Los abogados de CFK consideraron que había que investigarla y la magistrada no compartió ese criterio.

Tal como da cuenta una denuncia penal por enriquecimiento realizada por el abogado Yamil Castro Bianchi contra Milman y las hermanas Gómez Mónaco, tanto Carolina como Daniela fueron designadas en septiembre de 2017 en el ministerio de Seguridad, donde Milman era el Nº 2. “Carolina Gómez Mónaco fue designada titular de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito (ESID), que funcionaba en el ámbito de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DiNiCri)”, se indicó. “Hasta ese momento, la joven abogada no registraba antecedentes o referencias públicas más allá de haber sido ganadora del certamen Miss Argentina 2012”, se añadió. “Nada vinculado a la inteligencia criminal”, destacó Castro Bianchi. Por su parte, el abogado indicó que Daniela Gómez Mónaco “fue designada como jefa de la administración DiNiCri, es decir a cargo de los fondos de la dirección y el manejo de los fondos reservados del área”. Ese caso quedó radicado en el juzgado a cargo de Julián Erconili. Interviene el fiscal Guillermo Marijuan.


Los abogados de CFK resaltaron en el caso del atentado un dato que aportó Castro Bianchi en su denuncia: que Carolina Gómez Mónaco es socia en un centro de danzas y fitness de María Alejandra Mroue. ¿Quién es Mroue? Además de socia de la asesora de Milman trabaja como periodista en Crónica. Según los abogados de Cristina “es, ni más ni menos, que la periodista del programa en el que hicieron sus primeras apariciones Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte". Coincidencias curiosas: Carrol también es profesor de fitness.

En la causa del atentado contra la vicepresidenta, la querella también critica a la jueza por no avanzar en la “línea Milman”. "Cuando la maten yo voy a estar en la costa", le escuchó decir a Milman en la víspera del atentado un testigo que declaró en la causa a cargo de Capuchetti. De acuerdo a ese testigo, el diputado de JxC, el 30 de agosto pasado, le dijo esa frase a dos mujeres en el bar Casablanca. Eran las asesoras de Milman, Ivana Bohdziewicz y Carolina Gómez Mónaco. Los datos contextuales brindados por el testigo se corroboraron. Él estuvo ese día en ese bar ubicado frente al Congreso. También Milman junto a las dos mujeres. Y se constató que al día siguiente el exnúmero 2 de Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad viajó a Pinamar. Pero Capuchetti también desistió de profundizar en esa línea investigativa.

Por cierto, en la actualidad, Milman integra la comisión bicameral de control de los Organismos de Inteligencia. En ese mismo cuerpo era asesor de un legislador PRO Gastón Marano, el actual abogado de Gabriel Carrizo, detenido y procesado al igual que Uliarte y Sabag Montiel en la causa del atentado contra la vicepresidenta.

El celular borrado
Otro episodio clave que involucra a Carrol es el borrado del contenido de su celular el día previo a declarar como testigo frente a Capuchetti. El dirigente concurrió a Comodoro Py el 25 de octubre. Según un peritaje, eliminó todos los datos de su celular el 24 de octubre.

La querella destacó en la recusación que Carrol “aportó un celular que había borrado por completo el día anterior y, con la venia de la jueza, logró irse con otro, que dijo que usaba ‘para la política’”. “Esto genera más de una inquietud. De máxima, no podemos descartar que alguien le haya avisado a Carrol que iba a tener que declarar al día siguiente. Es que la posible vinculación de Carrol con la causa ya había salido en los medios hace días, pero Carrol solo borró su celular antes de declarar”, remarcaron los abogados de CFK.

“De mínima, es evidente que Carrol tenía cosas para ocultar. De lo contrario, no se explica no solo que haya borrado el celular, sino que no haya dicho nada al entregarlo”, añadieron Aldazábal y Ubeira.

¿Alguien le pudo haber avisado a Carrol que estaba por ser citado como sostiene la querella?

“Cabe recordar que la jueza negó el allanamiento y el secuestro de los celulares de Carrol por casi tres semanas, y que solo lo convocó a declarar cuando su nombre se hizo público. Incluso, resistió esas medidas luego de que la PSA identificará contactos entre Carrol y Uliarte”, añadieron los representantes legales de la vicepresidenta.

¿Por qué la jueza actuó de esta manera? El interrogante aún no tiene una respuesta contundente. Por lo pronto, la querella reclama que se aparte a la magistrada del caso por su falta de imparcialidad. Capcuhetti rechazó ser parcial y se negó a dejar la causa aunque no se refirió a sus vínculos con la AFI macrista. Ahora el juez Leopoldo Bruglia, nombrado a dedo por Macri en la Cámara Federal porteña, tendrá que definir si le da la razón a la magistrada o a la querella.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS