lunes 30 de enero de 2023 - Edición Nº3414
Diario Full » SOCIEDAD

La historia que pocos cuentan detrás del negocio del hotel "glamour" de la Caja de Médicos en 51 Y 9

Lo construyeron con dinero de la Caja de Médicos, un organismo que paga jubilaciones miserables y cobra cuotas cada vez más caras. Los médicos se organizan para sacar a la luz semejante chanchullo.


TAGS: CAJA, MéDICOS, HOTEL
No todo lo que brilla es oro. Detrás de la inauguración del super hotel  de 9 y 51 flota una historia que pocos se animan a contar. Una realidad  que a los políticos que fueron tirarse en palomita sobre los sánguches de miga, poco les importa. Acaso porque la desconocen o porque no les  conviene hablar de ella.
El hotel inaugurado por la longeva almorzadora televisiva, con  presencias que algunos medios describieron como “de la farándula” pero  que por lo que se vio no pasaron de la ex modelo Teté  Coustarot, fue construído con dinero de la Caja de Médicos de la  Provincia.
 
LO QUE NO SE CUENTA
 
No se sabe cuánto costó, ni cuánto se invirtió. Pero sí hay certeza de  que fueron muchos millones de pesos. Se ha presentado al asunto como una   buena noticia para la ciudad que suma así 100 habitaciones a su escasa oferta hotelera. Habitaciones que se estima no bajarán de los 6 mil  pesos la noche. Se dice que es bueno para el turismo, especialmente el de “convenciones y congresos”. Pero detrás del “glamour” hay cosas verdaderamente importantes. Como  siempre ocurre, detrás de las grandes tonterías promocionadas como  trascendentales, hay cuestiones serias de las que nadie habla.
 
JUBILACIONES MISERABLES
 
Por ejemplo, que a los médicos bonaerenses la Caja que puso la millonada  para la construcción del súper hotel les descuentan 5.000 pesos por mes  como aporte jubilatorio. Y que al cabo de 35 años de pelarse el tujes un  médico no puede aspirar a cobrar una jubilación de más de 25 mil pesos. 
Una miseria escandalosa ante la pornográfica inversión. A los que se quejan, en las Caja les dicen que no hay plata para  aumentarles. Claro, la plata está en la alfombra roja por donde por estas horas  hicieron caminar a M. Legrand. “Dijeron que hacían el hotel para los médicos del interior que tuviesen  que venir a La Plata”, contó una profesional indignada que habló con  Diario Full.
 
LUCHEMOS POR UNA CAJA JUSTA
 
Un médico jubilado tendría que volver a trabajar doble turno para poder  pagar el costo de un fin de semana en el hotelazo que hicieron con su  dinero. No todo lo que brilla es oro. Y detrás de la estúpida palabra glamour,  suele haber alguna chanchada.
En tanto, en un artículo que publica el portal platense Info Blanco Sobre Negro, cientos de profesionales, disconformes con la forma en que se administra el ente previsional, se comenzaron a organizar para exigir que los aportes vuelvan en beneficios para los afiliados.
En el artículo del periodista de ese medio Martín Mazzoleni, la presidenta de la Asociación de Profesionales del Hospital de Niños de La Plata y referente del proyecto “Luchemos por una Caja justa”, Zulma Fernández, expresó : “Las cuotas del aporte jubilatorio aumentan en forma desproporcionada y no se condicen con los incrementos salariales acordados por los gremios ni con las actualizaciones de las jubilaciones, pensiones y subsidios”.
 
CUOTAS CARAS, JUBILACIONES BARATAS

“Hay médicos a los que les cuesta llegar a fin de mes, sobre todo los que hacemos prácticas clínicas”, señaló, y agregó: “Fuimos a hablar con el director del Distrito 1, correspondiente a La Plata, y nos dijo que desde hace dos años pierde todas las votaciones en la Caja porque los otros 9 directores que representan al resto de la Provincia votan a favor de aumentar las cuotas, pero no las jubilaciones”. Fernández pudo acceder a un balance de la Caja y se enteró de que el organismo tiene un superávit de 2.751 millones. Pero las jubilaciones son de 26 mil pesos, las pensiones de 18 mil y los subsidios por enfermedad de 23 mil, con un tope máximo de 2 años. Además del hotel 5 estrellas de La Plata, la Caja tiene campos en Misiones y Entre Ríos, cocheras en Puerto Madero y muchas otras “inversiones”.

NI TUVIERON LA DECENCIA DE INVITAR A LOS QUE FINANCIARON LA FIESTA

“Armamos un panfleto y lo pusimos en las redes para ver qué opinaban los demás médicos de toda la Provincia. Nos sorprendimos con la respuesta, porque fueron cientos los que expresaron su enojo con la Caja”, contó Zulma, y agregó: “Armamos un grupo de Whatsapp y colapsó. Hicimos otro en Telegram que suma más de 1.600 integrantes”.

“La inauguración del hotel generó mucho odio entre los profesionales, porque cada pared de ese edificio majestuoso fue construido con el dinero que aportamos los médicos todos los meses. Las autoridades de la Caja ni siquiera nos invitaron al primer acto de inauguración”, contó la médica del Hospital de Niños.

Y agregó: “La inauguración del hotel con toda la farándula fue tomada como una tomada de pelo por los médicos de toda la provincia. Nos dijeron que el beneficio para nosotros será pagar 2 mil pesos por noche en el hotel. Es un chiste. No sabemos cuánto le paga Álvarez Argüelles a la Caja por la administración del hotel”.

JUNTAN FIRMAS

“Luchemos por una Caja justa” está juntando firmas con una serie de peticiones que serán llevados en marzo a las autoridades del organismo. Ese día pedirán una reunión para poder hablar sobre la forma en que se está administrando los aportes que deben realizar los profesionales en forma obligatoria.

“La Caja nunca comunica las asambleas y no cuenta nada sobre sus inversiones, ni sobre sus rendimientos. Queremos que haya menos inversiones en renta financiera y que aumenten las jubilaciones”, reclamó Fernández. Las asambleas son cerradas, sólo pueden acceder los directores y los asambleístas. En los últimos dos años, el único distrito que votó en forma disidente fue el de La Plata. Los asambleístas del interior cobran un jugoso viático, equivalente a un litro de nafta súper por cada kilómetro que recorren para venir a la ciudad a participar de las asambleas.

Por otra parte, Fernández contó otro problema que enfrentan los profesionales en cuanto a la edad jubilatoria. Para acceder a la jubilación de la caja deben tener 35 años de aporte y 65 años de edad. “No todos los médicos tenemos el mismo régimen. En el Romero se jubilan a los 55 años por insalubridad, por lo que tienen que seguir pagando la cuota 10 años más. A nosotros nos pasa lo mismo pero durante 5 años”, señaló.

 
 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS