sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº3853
Diario Full » PERIODISMO DE PERIODISTAS

Por el crecimiento de la droga en La Plata: el diario El Día ofrece un mail para hacer denuncias

A través de una editorial firmada por su director, Raúl Kraiselburd, el diario más influyente de la región mostró su preocupación ante la situación en la ciudad capital. [email protected]


TAGS: KRAISELBURD

La terrible situación que viven los rosarinos, como la que sufren desde hace años
los habitantes de varios países latinoamericanos, es un doloroso llamado de
atención para que se hagan todos los esfuerzos en impedir el desarrollo del
narcotráfico, a través del cual se comercializan sustancias que provocan grandes
daños en la salud de quienes las consumen, además de producir la riqueza de las
bandas, que se convierten en un poder violento y destructivo con sus negocios
dedicados a las drogas.
Aparentemente, el Gran Rosario es la única región del país en la cual la
comercialización ilegal de drogas alcanzó un desarrollo importante. En realidad,
cabría desear que efectivamente fuera así, porque en el Gran La Plata, como más
o menos en otras concentraciones densamente pobladas del país, la venta de
estupefacientes ha crecido exponencialmente en los últimos 20 años.
Ocurre que en nuestra ciudad no se desató una disputa de la violencia que
adquirió en Rosario el enfrentamiento entre dos facciones cuyo objetivo era
monopolizar el comercio ilegal de drogas. Solo un homicidio cometido el 9 de
noviembre del año pasado fue considerado una consecuencia de un choque entre
distribuidores de sustancias toxicas, pero puede dudarse que haya sido el único.
Sin embargo, son cada vez más numerosos los asaltos o atracos en los cuales los
delincuentes utilizan una inusitada violencia sobre las victimas que no se resisten
y que luego atribuyen la actitud de los malhechores a la exaltación sin límite que
puede ser producto del consumo de alguna droga.
Como muchos otros aspectos de la vida de los argentinos, el Gran La Plata
incluido, no existen estadísticas ni cálculos confiables que puedan ser tenidos en
cuenta para estimar la difusión del consumo de sustancias distribuidas por los
narcos. Sin embargo, es posible afirmar que se ha difundido en todos los estratos
sociales y desde entre adolescentes a personas mayores.
Es necesario aplicar una política de prevención que ante hechos en que los
delincuentes aplicaron excesiva violencia ante victimas que no se resistían se
investigue especialmente para individualizar a los culpables y determinar si
actuaban bajo los efectos de algún estupefaciente, y a partir de allí llegar a los
proveedores. Claro que es más fácil y simple actuar en algunas barriadas en las
que los vecinos, afirman que los puntos en que se venden los estupefacientes son
conocidos y que no rotan muy a menudo podrían llevarse a cabo procedimientos
a fin de impedir el desarrollo de ese comercio ilegal. Además, en las ocasiones en
que la policía realiza controles vehiculares se debería prestar especial atención a
este problema, aunque los agentes del orden sostienen que existen cuestiones
legales que les impiden actuar más allá que para verificar si los conductores están
habilitados y no están bajos los efectos del alcohol, si el vehículo está en
condiciones, si se pagaron los impuestos, y nada más.
La realidad demanda que se intensifiquen todas las tareas policiales y judiciales
para impedir el crecimiento del tráfico cuyas consecuencias viven los rosarinos.
Todos los habitantes deben colaborar en esa tarea y el diario como una simple
contribución ofrece el mail [email protected] para que cualquier vecino haga
llegar información al respecto.
El diario ofrece un mail para cualquier información que ayude a luchar
contra este flagelo

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS